En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Superintendente da alivio a padres al advertir que ICE necesita de su permiso para ingresar a las escuelas

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Kim Earl, Superintendente de Educación, habló de cómo funcionan las políticas sobre los agentes de inmigración y cómo las palabras “lugares sensibles” dados a los centros escolares ayuda a que los federales deban tramitar un permiso para ingresar a las escuelas; aunque en la práctica eso no ha sucedido en años.

STAMFORD. “Para que los agentes de inmigración ingresen a las escuelas públicas, ellos, deben portar una orden judicial emitida por la corte y luego acudir al despacho del Superintendente de Educación, quien deberá permitir el ingreso o no al recinto escolar previo a consultar con el abogado de las escuelas; y hasta la presente fecha esto no ha sucedido”, dijo Kim Earl, Superintendente de Educación de Stamford, en el conversatorio preparado para padres de la organización pro-inmigrante Building One Community.

Por el lapso de casi dos horas alrededor de 60 padres de familia pertenecientes al programa “Power de Building one Community” y de las escuelas públicas, escucharon con atención sobre cómo actuaría el Departamento de Educación Pública de Stamford, en caso de que los agentes de inmigración intentaran ingresar dentro de los recintos escolares.

Cuando el alcalde David Martin dio su saludo a los padres y autoridades escolares, él habló en cómo en términos de economía se puede invertir, pero desafortunadamente en el tema de inmigrantes no se puede hacerlo; pero sí consideró que los padres deben invertir en la educación de sus hijos para que sean mejores.

Aunque oír que los agentes debían portar una orden judicial y un permiso del Superintendente dio alivio a la concurrencia; sin embargo, el que el Superintendente Earl haya pedido reunirse para discutir con los padres de familia, previo al pedido de entregar un documento (de Proclama) declarando el respaldo y protección hacia la población inmigrante; esa respuesta dejó a muchos de los presentes con una nueva incógnita suelta al aire.

¿Yo pensé que íbamos a salir con un papelito que diga cómo protegernos de los agentes de inmigración en caso de que vengan a las escuelas o con una Proclama de Apoyo al Inmigrante tal como han hecho otras escuelas del Estado”?”, señaló Adela Mío, quien a pesar de ser ciudadana estadounidense y tener hijas en igual circunstancia; dijo tener miedo por los vecinos de su comunidad que tienen niños en las escuelas y son inmigrantes indocumentados.

“¿Piensa usted ante este pedido (de emitir una Proclama de apoyo a los inmigrantes) las escuelas y la Junta de Educación podrían hacer algo al respecto?”, preguntó Ximena Vásquez a nombre de los padres de familia, pregunta que el Superintendente respondió: “con que no veía necesario escribir una Proclama como lo han hecho otras ciudades porque sería repetir lo que Stamford tiene establecido desde hace mucho tiempo, es decir, apoyar a los inmigrantes”

 Y más bien, a modo de reflexión repuso que cree que este documento estaría relacionado a una declaración política que puede traer implicaciones con percepciones negativas que en Stamford en este momento no están sucediendo.

Griselda Méndez, una madre de familia de dos niños dentro de las escuelas públicas, dijo al Superintendente que la inmigración indocumentada es un tema de alta preocupación dentro de las conversaciones existentes en las paradas de buses escolares porque los niños piensan que se van a quedar solos en caso de que sus padres sean deportados. “Mi hijo me dice: ¿Qué voy hacer aquí solito si ustedes son deportados?, entonces: ¿Qué podrían hacer las escuelas para compartir ese plan de apoyo para con nosotros?”, indicó.

A ésta y más interrogantes expuestas por los padres de familia, Early expresó que las escuelas de Stamford no excluyen a ningún niño por su estatus migratorio, que no piden ningún permiso de inmigración y esto incluye a los agentes de Inmigración (ICE), quienes, aunque si pueden venir a los colegios, pero por ser zonas de “Ubicación Sensible”, los oficiales no pueden actuar.

Aun cuando aclaró que hay tres excepciones para que ICE actúe. La primera: “Son circunstancias exigentes (a esta frase el Superintendente admitió no saber lo que significa). El segundo, “si hay una operación con una actividad de la ley si el estudiante ha quebrado la ley”, entonces, si puede ser arrestado en la escuela. Y tercero: “si hay un estudiante que ha efectuado un crimen en la comunidad”. Por eso pidió que los padres y los estudiantes sepan que toda persona documentada o no está protegida por los Derechos Civiles emitidos en la Cuarta y Quinta Enmienda de la Constitución

LA ESCUELA: UN LUGAR SEGURO Y SENSIBLE

“Juntos podemos apoyar y reforzar el éxito de nuestros niños”, dijo el Superintendente, porque ante todo los niños son bienvenidos a la ciudad y a las escuelas, aunque reconoció que no siempre suele ser así y a veces se sienten incómodos; tal como en estos momentos. Pero recordó que hay derechos y leyes que les pertenecen a los niños y, por tanto, es derecho de un niño -documentado o no- de estudiar en una escuela pública porque así lo determinó la Corte Suprema de Justicia en 1982. Eso significa que deben recibir, por ejemplo, clases de inglés y estar en un ambiente adecuado para tener éxito.

“Desafortunadamente, a veces se dicen cosas que hieren a nuestros niños, pero los oficiales deben protegerlos”, dijo Earl y recordó que siempre tomen en consideración que están trabajando con niños y que se debe protegerlos del hostigamiento (bullying) dentro de las escuelas o en los buses escolares.

En Stamford hay 21 escuelas con 16 mil estudiantes, se hablan 67 idiomas, el 13 por ciento de la población estudiantil está aprendiendo inglés como segunda lengua; eso significa que estos estudiantes están un promedio de un par de años en el país. Posteriormente, deben tomar un examen que avala una pro-eficiencia básica del idioma, pero cerca del 40 por ciento de ellos no dominan el lenguaje por lo que deben que trabajar arduamente para que los niños puedan ir a la universidad.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top