sábado, 20 dic 2014

Última actualización:10:00:00 AM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
jSharing - JA Teline III

Radioemisora WRYM, “La Gigante de Connecticut” cumple 44 años de vida

E-mail Imprimir PDF

Hablar con Omar Aguilera, director de programación o Walter Martínez, administrador general de esta radio estación fundada el 28 de noviembre de 1968, es revisar lo que ha sucedido en nuestra ciudad en las cuatro últimas décadas y acercándonos al medio siglo de vida.

Ambos profesionales fueron testigos del primer desfile puertorriqueño de Connecticut, actividad que continúan cubriendo en vivo y en directo, la selección en 1978 de la señora. Mildred Torres como primera concejal boricua de Hartford, o la elección de Maria Sanchez en 1975 como la primera puertorriqueña en ocupar una posición en la Junta de Educación de la ciudad. Ambos, Omar y Walter grabadora en mano captaron los discursos de activistas como José La Luz, Eugenio Caro, Edwin Vargas y otras celebridades que abogaban en los años setenta por los derechos de una comunidad que despertaba y exigía sus derechos.

“Somos la radioemisora más antigua de la Nueva Inglaterra y nos enorgullece servir a la comunidad por tanto tiempo,” nos dice Omar, un dinámico bonaerense que coincidió con Walter Martínez en un viaje desde la Argentina a los Estados Unidos para probar suerte en el deporte del balompié que en la década de los 60,’ comenzaba recién a cobrar auge en Connecticut. “Hicimos distintos tipos de trabajos como comerciantes en la calle Park hasta que iniciamos un programa en español de media hora a la semana en la WRYM del pueblo de Newington,” dice Omar que afirma que gracias al apoyo de pueblo y de los comerciantes pudieron ir ampliando este primer modesto espacio radial a lo que es hoy día una programación de 24 horas.

Para el señor  Julio Mendoza, director de la organización de Comerciantes Hispanos; Omar y Walter “son unos iconos en la comunidad ya que todos les reconocen como verdaderos activistas de la radio telefonía y pioneros de la radio difusión en español.”

“Desde chiquitos nos gustaba la radio,” afirma Walter quien dijo que no solamente esta forma de comunicación social fue su interés principal.  Con Omar publicaron una primera revista en español, e incluso fundaron un programa en televisión que para ese tiempo fue una gran novedad cuando los que había eran las estaciones del Canal 3, 30 y el canal 24.

“Estos argentinos que ya son ciudadanos del mundo, traían una visión y una misión a cumplir en Connecticut y esta fue el desarrollo de los medios de comunicación en español,” dijo Frank Báez que recuerda que debido a una terrible tormenta de hielo y nieve que azota a Connecticut en la década de los 70,’ la radioemisora WRYM fue el único medio con que contaron los residentes de la región para enterarse de lo que estaba sucediendo. “En aquellos tiempos la WRYM compartía la responsabilidad de informar con la WLVH que transmitía en frecuencia modulada y que dirigía el empresario cubano Grimal Mestre.  Debido a que la WRYM era AM, a la primera se le denominaba “La Grande,” y a la WRYM “La Chiquita,” nos dice William Mercado, propietario del legendario restaurante puertorriqueño Aquí Me Quedo que estuvo localizado primero en la calle Main, cerca de la parroquia de San Pedro, y después frente a lo que fue la escuela Barnard Brown.

Ahora la WRYM que es una de las cuatro estaciones de radio que transmite en español ha ganado la denominación de “La Gigante de Connecticut.”

Cientos son los reconocimientos y placas conmemorativas que están en las paredes de la radio localizada en la avenida Willard donde los antiguos equipos de tubos se han transformado en módulos computarizados donde reinan ahora los discos compactos que reemplazaron la enorme colección de música latina en los tradicionales discos de larga duración en acetato.   Por todo esto, decenas de radioyentes llamaron a la radio el día del aniversario deseándoles que continúen por muchos años más y es que las buenas obras deben perdurar.

JDB


blog comments powered by Disqus
blog comments powered by Disqus