domingo, 23 nov 2014

Última actualización:11:44:37 PM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
jSharing - JA Teline III

“Me preocupan los pozos negros y la papagaya de mi novio”

Tía Julia: Gracias por sus inconmensurables consejos que permiten que nuestras células cerebrales se alimenten de su sabiduría inusitada e insólita.

Soy una muchacha colombiana que se asoma aceleradamente a las 24 pepas y que tengo un novio boricua muy simpático de unos valores encomiables y bueno para bailar cumbia a oscuras.  Este muchacho que es de Río Piedras que no me ha sabido explicar el origen de este nombre egregio ya que sé que los ríos traen piedras pero no sé si predominan en el mismo y en el liquido trasparente insípido y transparente llamado vulgarmente agua, los guijarros y trozos de silicio arrastrados por las aguas furibundas que irán a morir a la mar o el rio simplemente feneció o esta canalizado.

Resulta Tía que en los últimos meses he tenido que luchar en contra de los estereotipos que se han creado hacia las colombianas después de que unas muchachas alegres tuvieron la idea de caer en los brazos de Morfeo con unos guardias de seguridad de Obama.  Yo soy decente y mis valores altruistas y principios arraigados en mi árbol genético, me alejan absolutamente de mujeres que  venden su soma por uno dólares más.

Aunque somos felices ya que Diógenes esta contento conmigo porque ni mi falta ni me sobra en mi anatomía virginal, tiene dos problemas y los explico como decía Mitt Romney que ahora esta más callado que un taco de goma y que sigue hablando del 47% pero usando eufemismos bobos.

El primero es que Diógenes está aterrado por la posibilidad de que nuestra galaxia sea atraída por un hoyo negro espacial que se alimenta de una manera golosa y voraz de planetas, planetoides, lunas, satélites, y soles.

Yo creo que a mi novio se le están ahumando los circuitos conectores de las células cerebrales y que está mirando demasiado para adentro.  Ha dicho que los mayas tienen razón y que aunque eran analfabetos, les agradaba ver correr sangre ajena, y para explicar cosas hacia dibujitos; eran unos generales para las matemáticas y hasta calculaban con exactitud  la edad del sol y de la suegra.

Ahora anda con la cosa ésta de que el mundo se acaba y desea que nos compremos un submarino para lidiar con las terribles inundaciones que cubrirían la superficie terráquea.  Yo le he dicho que se calme y que recuerde que los avisos del fin del mundo los predicaba  (con respeto) Cristo hace más de dos mil años y que aun no pasa nada con el favor de Dios.

El otro problema tía es que este muchacho ha montado en cólera con esto de los resultados del plebiscito en Puerto Rico cuyos habitantes eligieron a un Popular para Gobernador (el que no habla Inglés), pero que votaron en forma inaudita, extravagante y contradictoria diciendo que deseaban ser el Estado número 51 de la Unión, aunque no está claro donde colocarán la nueva estrella en el pabellón nacional de este país.

Por otra parte, como decía un patólogo, Diógenes tiene en nuestro departamento una cacatúa que habla en inglés y español y a la que ha adiestrado para decir sandeces y propaganda política.  Cuando llego a nuestro hogar con ánimo de relajarme, la malcriada me grita “calla renegada sin destino” y la soez palabra  “estadista sucia,” epítetos sub culturales que me cuesta entender ya que soy colombiana y no domino la terminología intrínseca del quehacer cívico de la Isla que me parece bella aunque no tan linda como Cartagena de Indias.

Ahora la maldita ave me grita cuando me voy a trabajar, “adiós vende patria pro imperialista,” o “Yankee go home.”

Usted comprenderá que los agravios de esta ave son inapropiados ya que no corresponden a mi contexto vital de nacionalidad ni cultura.

Mi novio se ríe de estas cosas y después bailando cumbia a oscuras nos contentamos, pero lo del hoyo negro y la cacatúa me tiene los nervios de punta y para mi dormir es más difícil que pellizcar un vidrio.

Le deseo un Feliz Día de Acción de Gracias y además del pavochón, coma tamales que son muy buenos, saludables y tienen vitamina T.
Lizette.




Respuesta
¡Ay Lizette! Como me ha costado leer tu carta y lo que pasa es que algunos colombianos piensan que hablar bien el español es cosa de usar un sinnúmero inextinguible de sinónimos y antónimos que Benjamín Franklin calificaba como redundancias crasas ya que si tu le dices a una persona que es bella, ¿porqué repetir las palabras hermosa, agraciada, graciosa, fastuosa, maravillosa, divina y otras repeticiones inauditas?

De acuerdo al Dr. Ramón de la Pimienta Morrón de Cádiz, el español hablado debe ser directo y sin una aglomeración de epítetos, neologismos, antónimos, seudónimos y otras madres que hacen el hablar más pesado que yacer con jevos de 400 libras en un lecho nimio.

Hablar correcto y de acuerdo a los estudios del Dr. Apolinar Meneses de Souza, no es usar verborrea y por el contrario, utilizar un lenguaje sencillo es más saludable que comer repollo que dicen tiene mucha fibra que ayuda al funcionamiento del colon e intestinos aledaños y a la sana expulsión de gases.  Yendo al grano como decía un dermatólogo especialista en eliminar tatuajes, los temores de tu novio aunque entendibles por esto de las consecuencias funestas y reales del calentamiento global del planeta y las tormentas de progenitora que amenazan las zonas costeras de la tierra; me parecen del todo exageradas y eso del submarino algo más extraño que tortugas con mochila.

De todos modos Noé construyo un arca que era bastante grande y aunque no se sabe de donde saco tanta madera ya que las regiones bíblicas son por lo general mas secas que un estornudo de momia, y los oasis tienen solamente madera de palma.  Trata de calmar sus temores bailando cumbia y bachata de una manera horizontal, le pasas la mano por la superficie del cráneo y le cantas el conocido tema “arrurrú mi niño” como amamantando un niño.  Esto rara vez falla.

Con respecto a lo de la cacatúa, no te recomiendo métodos de modificación de conducta ya que pueden ser dolorosos, pero usa el método de la confusión lingüística consistente en enseñarle palabras en chino, javanés y árabe.  Como el cerebro de estas avecitas no es muy sofisticado, se le creará una ensalada mental y terminará imitando los guturales y desabridos graznidos de los cuervos.

Otra opción es enseñarle insultos políticos que usan los estadistas hacia los populares tales como, “comunista pro castrista,” “rojo leninista/maoísta/guevarista mal parido,” “fallido aprendiz de estalinista extremo,” “papeador insaciable del gobierno” y cosas como estas destinadas a dañar el autoestima del enemigo político, desmoralizarlo o confundirlo provocándole dolores de cráneo.

Finalmente te aconsejo que hables y escribas de una manera más sencilla que puedan entender los niños de escuela intermedia de New Britain, y que te quedes con tu pareja que al parecer de ser bueno, es bueno, pero que tiene cosas algo paradójicas y más singulares que los antojos de Linda McMahon de la que se dice que ahora quiere postularse a gobernadora y sacar de su puesto a Malloy y Mañana.

Te dejo con este pensamiento del filosofo árabe Aberranzen Alfatamín, autor del libro “Donde las dan las toman o la importancia de comer ala de ave:” 
“Por el hoyo por donde entra la dura sospecha, sale sonriente el amor.”
Tu tía que te quiere mucho.
Julia


blog comments powered by Disqus
blog comments powered by Disqus