En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Mi marido ya no me quiere y han pasado cosas malas, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Querida Tía Julia: Con mi esposo estamos viviendo juntos hace 12 años y tenemos tres nenes que son una bendición de Dios.Los tres son blanquitos, rubitos y no se les nota la mancha de plátano por lo cual tendrán mejor acogida en los bancos, los negocios y la vida social.

Aunque no estamos casados por las tres leyes que decía alguien, la ley de la iglesia, la del civil y la de la fuerza; nos llevamos muy bien y me atiende muy, pero muy bien, no por las distintas posturas que enseñan las muchachas en la sección de sexo de su periódico; sino que por sus constancia y vigor.

Tía, ¡todos los días!¿Se imagina?El problema es que como soy chiquita, el ajetreo en el matre me está poniendo las piernas arqueadas y lo que me falta es un caballo para galopar ¡Híjole!También he tenido algunos problemas con las vértebras lumbares, pero cómo decía un señor de mi barrio en Aguada, “no te quejes por lo mucho, sino que por lo poco.”

Al comienzo de nuestra feliz relación, Primitivo (le decimos Tivo), me traía sus florcitas y en las noches excepcionales con luna llena, me sacaba a comer al Restaurante El Comerío, “adonde “llegan dos y come hasta trío.”Sin embargo tía las cosas haido cambiando con el tiempo así como pasa en la política en que sale uno medio flojo, y llega otro pior.

De un tiempo a esta parte, las flores me llegan solamente para el Día de San Valentin y de la Madre y ya no hay sorpresas. El otro día le pregunté a Tivo que si le estaba llevando flores a otra, se enojó mucho y me dijo del mar que iba a morir, cuestión que nunca antes había hecho.Por ese motivo lo tengo castigado y está durmiendo con el perro en la cocina.es que no ha reclamado y esto me preocupa.

Pendiente estaba yo por lo del día de las madres Lo raro para ver lo que había y usted no me va a creer.Me trajo unas flores que más parecían ramo de claveles de velorio y dos paquetes.En uno de ellos venía un set de limpieza de esos que compra William para su esposa en One Dollar Store, y una prenda dizque de oro con la inicial “A” que no es él de mi nombre ya que me llamo y a mucha honra, Lourdes Bonifacia.

Para iniciar mi investigación no dije nada y me ponía la prenda al revés de modo que no se viera la inicial maldita.Resulta tía que el mismo Día de Nosotras (de las Madres) nos invitó la prima de una hermana del tío de un amigo de Tivo a compartir un arroz con gandules y alcapurrias con pernil de lechón al estilo barbikiú.Había licol y música para bailal que a mí no me gusta.La fiesta comenzó a las cinco de la tarde y un sobrino del dueño de casa trajo unos parlantes bien potentes que animaron a todo el bloque y vino hasta la policía para que bajaran la música y los vecinos nos defendieron.¡Una fiesta muy buena!

Entrada ya la noche y como de la nada, llegaron dos jevas que parecían hermanas por lo feítas.Sin embargo venían con esos shorts desgarraos cerca de las nalgas y camisetas más apreta que mano de baby. Pa’ Rápido noté que el salmón de mi esposo se puso medio nervioso, se metió un trago de ron al seco y los ojos se le pusieron como sapo e letrina, pero coloraos.

Cuando pusieron una de esas canciones que tocan en los Dunkin’ Donuts en que el coro entona “Uao-Uao-Uao- me gusta más parao, uengo-uengo te juro que me vengo,” y el popular merengue que canta una tipa con voz de arrebatá y cuyo coro es “Me gusta mucho el pelao,” una de las jevas sacó a bailar a mi esposo y éste se puso a dar vueltas como un idiota creyendo que se estaba luciendo; pero los tipos a quien aplaudían era a Angelis que remecía las nalgas como la JLo gritando “así, asi papi, huyyyy,” mientras la otra que no era de la Isla les gritaba la desvergozá “Cómo anoche, azucarrrr.”

Como no soy cafre, dejé con astucia que terminaran el bailecito y cuando el salmón llegó a mi lado más sudao que pollo al horno; le dije, “mira papito te salió lindo el baile, ¿y quién es esa muchachita que baila tan bien contigo?Tivo me respondió mirando para otro lado, “no la conozco mucho pero la prima la llamó Angelis o Angelina.¿Se da usted cuenta por donde iba la pillería?Como el tipo seguía bebiendo logré llevármelo después que bailo una bachata con la Angelis y ésta se quedó bailando un merengue sensual con la amiga, hummmmm.Tía allí todas mis dudas tuvieron una respuesta amarga.

Para culminar la investigación, el lunes Tivo no fue a trabajar porque amaneció con una juma y una temblequera con nausea que le tenían discapacitao.Aprovechando su confusión mental semejante a la del presidente, le pregunté si quería un asopaito y me dijo que si, además de tres galones de agua con hielo.“Si, si mi vida,” le respondí acariciándole el cráneo pero con ganas de abrírselo.Por allí mismo le pregunté adonde había conseguido esa prenda tan linda que me había regalado para el Día de la Madre y me dijo tartamudeando y con un tufo de letrina que en la Joyería el Calafate donde según el anuncio “todo el oro de las prendas es de 120 quilate.”

Como sabía lo que venía, le preparé las maletas con nos calzoncillos y la ropa al Tivo y me fui por allí mismo por la Grant hasta la joyería donde me atendió una tipa que enseguida me trató de tú sin que yo la conociera.Le dije que venía por una prenda que me había regalado mi esposo y que tenía la inicial de mi nombre equivocada ya que yo soy Bonifacia y me corresponde la “B.”“Ay linda si se acaba de ir la Angelis que tiene el mismo tipo de prenda pero con una “B.”Déjame la tuya, se la cambio y vuelve más tarde para limpiarla y prepararla.

Tía y perdone por lo extenso de este e-milio, me fui pa seguida para la casa con el asopado calientito, y un galón de agua.Llegando al dormitorio le vacié el agua en la cabeza al traidor y le mostré las maletitas gritándole, “Vete a bailar con la Angélica descarao.”

El tipo se arrodilló, me pidió perdón y me dijo que era Angelis la que lo había seducido, pero que ésta no era Angelis sino que Ángel y es un travesti con el que metió por equivocación un día después de un juego de domino que terminó ajumado en el club “Donde mueren los valientes.”¿Se imagina usted?

Tía, no sé todavía si separarme del tipo ya que cómo no somos casados, pero sí reconoció a los nenes, me preocupa lo de la manutención.¿Necesitaré un abogado del patio y la primera consulta gratis?Por favor respóndame pa rápido que al Tivo este no lo quiero ver ya que le cogí asco y se pasa golpeando la puerta y mandándome textos.

Boni


Respuesta

Querida Boni.¿Qué te podría decir?Lamento tu historia donde me parece que lo que ha precipitado esta crisis es tal vez un “agotamiento agudo de la relación matrimonial” y esto es bueno que las lectoras y lectores lo entiendan

De acuerdo al filósofo Bertrand Russell, “en el matrimonio debe primar la conquista permanente, sino todo se chava.”Lo de todo se chava no lo dijo el pensador porque es inglés, sino que un cantante jibaro llamado Roy Brown.

En otras palabras cuando las parejas no dejan tiempo para un poco de romance, diálogo a la luz de la luna llena, librarse por algunas horas dejando a los niños con la abuelita o la tía e irse a la playa; la rutina matrimonial puede ser más aburrida que las telenovelas mexicanas “El abuelo Virgen,” “Era chica, negra, gordita y le decían la aceituna porque igual se la comían,” o la telenovela chilena “La jefa se enamoró del que limpiaba los inodoros y ahora los limpia ella.”

Boni, el mundo está como está y el presidente necesitará una camisa de fuerza, una mordaza y traerlo al Instituto para cuando haya citas. Por otra parte, el mezclar el alcohol con la poca vergüenza de esos clubes donde hay mujeres o travestis que cobran 20 billetes por bailar bachata no es una buena idea. No te extrañes de las cosas extrañas que pasan y seguirán pasando.

Ya Tivo esta ya tan chavado como Trump (lo digo por lo de las maletas), pero los hijos tienen derecho a ver a su padre, recibir apoyo financiero y por allí la Jueza de Tribunales de Familia va decidiendo.

Sé que estás frustrada y rabiosa, pero tómalo suave. Al parecer Tivo no quisiera comer carne de burro y quizás como dice Trump, puedan nuevamente y por el bienestar de los niños, llegar a un “deal.’

Que la suerte, la comprensión y entendimiento les acompañen.Siempre hay espacio para una reconciliación, pero después del examen de sangre y el futuro uso de condones.Tu esposo no puede ni debe darse palos de ron y tiene que desintoxicarse.Para lo otro, condones por si las moscas.En los tribunales donde no necesitas abogados, tratarán de reconciliarlos.

Tía Julia


Comentario de nuestros lectores

Nenas porfiadas.  Esto de la muchachita que se desea casarse con el DJ no es algo nuevo ya que no sé qué están comiendo que están cada vez más porfía.  Yo les echo la culpa tanto a los papás que no le pusieron vergüenza cuando chiquita, como a la televisión donde todo lo que transmite es la vida de gente perdida y no casos de muchachos más normales.  Por esto me gusta el programa de Ana Alfaro y la televisión de acceso local.

  En la escuela, y yo sé que lamentablemente es más trabajo, las maestras tienen que tener mucho cuidado ya que esto del celular y el envío de textos y fotitos es ya un relajo.  Recuerden que La voz informó que ahora habrá en Connecticut una ley que impide los matrimonios cuando los nenes tienen menos de 16 años y no saben nada más que “eso,” pero allí hay otro problema porque comienzan a vivir juntos sin compromisos ni responsabilidades y es peol.


Nota del editor: Por favor envíe sus comentarios al portal latiajulia@gam.com

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top