En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Suspenden por 30 días orden de deportación de inmigrante guatemalteco de Derby

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Luis Barrios no tiene record criminal y desde que llegó a los Estados Unidos en 1992 empezó a laborar honestamente y en lo que fuera,  para poder levantar una familia de cuatro hijos. Pasado un tiempo, pidió asilo y desafortunadamente perdió la audiencia para su caso en 1998, debido a una confusión con su dirección. Más tarde, en el 2011, cayó en el radar de las autoridades de Inmigración, cuando fue detenido temporalmente por la policía debido a que la luz del faro trasero de su vehículo no funcionaba. Ahora enfrenta tremenda pesadilla…

Un inmigrante guatemalteco de Derby sobre quien pesaba una orden de deportación que estaba pautada para llevarse a cabo éste jueves pasado 4 de mayo, en las horas de la madrugada, recibió el día anterior la gran noticia de una suspensión temporal de su caso y por un término de 30 días.

Una conferencia de prensa fue realizada ese mismo miércoles a las 5:00 P.M. por parte de Luis Barrios y su familia, para anunciar las últimas informaciones acerca de la batalla legal que libran para evitar que el jefe de hogar sea deportado.

Al empezar la rueda de prensa, Erin O’Neill Baker, abogada de Luis Barrios, le dijo a los presentes que esa tarde habían recibido la llamada que le garantizaba al inmigrante guatemalteco un alivio temporal a su caso, que ha recibido la atención de los medios locales y  a nivel nacional.

“Hace un buen rato fuimos notificados por las oficinas de los  Senadores Richard Blumenthal y Chris Murphy, de que a Luis Barrios se le había concedido una estadía de 30 días más en suelo estadounidense. Eso significa que él no tiene que abandonar los Estados Unidos esta noche,” decía O’Neill Baker. “Nosotros estamos extremadamente agradecidos por los esfuerzos realizados por todos ustedes. La familia se encuentra apabullada de felicidad por este pequeño alivio…”

Seguidamente, Luis Barrios, tomó la palabra para dar un emocionante “ ! gracias, muchas gracias!”, a todos los que lo han acompañado en esta difícil prueba

Hay que tener en cuenta que un total de  19 personas fueron arrestadas el  lunes anterior cuando procedieron a  bloquear la entrada de la corte federal de Hartford, en apoyo a Luis Barrios Derby, tratando así de evitar su deportación.

Ese día, más de un centenar de manifestantes se tomaron la plazoleta localizada al frente de la Corte Federal de Hartford, para marchar en apoyo del inmigrante centroamericano, a quien las autoridades de “Inmigration and Customs Enforcement(ICE)”  le habían dado hasta este jueves para desocupar el país.

Barrios,  ha expresado a los medios de prensa local que él ha estado aplicando por un asilo a través de los años, pero que éste le ha sido negado.

Esta misma semana, una delegación de congresistas le pidió a las autoridades federales de “Inmigration and Customs Enforcement (ICE)”, que no deportara a Barrios.

Por esa misma razón fue que se organizó la protesta al frente del edificio  de la Corte Federal para tratar de parar la salida forzada de los Estados Unidos del inmigrante centroamericano.

Para la mayoría de las personas que lo conocen, la deportación de Luis Barrios es injusta, si se miran sus credenciales como residente de este país. Él, llegó a los Estados Unidos como un inmigrante indocumentado en 1992, e inmediatamente empezó a laborar con humildad  y deseos de progreso, pensando siempre en un buen futuro para su familia. De acuerdo a sus declaraciones, varios miembros de su familia fueron asesinados durante el tiempo de la violencia  en su suelo natal, y que la corrupción de su gobierno lo obligó a escaparse en busca del llamado “sueño Americano”.

Barrios ha estado residiendo en Derby por los últimos 25 años, y se ha estado desempeñando como limpiador de tanques sépticos desde hace ya 14 años. Señaló que su jefe ha tenido problemas para buscar a alguien que realice ese trabajo.

El humilde inmigrante centroamericano había declarado con antelación que no tenía record criminal. Cuando llegó a los Estados Unidos comenzó una familia, de la cual tiene 4 hijos, quienes son ciudadanos norteamericanos de nacimiento. Ante el fantasma de una deportación, expresó que si él se tiene que ir, su familia perderá la única forma de apoyo moral y ayuda financiera que tienen.

Afortunadamente, y a solo  horas de ser deportado, Luis Barrios, recibió este pequeño respire que le permite ahora tratar de buscar una segunda oportunidad con los oficiales de “La Migra”.

Y mientras espera otra audiencia –aún sin fecha definida con “Inmigration ands Customs Enforcement”, en su hogar reina la felicidad porque con ésta suspensión temporal de su deportación se abre un camino de fe y de esperanza para el inmigrante guatemalteco y para toda su familia. Ahora es cuestión de orar y esperar.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top