En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

La Bancarrota de Hartford es un tema incierto, pero probable

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Juan Daniel Brito

Para encontrar una respuesta a las inquietudes de los residentes de la capital del estado de Connecticut con respecto a la necesidad de que Hartford se vaya a la bancarrota a través del Título 9, lo mejor es ir a la fuente principal de información, en este caso el alcalde Luke Bronin.

Ya en su segundo año de mandato, Bronin ha sido claro y honesto al predecir que la situación de Hartford es insostenible ya que solamente un 50% de las propiedades pagan impuestos y este argumento lo ha usado profusamente en sus reuniones con las uniones sindicales a las que ha estado pidiendo concesiones salariales, beneficios de salud y cambios en su sistema de pensiones para cubrir un déficit de 14 millones para este año fiscal que termina en junio, y un déficit de 65 millones para el próximo año fiscal 2017-2018.

¿Sabía de este panorama este abogado que se desempeñó como integrante del cuerpo legal del gobernador Dan Malloy cuando se lanzó en una campaña donde se enfrentó con el ex alcalde Pedro Segarra?

Es muy posible, pero muchos residentes pensaron que ya elegido, Luke Bronin traería soluciones menos drásticas que una bancarrota, pero eso no ha sucedido así y aunquemuchos creyeron en sus promesas electorales en su campaña que recibió la inusual suma de un millón de dólares provenientes en su gran mayoría de corporaciones, empresas, prácticas legales y negocios del centro de la ciudad.

.Al momento de esta entrevista, se había informado que Hartford había dado su primer paso para recibir propuestas de prácticas legales especializadas en las bancarrotas Título 9 que protegen financieramente a municipios atrapados por deudas y déficits.

Tan recientemente como el pasado mes de abril oportunidad en la que Bronin presentó su presupuesto para el próximo año fiscal, éste manifestó que no estaba en una posición de decir que una bancarrota no era algo incierto y que “podría suceder.”

En el Capítulo 9, Título II del Código de los Estados Unidos, se especifica que este tipo de procedimiento legal se aplica exclusivamente a los municipios asistiéndoles en el proceso de reestructurar sus deudas.

Fue así como el 18 de julio del 2013, la ciudad de Detroit en el estado de Michigan fue la más grande en la historia de los Estados Unidos en presentar una solicitud de bancarrota bajo el Capítulo 9 que de acuerdo al alcalde Bronin sería el tipo de procedimiento para resolver la situación de insolvencia de la capital del Estado.

“Esta es una posibilidad que nadie desea se haga realidad y estamos haciendo todos los esfuerzos para evitarlo; sin embargo, enfrentando el déficit de 65 millones en nuestro presupuesto para el próximo año fiscal, ninguna posibilidad puede ser descartada,” dijo el alcalde quien no anticipó ninguna fecha final para que se declarara o no una bancarrota.

“La situación de la capital del estado no se refiere solamente a Hartford ya que existe un contexto mayor de crisis en el Estado de Connecticut.Para resolver los problemas de una capital en la que solo un 50% de la propiedad paga impuestos, necesitamos la comprensión y colaboración de los suburbios y de sus representantes que permitan que el Estado apoye a Hartford con 40 millones de dólares,” dijo el alcalde que llevó a cabo múltiples visitas a distintos municipios de los suburbios exponiendo los hechos y hablando de la necesidad de colaboración y apoyo mutuo.

“La bancarrota de la capital del Estado es un hecho grave que afectaría a todos,” dijo Bronin que informó haberse reunido con los ejecutivos de corporaciones tales como Travelers, y Aetna, entre otras que apoyaron su candidatura, para lograr colaboración.

Con relación a las concesiones por parte de los sindicatos de la ciudad, éstas se hicieron realidad el año pasado y estos organismos sindicales ayudarán con una congelación de salarios por cuatro años, y cambios en sus beneficios de salud.

Todo esto permitiría un ahorro de cuatro millones de dólares, aunque dirigentes de la AFL-CIO han criticado las exigencias hacia los trabajadores y empleados que no son las mismas hacia a las grandes corporaciones.

El Alcalde está buscando concesiones de parte de los sindicatos por la suma de $15.5 millones, pero ha logrado solamente $1.5 millones por parte de un nuevo contrato con los bomberos, que implicó grandes cambios en el sistema de pensiones y los planes de salud.Para el próximo año, Bronin estará buscando concesiones por un monto de 4 millones o más para cubrir el futuro déficit.

Con todas estas variables sin resolver, concesiones o no de parte de las uniones de empleados de la ciudad, lo que apruebe la legislatura con respecto a la ayuda de 40 millones, el posible aporte de las corporaciones, o el hipotético pago de impuestos por parte de los hospitales; no existe aún una fecha específica en que se aclare la decisión de ir o no a bancarrota.

Para ilustrar esta incertidumbre y después de que se anunciaba que Hartford “daba su primer paso para ir a la bancarrota,” Howard Rifkin, el abogado de la ciudad declaró ayer que “la ciudad de Hartford está muy lejos de llegar al punto de buscar la protección del Capítulo 9 de bancarrotas.”

Por esto no hay claridad con respecto a esta amenaza que tendría consecuencias graves para la estructura municipal y vale la pena recordar que una de las características más preocupantes en el caso de una declaración de bancarrota es que las municipalidades “tengan la habilidad de rescribir los contratos, pudiendo rescindir de la protección laboral del Estado y permitiendo a las ciudades renegociar el sistema de PENSIONES y otros beneficios médicos.”

¿Es ésta la meta de la posible bancarrota en una ciudad donde las corporaciones buscan lograr nuevamente el control de las decisiones más importantes?

La posibilidad de bancarrota será por lo tanto un enemigo que está posado en la cima del edificio municipal y no hay señales de que la situación mejore.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top