martes, 02 sep 2014

Última actualización:08:55:57 AM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
Banner
jSharing - JA Teline III

Empleo EEUU avanza, indiferente a efectos de tormenta Sandy

E-mail Imprimir PDF

WASHINGTON (Reuters) - Los empleadores en Estados Unidos contrataron más trabajadores de lo esperado en noviembre, con el mercado laboral mostrando un aparente reducido impacto por el paso del huracán Sandy y el crecimiento del sector manteniéndose en un ritmo estable pero lento. Al mismo tiempo, la tasa de desocupación cayó a cerca del menor índice en cuatro años, pero solo debido a que muchas personas dejaran de buscar trabajo, atenuando las sorpresivas noticias sobre el crecimiento de empleos.

El fuerte descenso en la confianza del consumidor en diciembre también ofreció cierta cautela sobre la salud de la economía.

El empleo no agrícola aumentó en 146.000 puestos el mes pasado, después de avanzar en 138.000 en octubre tras revisar la cifra de ese mes, dijo el viernes el Departamento del Trabajo, desafiando las expectativas de una fuerte reducción tras la poderosa tormenta Sandy.

El Gobierno dijo que la tormenta que azotó la densamente poblada Costa Este del país no tuvo un efecto sustancial sobre el empleo durante el mes pasado.

Los mercados financieros en Estados Unidos parecieron depositar más confianza en las cifras de crecimiento en las nóminas. Las acciones abrieron al alza, el dólar se fortaleció y los precios de la deuda del Gobierno estadounidense cayeron.

"El mercado laboral no está empeorando, pero tampoco está mejorando mucho", dijo Jacob Oubina, economista senior de RBC Capital Markets en Nueva York.

La expansión del sector laboral en noviembre estuvo en línea con la tendencia que ha prevalecido durante todo el año.

El crecimiento del sector ha promediado 151.000 empleos por mes desde enero, lo suficiente para arrastrar a la baja la tasa de desempleo, pero solo lentamente. Economistas dijeron que normalmente se necesitan entre 200.000 y 250.000 empleos al mes para alcanzar un progreso real.

El descenso de 0,2 puntos porcentuales en la tasa de desempleo el mes pasado, al 7,7 por ciento, su menor nivel desde diciembre del 2008, reflejó una contracción de la fuerza laboral, medida según un sondeo a familias.

Los economistas en general dependen más fuertemente de las lecturas de nóminas que de los largos sondeos que ofrecen los empleadores.

Aunque el aumento de empleos en septiembre y octubre fue revisado para mostrar que se crearon 49.000 menos empleos de lo reportado inicialmente, la revisión se concentró en el sector del Gobierno.

El crecimiento de empleos en el sector privado se desaceleró en noviembre a 147.000 desde 189.000 en octubre, pero el ánimo se apoderó de los economistas dado que el retroceso no fue mayor a raíz de la tormenta.

"Aunque queda más trabajo por hacer, el reporte de empleos de hoy (viernes) ofrece mayor evidencia de que la economía estadounidense continua recuperándose de las heridas infringidas por la peor crisis desde la Gran Depresión", dijo Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

PREOCUPACIÓN POR ABISMO FISCAL

El empleo sigue estando frenado por el temor del Gobierno de no poder prevenir el denominado "abismo fiscal", que significan 600.000 millones de dólares en aumentos de impuestos y recortes automáticos al gasto público a partir de principios del próximo año.

La crisis de deuda en Europa también ha pesado en el mercado laboral estadounidense.

Las preocupaciones sobre el "abismo fiscal" afectaron la confianza del consumidor a inicios de diciembre. El índice de la confianza de los consumidores estadounidenses elaborado por Thomson Reuters y la Universidad de Michigan cayó a 74,5 en su medición preliminar para diciembre, el nivel más bajo desde agosto.

El dato estuvo lejos de la cifra reportada en noviembre de 82,7 y de la mediana entre economistas consultados por Reuters que esperaban una lectura de 82,4.

"La confianza cayó a principios de diciembre porque los consumidores se enfrentaron a la creciente probabilidad de que un estancamiento político pueda llevar al país al 'abismo fiscal'", dijo en un comunicado el director de la encuesta, Richard Curtin.

Con el mercado laboral lejos de recuperarse del todo, las autoridades de la Reserva Federal, que se reunirán el martes y el miércoles, parecen dispuestos a mantener su política monetaria en su actual postura ultra expansiva.

Economistas han dicho que un endurecimiento de la política fiscal prevista para el próximo año, incluso si se alcanza un acuerdo para evitar por completo el "abismo fiscal", es motivo suficiente para que el banco central de Estados Unidos mantenga esta postura.

La debilidad del mercado laboral llevó en septiembre a la Fed a lanzar un programa de compra mensual de 40.000 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas para reducir los costos de deuda.

En el vasto sector de servicios privados, el empleo minorista ganó 52.600 puestos laborales, mientras que los servicios profesionales y las empresas generaron 43.000 empleos más. En los trabajos temporales la contratación aumentó en 18.000.

Por su parte, en el sector de bienes de producción, el empleo manufacturero cayó en 7.000 puestos. En tanto, las nóminas en la construcción descendieron sorprendentemente en 20.000, a pesar de un aumento en la construcción de viviendas, que se está beneficiando de la postura de política expansiva de la Fed.

Las ganancias promedio por hora trabajada aumentaron cuatro centavos, mientras que la duración de la semana laboral promedio se mantuvo estable en 34,4 horas durante noviembre.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado por Rodrigo Charme)



---------------


blog comments powered by Disqus