En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Lorenza Eliana Báez ha llegado después de un largo viaje en avión…

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no Cuesta Mucho …es gratis


Lorenza Eliana Báez ha llegado después de un largo viaje en avión al aeropuerto de entrada a la república de Fraudland. Esta es su primera visita al país, respondiendo a la invitación de una famosa compañía disquera interesada en adquirir los derechos intelectuales de dos de sus canciones que han ganado popularidad en América y Europa.

La lírica de “Dime siempre la verdad,” y “Sincérate en mi pecho,” ocupan el primer lugar en el ranking musical y Lorenza ha usado sus ahorros para pagar el viaje y la estadía en un hotel de la ciudad de Gotham, sede del gobierno de Fraudland.

Llevando el equipaje de mano y el bolso con su computadora, llega hasta los mesones de la aduana en los que notó que había cuatro filas.Una de ellas frente a la sección“Turistas pacíficos,” “Inmigrantes terroristas,” “Musulmanes,” “Otros.”Un cartel anuncia con grandes caracteres que los viajeros con tarjetas Green Cards deben esperar para entrevistarse con agentes de Inmigración y llenar el formulario, “Proceso de Deportación F-372 A.”

Esto llamó poderosamente la atención de Lorenza que se alineó en la fila de los turistas pacíficosnotando que los pasajeros se miraban entre si y algunos lucían dudosos frente a la disyuntiva de esas opciones.Guardias con las caras pintadas, uniformes negros portando sub ametralladoras y sus perros Pitt Bulls, patrullaban con rostros poco amistosos los corredores de la gran sala.

Después de unos quince minutos llega su turno y avanza a la ventanilla de la persona que examina los pasaportes y la documentación.El oficial Clark la saludó con un afectuoso “Good morning and welcome to Fraudland.”

Una vez que recibió su cómoda maleta de cuatro ruedecillas, llama al celular de su amiga Mary Anne para avisarle que ha llegado, esperando divisarla en el grupo de personas que observan la llegada de los pasajeros.

En vez de la voz de Mary Anne surge a través del celular un mensaje que con voz mecánica le dice “Lo siento pero no estoy disponible sino hasta el doce de abril.Perdone la inconveniencia y que tenga un día feliz.”El mensaje le sorprende a Lorenza y le invade una ola de rabia y temor.Vuelve a llamar pensando haber discado mal, pero de nuevo el bendito mensaje, “Lo siento…”

Amoscadapor esta desagradable sorpresa y recordando lo bien que había tratado a su “amiga” cuando visitó a su país por dos meses y nunca le devolvió los $200 dólares que le pidió prestado ya que según ella le habían robado su cartera en el hotel; llamó un taxi pidiéndole que la llevara al Hotel Muzty que le recomendó un funcionario de turismo en el aeropuerto.

Después de varias vueltas por calles que desconocía le preguntó al sujeto porque se demoraba tanto cuando el hotel Muzty quedaba a solamente diez bloques del aeropuerto.Después de otras vueltas redundantes, el tipo con mala cara la deja frente al hotel cobrándole 40 dólares por el viaje.“Esta carrera la extendió mucho demasiado y cuesta solamente veinte,” reclama Lorenza que cansada del vacilón le arroja dos billetes de veinte y llega a la sala de recepción del hotel.

El funcionario le da la bienvenida y una vez enterado de que Lorenza se quedará tres noches con la posibilidad de extender su visita, le deja saber con una sonrisa jovial el precio de estadía: 275 billetes con baño compartido. “Es un especial de primavera,” acota.

“El folleto que tienen en el aeropuerto en la sección turismo anuncia que la noche cuesta 125 dólares e incluye desayuno y baño privado,” reclama Lorenza pensando en su ya reducido presupuesto.El funcionario le pide el folleto y después de hablar con una señora que parece ser la supervisora regresa y le dice que hay un malentendido y al parecer la imprenta envió los folletos equivocados.

“Le podemos hacer una rebaja de diez dólares y le incluimos el desayuno Continental pero sin baño privado,” le dice el individuo con una sonrisa de ángel de la guarda.

Agotada por el viaje y los tempranos sinsabores, Lorenza llega a su cuarto cuyos ventanales, a diferencia de lo prometido en la fatula publicidad, no dan hacia el parque Central de Gotham, sino que a un tenebroso murallón tenebroso como pared de frontera.

Finalmente y después de una ducha en la que el agua no está suficientemente tibia, se pone cómoda y disca las oficinas de Recording Wernard Co. para confirmar la cita con Mr. Dangernutt y de este modo regresar a su país ya que todos esos enredos la tienen mareada.

“Recording Wernard Company,” responde la voz de una señorita que se identifica como Mabel y que es bilingüe.Lorenza le da su nombre y el motivo del viaje citando un e-mail que recibió en diciembre y una carta oficial de invitación para el asunto de las canciones.

“Mi reunión con Mr. Dangernutt, ejecutivos y abogados es mañana viernes 13 de abril a las 11 de la mañana. Estoy llamando para confirmar un importante contrato,” agrega la cantautora disponiéndose a viajar ese mismo domingo de regreso a Asunción por el asunto de los chavos.

“Espere un momento por favor,” le dice cortésmente Mabel que la deja en el trasfondo con la balada “Eres feo pero siempre te quiero,” de JLo.

Pasan los minutos y nada.

“Alo, alo,” dice Lorenza que después de doce largos minutos de espera decide cortar y llamar nuevamente.Responde Mabel quien se excusa preguntándole con una actitud porque desconectó y agregando que Mr. Dangernutt no recuerda nada de la carta, el correo electrónico ni la cita para el día viernes 13 de abril.

“Pero esto no es posible,” responde Lorenza al borde una crisis de pánico.

“Por favor deme su nombre nuevamente,” solicita la recepcionista mientras se escuchan murmullos de conversaciones en el trasfondo.

“Mi nombres es Lorenza Eliana Báez, mi cita es para mañana viernes a las once de la mañana y he llegado hoy día a Gotham desde mi país. Por favor no me deje esperando que estoy llamando desde mi hotel y me cobran hasta las llamadas locales,” informa la viajera.

“Entiendo y disculpe,” contesta Mabel en un tono cortante.Lorenza escucha voces y susurros, sonido de pasos y hasta una risa sofocada.

Finalmente y después de cinco minutos, le responde otra persona que se identifica como Ms. Paquet que lamenta decirle que el señor Dangermutt está en el hospital y no podrá atenderla hasta el próximo mes de mayo.

“Señorita Packet, es que yo he venido directamente desde mi país para asistir a esta cita, estoy pagando hotel, transportación y ahora usted me dice que el Sr. Dangernutt está enfermo,” replica Lorenza que no puede evitar lágrimas de frustración.

“Perdone señorita Lorenza, pero la secretaria de Mr. Dangernutt no encuentra vestigios de los correos ni del posible contrato al que usted hace mención. En los últimos meses Mr. Dangernutt ha mostrado signos graves de senilidad ya que ayer cumplió 97 años,” dice la interlocutora que le deja saber que es la abogada.

“Este es un problema serio problema legal Ms. Paquet.Me están perjudicando financiera y emocionalmente y hasta el momento he gastado $3,000 dólares.Pido una compensación inmediata,” dice airada Lorenza.En ese momento se corta nuevamente la comunicación, cuando vuelve a llamar nadie responde y pensando que está en un país de locos irresponsables y mentirosos con licencia, Lorenza llama de inmediato a la línea aérea de su país obteniendo un pasaje para el viernes por la noche.

Una vez que tuvo que pagar $100 dólares al hotel por salir antes de tiempo y 40 dólares a un chofer que dio otras vueltas innecesarias, Lorenza está ahora sentada esperando la llamada de su vuelo PAN 120.Para distraerse mira el plasma y observa las noticias del canal hispano.

“Confirmado, presidente Trump mintió al acusar a Obama de interferir sus llamadas telefónicas en la Torre, Paul Manafort mintió en negociado con Ucrania, Steve Bannon afirma que no es racista, Sessions si tuvo contactos con agentes rusos, el general Flynn no dijo la verdad, Trump tuitea afirmando que Hillary es una líder de ISIS.”

Escuchando la confirmación de la prensa acerca de personas de alto nivel gubernamental que mentían sin arrugarse, Lorenza comprendió a cabalidad como se batía el cobre en Fraudland y por eso, desde un chofer de taxi hasta ejecutivos de grandes compañías mentían constantemente.

Mientras espera la llamada para enfilar a su patria donde había mentirosos pero al menos disimulaban, Lorenza tararea una simple canción que aprendió en la escuelita, titulada “El himno de las mentiras.”

“Vamos a contar mentiras, vamos a contar mentiras, vamos a contar mentiras tralala, vamos a contar mentiras tralala, vamos a contar mentiras.”

Es que todo era como un sueño.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top