jueves, 23 oct 2014

Última actualización:01:32:23 AM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
Banner
jSharing - JA Teline III

Los latinos, protagonistas del mejor béisbol del mundo

Una temporada más, la aportación de los peloteros latinoamericanos será decisiva en el béisbol de las Grandes Ligas. Un cóctel de jóvenes valores, estrellas de talento consagrado y el peso de los veteranos.

La historia no deja ninguna duda que la aportación cualitativa y cuantitativa de los peloteros latinos en el béisbol de las Grandes Ligas ha progresado de forma constante hasta llegar a la temporada del 2010, cuando una vez más su protagonismo será tan importante que no sólo se hablará inglés en los campos de juego sino también español.

Desde hace 20 años el béisbol de las Grandes Ligas no sería el mismo sin la aportación de los peloteros latinos que llegan de países como República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, Panamá, México, Cuba, Nicaragua y Colombia, donde los equipos profesionales cada vez tienen más academias para formar nuevos talentos.

Su presencia cada vez mayor y más decisiva ha generado polémicas como la surgida hace varias semanas cuando el jardinero central de los Angelinos de Los Ángeles, Torii Hunter, califico de "impostores" a los peloteros negros latinoamericanos que llegan para quitar el puesto a los afroamericanos, según su opinión.

De inmediato, el piloto venezolano de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, se burló de los comentarios de Hunter y los refutó con argumentos sólidos y objetivos para confirmar que su presencia es no sólo merecida sino necesaria y además bien pagada, todo lo contrario de lo que manifestó Hunter con sus comentarios.
{besps}igallery/peloteros{/besps}
{besps_c}0|39919_1.jpg|Imagen del 2 de noviembre de 2009, del bateador Alex Rodríguez de los Yanquis de Nueva York, una de las estrellas de las Grandes Ligas. EFE/JOHN G. MABANGLO{/besps_c}
{besps_c}0|39919_2.jpg|El campocorto dominicano Hanley Ramírez, de los Marlins de Florida, consiguió el mejor promedio de bateo en la Liga Nacional. EFE/JUSTIN LANE{/besps_c}
{besps_c}0|39919_3.jpg|Imagen del 11 de noviembre de 2009 del jugador de los Cardenales de San Luis, el dominicano Albert Pujols. EFE/SCOTT ROVAK{/besps_c}
{besps_c}0|39919_4.jpg|Imagen del 1 de noviembre de 2008, del lanzador de los Cerveceros de Milwaukee, el mexicano Yovani Gallardo. EFE/CHRIS GARDNER{/besps_c}
"Me dio risa porque cuando dijo, 'ellos los contratan por una bolsa de papas fritas', me acordé, 'bueno, tenemos a los cubanos (Aroldis) Chapman (Rojos de Cincinnati), que le dieron 12 millones (de dólares). Tenemos a (Dayán) Viciedo (Medias Blancas), va a ganar 10 millones", señaló Guillén en referencia a dos peloteros cubanos fichados recientemente por equipos de las mayores.

Sin que haya hecho todavía ni un sólo lanzamiento en las Grandes Ligas, los Rojos ya han firmado a Champan, que desertó en junio del 2009, por seis temporadas y 30,25 millones de dólares.

El protagonismo y la llegada cada vez mayor de peloteros latinoamericanos ha generado desde hace algún tiempo preocupación por la disminución en la cantidad de negros estadounidenses en las mayores, que en el 2008 fueron un 10,2 por ciento, la mayor cantidad desde 1995, según un estudio de la Universidad del Centro de Florida.

Todo lo contrario de lo que sucede con los latinoamericanos que de acuerdo al mismo estudio para el 2009, cerca del 30 por ciento de los peloteros en las Grandes Ligas fueron latinoamericanos.

La misma proporción se espera que haya para la presente temporada que dará comienzo a partir del próximo mes de abril con los peloteros latinos que aportaran una mezcla perfecta de jóvenes valores, el talento de estrellas consagradas y la experiencia de veteranos que marcaran la diferencia en la competición.

Dentro de los nuevos valores se encuentra el venezolano Félix "El Rey" Hernández, el abridor estelar de los Marineros de Seattle, que a sus 23 años firmó un contrato por cinco temporadas y 80 millones de dólares después que la pasada temporada quedó segundo en la votación para el premio Cy Young de la Liga Americana.

Hernández, que la pasada campaña logró marca de 19-5 y terminó empatado al frente de las mayores en cuanto a más victorias, fue seleccionado para su primer Juego de Estrellas, alcanzó su mayor total de ponches (217) y tuvo su promedio de carreras limpias más bajo (2.49).

Su compatriota, el campocorto Elvis Andrus, de los Vigilantes de Texas, se quedó a las puertas de conseguir también el premio de Novato del Año en la Liga Americana, pero se ha ganado ser una de las figuras del equipo para la nueva temporada.

Andrus, de 21 años, gran revelación de la pasada temporada, sufrió una gran decepción al conocer que el premio de Novato del Año se lo dieron al relevista Andrew Bailey, cerrador de los Atléticos de Oakland, que no era favorito de nadie.

Pero su producción de .267 de promedio de bateo, seis jonrones y 40 carreras impulsadas en 145 juegos le han catapultado para ser uno de los peloteros claves esta temporada en la novena de los Vigilantes.

Lo mismo sucede con jóvenes talentos como campocorto dominicano Hanley Ramírez, de los Marlins de Florida, que consiguió el mejor promedio de bateo en la Liga Nacional, con .342, superando al antesalista venezolano Pablo Sandoval, de los Gigantes de San Francisco, que tuvo .330 cuando salió al plato.

El abridor mexicano Yovani Gallardo se proyecta como otro de los jóvenes talentos con los Cerveceros de Milwaukee. Dentro de las estrellas consagradas, el dominicano Albert Pujols, de los Cardenales de San Luis, es el líder por excelencia después que ganó el título de mejor jonronero de la campaña del 2009, con 47 vuelacercas.

Pujols también ganó el premio de MVP por segundo año consecutivo, algo que no había conseguido ningún otro desde Barry Bonds, mientras que su compatriota, Carlos Peña, de los Rays de Tampa Bay, se hizo de ese título, pero en la Liga Americana, al conectar 39 vuelacercas.

Otro dominicano Miguel Tejada llega renovado de vuelta con los Orioles de Baltimore, mientras que el venezolano Miguel Cabrera, será decisivo con los Tigres de Detroit, lo mismo que el mexicano Adrián González en la novena de los Padres de San Diego y el boricua Carlos Beltrán una vez recuperado y listo para estar en los jardines de los Mets de Nueva York.

Dentro de los lanzadores, el venezolano Johan Santana, de los Mets, será el líder de una lista de abridores establecidos como fundamentales en el juego de sus respectivos equipos.

Mientras que la figura del cerrador panameño Mariano Rivera, 15 años como profesional, será sin discusión la del pelotero latino que sirva de enlace entre las actuales estrellas y los veteranos que seguirán aportando su clase y experiencia a las Grandes Ligas.

Rivera, de 40 años, volvió a ser parte clave del triunfo de los Yanquis en el vigésimo séptimo título de la Serie Mundial como lo fue en los de 1996 y 1998-2000 para presentarse de nuevo como figura indiscutible en el bullpen de los Bombarderos del Bronx.
También estará una temporada más en activo, la vigésima segunda, el campocorto venezolano Omar Vizquel, que a los 42 años, en próximo 24 de abril cumple 43, tiene todavía fuerzas para seguir jugando y lo que es más importante enseñando a los jóvenes talentos, esta vez sus nuevos compañeros de los Medias Blancas, su experiencia, clase y genialidad.

Tanto Rivera como Vizquel, ambos seguros futuros miembros del Salón de la Fama, que son los peloteros más veterano en activo, simbolizarán de nuevo la diversidad, pasión y talento como cualidades de los peloteros latinos, que además establecen mejor que nadie una conexión especial con los fanáticos.

Nadie cuestiona ya la admiración y el respeto que se han ganado los peloteros latinoamericanos cada vez que se acerca el comienzo de una nueva temporada.

Tampoco el valor real que tienen reflejado en el dinero que ganan en sus contratos como muestran que siete de los diez mejores pagados son peloteros latinos, con el dominicano Alex Rodriguez (New York Yanquis) el líder al recibir 33 millones de dólares.

Le siguen su compatriota Manny Ramírez (Los Ángeles Dodgers, 24), Beltrán (Mets, 20), el panameño Carlos Lee (Houston Astros, 19), los venezolanos, Magglio Ordoñez (Detroit Tigres, 19), Santana (Mets,19) y Carlos Zambrano (Chicago Cubs, 19), los quisqueyanos Alfonso Soriano y Aramis Ramírez (Chicago Cubs, 17) y Rivera (Yanquis, 15).

Además 10 de los 25 jugadores en Grandes Ligas que han logrado en sus carreras firmar contratos superiores a los 100 millones han sido peloteros latinos, con Rodríguez a la cabeza de todos después de conseguir el mayor de todos, nada menos que 231,5 millones de dólares.

"Lo he dicho muchas veces, en diez años los estadounidenses van a necesitar una visa para jugar este deporte porque vamos a dominarlo. Vamos a hacerlo", reivindicó Guillén.

Mientras, cerca de 200 peloteros latinos, una temporada más, se preparan para seguir siendo un ejemplo de tradición, historia y orgullo en el béisbol en Las Grandes Ligas.

blog comments powered by Disqus
blog comments powered by Disqus