En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Primera bebé nacida en Año Nuevo tiene sangre hondureña

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NORWALK. Como un milagro de Dios calificó Shoudeline Auguste-Olivia, la venida de su pequeña hija Skye Christy, considerada la “Primer Bebé del año 2017 nacida en Connecticut”, quien es hija de padre hondureño y madre haitiana.

Skye Christy-Olivia, la primera bebé nacida en el Hospital Norwalk del 2017, nació a las 8:30AM, en el día de Año Nuevo y pesó 7.8 libras. Es la primera hija del matrimonio formado por Christian Oliva y Shoudeline Auguste-Oliva.

La niña, que se esperaba venir al mundo días antes de Navidad pesó siete libras, ocho onzas, 20 pulgadas de largo y fue adorada por la familia, el personal del Hospital de Norwalk y los medios de comunicación local.

“La bebé es la más linda de todos los tiempos. Tiene los labios más brillantes. Y ya se ve como una niña”, dijo Rosanne Pascarelli, enfermera de parto que ayudó a la madre para que pueda venir al mundo la pequeña Skye.

La pareja, que estaba en casa viendo una película de Año Nuevo, no tuvo ni idea de cómo de repente Skye haría su primera aparición. “Se suponía que debía venir como el 23 de diciembre. Ella esperó hasta el primero de enero en llegar. ¡Eso es increíble!”, “, dijo Shoudeline.

Al parecer lo que ayudó al nacimiento de la bebé fue la noche anterior cuando Shoudeline le pidió a su marido que dijera una oración para traer a Skye al mundo. ‘Tú deberías tocar mi vientre esta noche y rezar para que venga el bebé’. Y como después de las 12 en punto lo tocó y dijo una oración y dos horas después vino. Fue como un milagro”, repuso emocionada Shoudeline.

“Es una bendición”, dijo Christian, señalando que habían programado una cita médica para el dos de enero creyendo que se debía inducir el parto ante la demora en la venida de la pequeña.

El martes 2 de enero a las 7Am los padres de Skye Christy, la Primera Bebé nacida en Connecticut del Año, fue sometida a las últimas pruebas del pediatra para ser dada de alta, luego de comprobar que la menor se encuentra en perfecto estado de salud; luego de que un día antes provocara la noticia positiva del día al ser la Primera Bebé de Connecticut en venir al mundo en Año Nuevo.

“Nos sorprendió. Ella entró y no estaba aún muy dilatada, así que no esperábamos que viniera tan rápido. Y no tenía medicamentos para aliviar el dolor”, dijo la enfermera Pascarelli, por lo que el parto fue natural solo con el trabajo de la madre.

Como Shoudeline era la única paciente en la sala de parto en el momento, había personal numeroso a la mano para ayudar y junto a su marido lograron traer al mundo a la Primera Bebé del 2017.

Aunque Shoudeline bromeó que su marido sobre la forma tan sensitiva que estuvo durante el parto. “Él me tomó mucho la mano. He tenido a la bebé en forma tan rápida gracias a él, repuso.

“Es genial”, explicó Christian, señalando a que el Día de Año Nuevo ahora tiene mucho más significado. “Ese es el mejor regalo de Año Nuevo”, dijo sobre el nacimiento de su hija.

Christian y Shoudeline empezaron a escribir su historia de amor hace tres años y medio en un bagón del tren. Día con día se veían en la estación de trenes y en uno de esos Chistian se acercó a ella y en forma tímida empezó a entablar conversación.

Días después salieron juntos y hace un año contrajeron matrimonio. Producto de esa unión nació este Primero de enero la pequeña Skye Christy,

Christian Oliva, de 28 años de edad, nació en Olancho en el municipio de San Esteban Honduras, a cinco horas de Tegucigalpa y se mudó a los Estados Unidos en el año 2007. Su esposa, en cambio, tiene cinco años de residir en el país y es nativa de Puerto Príncipe, capital de Haití.

Christian, que trabaja como cocinero profesional, agradeció a los medios de comunicación el tiempo que se tomaron en reportar el nacimiento de su hija como un hecho noticioso positivo para la comunidad; además a sus seguidores en Face Book, incluyendo sus familiares en Honduras, que le felicitaron por el nacimiento de su pequeña Skye.

“Mi familia está muy feliz. Nos sentimos súper bendecidos”, repuso nuevamente y aseguró que en cuanto la niña se encuentra un poquito más grande será presentada ante Dios en la iglesia Centro de Vida II en Stamford, templo al que acude su padre y en la iglesia Bautista-francesa de Norwalk, a la que se pertenece la madre.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top