En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

United Health Foundation anuncia dos nuevas asociaciones y casi $2.5 millones en fondos para respaldar a las familias de Hartford

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

El gobernador Dannel P. Malloy dijo que su día había comenzado de una manera que “ya ocurre demasiado”, al leer el obituario de una joven persona en el periódico de la mañana.

Lo que él piensa cuando lee esos obituarios, es que la persona que muere es otra víctima de la epidemia de drogas que no solo afecta a Connecticut, sino a todo el país.

Malloy hizo esos comentarios al periódico The Village, de Hartford, frente a una audiencia de funcionarios locales y estatales, dirigentes comunitarios y de negocios, así como profesionales de la salud. El gobernador estaba allí para anunciar que el programa The Governor’s Prevention Partnership y The Village for Families & Children recibía $2.35 millones en subvenciones de United Health Foundation, para combatir la epidemia de consumo de heroína y opioides en Hartford.

De izq. a der.: Representante Estatal Jeff Currey; Representante Estatal Angel Arce; Alcalde de Hartford, Luke Bronin; Gobernador Dannel Malloy; Martha Temple, Vicepresidenta de Optum Health; Craig LaFiandra, Vicepresidente de UnitedHealthcare; Jill Spineti, Presidente y CEO de Governor’s Prevention Partnership.

Las subvenciones alimentaran iniciativas separadas de tres años de cada grupo. Esas asociaciones son parte del proyecto para ciudad de United Health Foundation, con el fin de suministrar programas que vinculen las comunidades a servicios de cuidado de la salud y al establecimiento de comunidades más saludables.

Malloy dijo que la actual crisis de drogas es alimentada por varios factores, entre los cuales el “barato” costo de la heroína y la gran cantidad de opioides “circulando sin ser usados” en muchos hogares, una vez que el paciente a quien fue recetado el medicamento, ha dejado de tomarlo.

Esas píldoras no utilizadas, son las que a menudo abren el camino a las drogas entre las personas más jóvenes, dijo el gobernador.

“La adicción es una enfermedad y juntos podemos prevenirla”, dijo Malloy. “Estos programas fortalecerán a las comunidades y a las familias y ayudarán a adolescentes a convertirse en miembros activos y comprometidos de nuestras comunidades”.

“Agradezco a United Health Foundation por esta inversión para ayudar a mejorar el acceso a la salud y para evitar el uso de drogas entre adolescentes. Aplaudo el trabajo de nuestras organizaciones asociadas para garantizar que nuestras comunidades y familias no tengan que seguir luchando con los graves costos de esa enfermedad”, agregó Malloy.

The Village integrará salud del comportamiento y servicios básicos de salud en dos practicas pediátricas ubicadas en East Hartford and West Hartford que son atendidas por el Connecticut Children’s Medical Center. El equipo de médicos primarios, psicólogos y coordinadores de cuidado de la salud, se ocupará de los aspectos de físicos y sociales de cada niño, así como de su bienestar, utilizando chequeos médicos, mejorando la educación de las familias y el proceso de referencias, con el fin de coordinar el cuidado clínico y conectar a las familias con los servicios comunitarios necesarios y prevenir la ocurrencia de serias enfermedades médicas y mentales de niños y de sus familias.

Al final de los tres años de las subvenciones The Partnership y The Village emitirán un informe con sus respectivos resultados y proveerán detalles sobre aquellas iniciativas exitosas que se puedan repetir.

“El futuro de la salud es de integrar el cuidado primario y los servicios de la salud del comportamiento”, dijo Galo A. Rodríguez, presidente y jefe ejecutivo de The Village. “Los fondos ofrecidos por United Health Foundation, nos ayudarán a demostrar que este tipo de sistema integrado, resultara en mejoría de la salud de niños, mejor calidad en el servicio de salud y ahorros a corto y largo plazo”.

El Partnership utilizará los fondos, especialmente en cuestiones relacionadas con el abuso de sustancias en jóvenes hispanos. Según el estudio 2015 Connecticut Youth Risks Behavior, los niños hispanos tienen las tasas más altas de abuso en el uso de sustancias.

En coordinación con Family Life Education (FLE), una organización familiar sin fines de lucro de Hartford, el Partnership se propone:

– Crear un programa para niños, familias y la comunidad, enfocado en el abuso de sustancias entre adolescentes.

– Introducir programas para identificar y referir a servicios de apoyo, a jóvenes con alto riesgo.

“Esta multifacética iniciativa de educación comunitaria, fortalecerá la sensibilización en las escuelas”, dijo Jill Spineti, presidenta y directora ejecutiva del Partnership.

“Aunque es importante educar a la juventud sobre los peligros del consumo de drogas, tanto los padres de familia como otros adultos de la comunidad, pueden jugar un papel esencial, reforzando los mensajes contra las drogas, identificando las señales de uso de drogas antes que se conviertan en un problema más serio y ayudando a las familias a ofrecer a sus niños todo el cuidado que necesitan”, dijo Spineti.

El anuncio de las subvenciones fue saludado con entusiasmo por quienes trabajan en y alrededor de Hartford.

“Trabajando de cerca con estas organizaciones comunitarias para resolver problemas de salud, especialmente el aumento del consumo de drogas entre jóvenes, ayudamos a levantar un Hartford más saludable”, dijo Martha Temple, vicepresidente de Optum Behavioral Health.

El alcalde de Hartford, Luke Bronin, agregó que, aunque le satisface que lleguen fondos para ayudar a combatir esa epidemia, la crisis afecta a cada ciudad.

Bronin señaló que “es una crisis de salud pública que tenemos que enfrentar a través de un esfuerzo que involucre al público y eso es efectivamente lo que se acaba de anunciar”.  El alcalde manifestó que es de su particular agrado, que esos fondos ayudarán a sectores cuyo primer idioma no es el inglés, “algo particularmente importante en Hartford, donde el 43% de la población es de origen hispano”.

La pasada semana, Malloy anuncio las medidas recientes que ha tomado para combatir la crisis de las drogas, que costó la vida a unas 900 personas en el año pasado. Y se refirió a una en particular: que las recetas serán electrónicas.

Actualmente, los facultativos pueden escoger entre recetas electrónicas o en papel de opiáceos. Malloy dijo que una vez que las recetas solo se hagan electrónicamente “reducirán el potencial de fraudes y crearan un sistema manejable de seguimiento.

El pasado año, Malloy firmó una ley que coloca un plazo de 7 días entre receta y receta para tratar de frenar lo que muchas personas califican de “exceso de recetas” de analgésicos.

Finalmente, de acuerdo con el informe anual America’s Health Rankings 2016, en los últimos tres años, la cantidad de muertes por causa de las drogas creció un 44 por ciento en Connecticut. Aunque en la clasificación general Connecticut ocupó el tercer puesto entre los 50 estados, en dicha medida se clasificó en el puesto 28, lo que destaca la necesidad de una mayor colaboración y más iniciativas dirigidas al consumo y el abuso de sustancias en todo el estado. JDB.

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top