En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Borrón y cuenta nueva, por Liliana D. Gonzáles

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Los padres tenemos la misión de educar a nuestros hijos en valores y principios morales. Debemos enseñarles a discernir el bien del mal para que aprendan a conducirse con integridad en esta sociedad descompuesta. Además de ser sus guías y autoridad, somos sus grandes modelos, ellos tienden a imitarnos de un modo instintivo. Tengo un amigo que frecuentemente le dice a su chiquillo: «Haz lo que yo te diga que debes hacer, mas no hagas lo que me ves hacer». ¡Craso error! Los hijos, por lo general, copian las conductas de sus padres, se comportan en afinidad con el ambiente donde crecen y según el trato que reciben.

Si habitualmente criticas, juzgas y condenas a las personas, criarás hijos cizañeros y murmuradores; si reaccionas con violencia, gritas y ofendes, ellos serán propensos a abusar y a maltratar a los demás. Padres adúlteros, promiscuos y/o dados al licor forman varones machistas, alcohólicos, incapaces de valorar y respetar a una mujer, así como hembras sumisas, con baja autoestima. Semejantes especímenes abundan en nuestra sociedad y, lamentablemente, no están en vía de extinción. Las estadísticas reflejan la desintegración de la familia; en Latinoamérica, la mayoría de éstas son disfuncionales, los hijos son criados generalmente por madres solas sin el apoyo moral ni financiero de sus maridos.

La psicología describe a una familia disfuncional como aquella en la que los conflictos, la mala conducta y el abuso por parte de sus miembros se producen regularmente. A veces, los niños crecen creyendo que tal disposición es normal. En estas familias no necesariamente la pareja está en proceso de divorcio, por el contrario, puede ser un matrimonio “aparentemente estable” en el que los padres emulan o intentan corregir a sus propios progenitores disfuncionales.

La Biblia está llena de familias disfuncionales: el primer asesinato de la historia lo perpetró Caín sobre su hermano Abel; las preferencias de Jacob por José, el menor de sus hijos, encendieron la ira de sus hermanos y lo vendieron como esclavo; David, antes de ser rey, fue rechazado por su padre, Simón antes de ser transformado en el apóstol Pedro, fue un pescador rudo, impulsivo, mal hablado. Ya conocemos la historia de estos hombres después de haber sido tallados por las manos del Maestro.

Recobra el ánimo si estás avergonzado de tu historia familiar, levanta el rostro si has abusado o has sido víctima de maltrato dentro de tu hogar. Ponte de rodillas ante Jesucristo si abandonaste a tus hijos y formaste otra familia. No te avergüences de estar en su presencia. Dios conoce tu expediente, sabe quién eres, lo que has hecho, y aun así te ama y perdona. Desea con fervor borrar tu pasado, remodelar tu vida, transformarte y guiarte hacia sus propósitos. La Biblia afirma: “Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hecha nuevas” (2 Corintios 5:17).

Dios te ofrece una nueva vida, comienza a relacionarte con tus hijos, a los que desamparaste; perdona a tu padre, a tu madre, a tus hermanos, a tu cónyuge, el perdón es medicina para el alma, sana las heridas y conforta el espíritu. Jesús permanece con sus manos extendidas para perdonar y consolar. Mientras tengas vida, el alfarero divino te estará esperando, entra confiadamente al taller del Maestro, déjate esculpir como cuando eras un embrión, su cincel te hará nacer de nuevo y experimentarás la victoria de los que resucitan de entre los muertos.

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top