miércoles, 17 dic 2014

Última actualización:01:45:44 AM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
jSharing - JA Teline III

Obama dice que confía en que el Tribunal Supremo reafirmará la reforma sanitaria

E-mail Imprimir PDF

Washington, (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que confía en que, al final, el Tribunal Supremo reafirmará la validez de la reforma sanitaria de 2010 porque, a su juicio, es "constitucional". "Confío en que el Tribunal Supremo no tomará lo que sería un paso extraordinario y sin precedentes de revocar una ley que se aprobó por una firme mayoría en un Congreso elegido democráticamente", dijo Obama, durante una rueda de prensa conjunta con su par mexicano, Felipe Calderón, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper.

"Es constitucional. Esa no es sólo mi opinión, sino la opinión de expertos legales en toda la gama ideológica, incluidos dos jueces de un tribunal de apelaciones muy conservadores", afirmó Obama.

Para Obama, el caso ante el Tribunal Supremo es un "buen ejemplo" de la advertencia de que un grupo de jueces no elegido por el pueblo revoque una ley, por lo que reiteró su optimismo de que el Supremo reconocerá esa realidad y "no dará ese paso".

"Esto no es un argumento abstracto. La carencia de la disponibilidad de cuidado de salud afecta la vida de las personas" y la reforma ya ha dado cobertura a 2,5 millones de jóvenes, enfatizó Obama.

La semana pasada, a lo largo de tres días, el Tribunal Supremo escuchó argumentos orales a favor y en contra de la reforma sanitaria, centrándose en cuatro aspectos fundamentales sobre la constitucionalidad de la medida, el principal logro del mandato de Obama y que fue aprobada por el Congreso en 2010 sin apoyo de la oposición republicana.

El tema central, del que dependerá la supervivencia de parte o la totalidad de la reforma, gira en torno a si el Congreso puede o no, dentro de sus potestades constitucionales, exigir a los estadounidenses tener seguro médico obligatorio bajo pena de una multa.

Entre sus elementos, la compleja reforma sanitaria -la mayor en casi medio siglo en EE.UU.- exige que a partir de 2014 todos los estadounidenses que no tengan seguro a través de sus empleadores o los programas de beneficencia social lo adquieran o paguen una multa.

Obama destacó una serie de beneficios de la reforma sanitaria y pidió tanto a la opinión pública como a los nueve magistrados del Tribunal Supremo que entiendan que sin el seguro médico obligatorio, no habría un mecanismo que permita la cobertura de salud a personas con problemas médicos preexistentes.

Es la primera vez que el mandatario estadounidense se pronuncia directamente sobre el debate nacional en torno a la reforma sanitaria, que se ha convertido en un tema electoral. Los republicanos han prometido revocarla si recuperan la Casa Blanca en noviembre próximo.

Obama hizo esas declaraciones durante una rueda de prensa conjunta al término de una cumbre trilateral con Calderón y Harper, con el fin de estrechar aun más la cooperación en materia de seguridad y prosperidad económica de América del Norte.

El presidente estadounidense, Barack Obama (c), su homólogo mexicano, Felipe Calderón (i), y el primer ministro canadiense, Stephen Harper (d), comparecen en una rueda de prensa conjunta en la Rosaleda de la Casa Blanca en Washington, EE.UU. EFE


blog comments powered by Disqus