En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

El papel de la salud y el Medicaid en el presupuesto de Malloy

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

CONNECTICUT.- Alrededor de 9,500 padres de familia perderán el Medicaid, menos envejecientes recibirán cuidado en sus casas, habrá millones de dólares menos del Estado para salud mental y para el tratamiento de abuso de sustancias y los centros de salud universitarios verán sus fondos recortados en un 10% de acuerdo con el plan de presupuesto que acaba de proponer el gobernador Dannel P. Malloy.

El plan se propone cerrar el proyectado déficit de $1,700 millones y muchos de los recortes han despertado preocupación entre proveedores y defensores de los programas de salud y servicios sociales. Como quiera, hay quienes piensan que el plan les provoca mayor optimismo que previas propuestas presentadas por Malloy.

A diferencia de años pasados, cuando Malloy se apoyaba fuertemente en recortes a los programas de salud y servicios sociales, el gobernador esta vez propone afectar otras fuentes de recursos para recortar el déficit, concentrándose más en recortar la ayuda a ciudades y pueblos y en anticipadas concesiones a los sindicatos de empleados de la ciudad.

Heather Gates, presidenta y administradora de Community Health Resources, una agencia de tratamiento de adicción y salud mental, dijo, “prácticamente todos esperábamos recortes más grandes, pero cuando se comienza con un sistema como el que hay, en el que cada dólar cuenta, cualquier reducción forzara al cierre de programas de servicios”.

Entre otros recortes, se incluye el de poner límites a los planes dentales para adultos cubiertos por el Medicaid, reducción de los fondos para entierros de personas pobres, recortes en el monto destinado para hogares de personas mayores, requiriendo a las personas cubiertas por Medicare y Medicaid que paguen más por sus medicinas y reduciendo la elegibilidad para programas que ayudan a beneficiarios de Medicare a pagar sus servicios de salud.

“Este presupuesto erosiona varios programas, desde el de recetas a los de nutrición y otros, gracias a los cuales, las personas mayores pueden seguir viviendo en sus casas y evitar soluciones más costosas”, expresó AARP de Connecticut en una declaración.

Ben Barnes, director de presupuestos de Malloy, reconoció que algunos recortes no son agradables. “Hay numerosos descuentos individuales que son difíciles y no nos agrada afectarlos si no fuera porque tenemos problemas para pagarlos”.

Recortes de Medicaid: Las familias pierden cobertura; recortes en planes dentales

El gobernador propuso varios cambios a HUSKY, el programa estatal de Medicaid, que da cobertura a cerca de 750 mil personas y cuesta cerca de $6 mil millones en fondos federales y estatales.

El plan del gobernador dejará a unas 9,500 personas sin cobertura de Medicaid, al elevar los límites de ingresos para familias con niños menores, pasando del 155% del nivel de pobreza, a 138%, para una familia de cuatro personas. Eso equivale a que los ingresos requeridos pasen de $37,665 to $33,534. El cambio no afecta a menores ni a mujeres embarazadas.

Por años, Malloy ha propuesto reducir la elegibilidad en HUSKY para las familias, alegando que las mismas pueden, en cambio, comprar seguro médico a través del sistema estatal, a precios con buen descuento del gobierno federal. Luego de rechazar pasadas propuestas, los legisladores estuvieron de acuerdo hace dos años, en reducir los límites de ingresos para las familias.

Activistas aseguran que esas familias probablemente terminaran sin seguro antes que pagar por un seguro privado y los datos relativos a recortes anteriores, indican que muy pocas familias compraron seguros a través del programa llamado de intercambio. En diciembre, cuatro meses después que 17 mil familias perdieran su elegibilidad para HUSKY, solo un 16% tenía cobertura a través del programa de intercambio. Otro 39% seguía cubierto por el Medicaid -otras familias calificaban para otras partes del Medicaid o tenían ingresos más bajos que los declarados-. Se desconocía el estatus de otro 42% de las familias, según explicado por funcionarios del Departamento de Servicios Sociales.

“Reconocemos que el estado enfrenta retos para disponer de un presupuesto, pero nos decepciona que el propuesto por el gobernador, vuelve a reducir los niveles de ingreso de las familias de bajos ingresos que están en HUSKY. Desafortunadamente, creemos que una buena parte de esas familias se quedaran sin protección de salud”, dijo Sharon Langer directora de Connecticut Voices for Children. El plan de gobernador Malloy incluye también limites en la cobertura dental de Medicaid para adultos de $1,000 anuales por persona, aunque habrá excepciones en función de necesidades médicas.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top