En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

La familia y la pareja tras un emprendedor visionario, por Carolina Soto

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Emprender es una forma de ver el mundo y de vivir la vida. Desde el momento que se decide tomar éste camino todos los aspectos del ámbito personal y familiar deben adaptarse a este nuevo modo de vida. Nada en ella es “tradicional”, como no lo es el propio emprendimiento. Cualquier aspecto vinculado al entorno familiar de nosotros los emprendedores, es de tanto valor o importancia para el éxito, como el emprendimiento mismo.

Esto no quiere decir que la realidad familiar no sea determinante para el desarrollo de cualquier otra carrera profesional, pero en el caso del emprendimiento tiene particularidades  únicas.

Toda persona que alcanza sus objetivos en la vida profesional y se considera exitoso y en paz consigo mismo, ha tenido que ser capaz de mantener un “obligado equilibrio” en sus intereses familiares. El éxito no es un estado que se construye de “afuera hacia adentro”, es una meta que se conquista partiendo del rincón más profundo e íntimo de las personas. Si la persona no se siente bien consigo mismo y con quienes lo rodean, tampoco lo hará con todas las cosas que ha podido alcanzar. Todo este proceso se inicia con la persona, la familia y el entorno cercano, siempre de “adentro hacia afuera”.

Nosotros los emprendedores debemos enfrentar una situación diferente de los que se dedican a trabajos tradicionales. El Emprendedor trabaja desde muy cerca con el manejo del tiempo, el rechazo de algunas personas por no pensar de la misma manera, con el paradigma de que “estás loco”, con la convicción de invertir dinero en áreas que no siempre darán los resultados esperados, los sentimientos encontrados, el cansancio y  la duda entre muchos otros elementos. Las sociedades forman a las personas alrededor de valores como una supuesta seguridad y estabilidad. Enfrentar esto, es mucho más difícil de lo que se piensa, en especial para nuestros familiares más cercanos y en esencia para nuestras parejas. Escucho historias a diario acerca de esposos, madres e hijos que no apoyan el emprendimiento.

He aquí algunas recomendaciones para lidiar y tratar de conseguir ese “supuesto equilibrio”.

1.- Nadie escoge la familia en la que nace, pero la decisión más importante que existe en la vida es determinar con quién se formará una nueva familia. Si en la pareja no existe un mínimo de compatibilidad y apoyo en el entendimiento de la vida de un emprendedor, las condiciones no serán buenas desde un inicio y se van a ir complicando más a través de la convivencia. Existirán personas que serán “honestamente incapaces” de procesar todo esto y ellas no serán la compañía apropiada que el Emprendedor necesita para esta aventura.

2.- Debe existir un importante nivel de compromiso del círculo familiar con el emprendimiento. Esta sería la fórmula perfecta pero lastimosamente no siempre sucede. Por tal razón nosotros los emprendedores con mucha gracia, amor y astucia debemos buscar la manera de que esto suceda. De no ser así, debemos de colocar las cosas en su justa perspectiva. Cuán importante es cumplir este sueño de emprendimiento y si lo puedo manejar solo o sola sin que surjan malestares en la relación.

3.- El Emprendedor entiende y asume que el aspecto familiar es un elemento fundamentar para que alcance sus propósitos. Tal vez no pueda afirmar que la familia es estrictamente necesaria en este proceso pero si puedo decir a base de mi experiencia que es de gran ayuda. Podemos avanzar a pasos agigantados si recibimos el apoyo de nuestra familia.

Las ideas del emprendimiento se inician primero en nosotros  y se llevan posteriormente a nuestras parejas y al resto de nuestro círculo familiar más cercano. Hacer un esfuerzo para que ellos se contagien es una alternativa que siempre debes de considerar. Si no puedes hacerlo tú, busca ayuda de profesionales como mentores y coach para que juntos realicen este proyecto de vida.

4.- La disciplina y consistencia deben de estar más definidas que nunca. La vida familiar se entremezcla con la del emprendimiento en formas que no son cómodas y que anulan ésa saludable división entre el trabajo y la vida en casa. ¡Es un hecho!, lo vivo a diario. Sé que éste es nuestro sueño pero busco seguir cumpliendo con la mayoría de esos detalles que nos unieron. Se requiere mucha madurez de ambas partes para entender este proceso.

5.- El presupuesto y las responsabilidades económicas del hogar.

6.- El emprendimiento no proporciona ingresos que puedan considerarse “fijos” para los gastos del hogar, por el contrario en ocasiones tendremos que invertir en el negocio que aun no produce. Todo esto en lo que se estabiliza. Nos  debemos ajustar a esta realidad. Es lo que yo le llamo mi “caos organizado” o un “desorden controlado”. Todo esto es parte del proceso.

7.- Siempre hay que estar preparados para el Fracaso.

Si no te das el permiso de fracasar, te estás privando de aprender.

“El Emprendedor no es una persona experta en alcanzar el éxito, es una persona experta en superar fracasos.”

A nadie le gusta fracasar o perder dinero, pero éste es un hecho íntimamente relacionado con el emprendimiento. Es difícil, y sin embargo precisamente por ello tiene tanto valor. En la vida no se consigue nada extraordinario haciendo cosas ordinarias, las cosas fáciles las hace todo el mundo, pero son precisamente las difíciles y dolorosas las que finalmente proporcionan el mayor beneficio.

Nosotros los emprendedores entendemos todo esto desde el momento en iniciamos esta aventura aunque esto no quita que es nuestra responsabilidad esforzarnos para que de resultados. La familia y en especial nuestras parejas son quiénes finalmente terminarán sintiendo los efectos más complejos de las decisiones tomadas por nosotros. Está de ellos tomar la decisión si apoyarnos y formar un “equipo altamente efectivo” o tratar de persuadirnos para tomar una decisión diferente, lo cual NO va a pasar porque por lo regular estamos bien claro de lo que queremos y no estaremos tranquilos hasta conseguirlo.

Ahora, cuéntame cómo ha sido tu experiencia en el entorno donde vives.

¡Si te pareció útil te invito a que la compartas! Suscríbete a mi página www.carolinesoto.com para que nos mantengamos comunicados y así podamos continuar desarrollando Tu IQ Empresarial.

Búscame en Facebook:/carolinesotomartinez

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top