jueves, 30 oct 2014

Última actualización:08:22:42 PM GMT

    

La Voz de Conneticut

Banner
    
jSharing - JA Teline III

Al menos siete muertos tras un tiroteo en una universidad cristiana de Oakland

E-mail Imprimir PDF

AFP.- Al menos siete personas fueron asesinadas este lunes en un tiroteo en una universidad cristiana de California fundada por un pastor coreano. La policía detuvo al supuesto agresor, descrito como un hombre de unos 40 años, antiguo estudiante y también de origen asiático. El asalto se produjo en la Universidad Oikos, un pequeño centro de un centenar de estudiantes que ofrece cursos de medicina oriental y cuyo objetivo es el estudio de la Iglesia coreana-americana. La facultad se encuentra en Oakland, a 20 kilómetros de San Francisco y en una comunidad marcada por la inmigración de China y Corea.

Sobre las 10.30 de la mañana, el asesino entró en una clase dentro de uno de los edificios en el campus y se puso a disparar. La policía de Oakland aseguró que al menos seis personas murieron y otras tres fueron heridas de bala.

Los agentes tardaron en llegar al campus, ya que la primera llamada de alerta no llegó hasta pasados 20 minutos desde el inicio del tiroteo. Cuando se desplegaron, el asesino había escapado del campus. La detención se produjo un par de horas después en un centro comercial de Alameda, una isla enfrente de Oakland. Los agentes no descartaron, en principio, que hubiera algún otro asesino suelto y desalojaron con cuidado a los estudiantes, escondidos en armarios y clases cerradas. Algunos fueron evacuados en coches blindados.

El supuesto asesino había estudiado Enfermería en Oikos, aunque no está claro si fue expulsado o dejó la facultad de manera voluntaria, según el presidente de la Universidad, Jonging Kim, el pastor de una Iglesia coreana multicultural que fundó el centro hace una década. El pastor aseguró que escuchó una treintena de disparos. "Me quedé en despacho", explicó al 'Oakland Tribune', imitando el sonido del tiroteo.

Los jóvenes heridos pidieron ayuda en la calle, según varios testigos. "Escuché disparos. Una mujer salió corriendo con un brazo ensangrentado", contó a una radio local Brian Snow, uno de los testigos en un banco cercano. La mujer gritaba, "me han disparado, me han disparado".

Éste es el incidente más grave de los últimos meses en un campus universitario en Estados Unidos. En diciembre, dos personas fueron asesinadas en un tiroteo en Virginia Tech, la Universidad traumatizada por la matanza de 32 personas en 2007.


blog comments powered by Disqus