En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Dos religiosos colombianos se reciben como sacerdotes

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BRIDGEPORT. “Venimos aquí en acción de gracias con alegría por el regalo que Dios nos da con estos tres hombres”, dijo el obispo Frank J. Caggiano en la ceremonia de ordenación sacerdotal de tres religiosos dela Diócesis de Bridgeport, de los cuales, dos de ellos son nacidos en Bogotá-Colombia.

La catedral de San Agustín acogió el pasado sábado 24 de junio a más de 700 personas, entre ellos decenas de sacerdotes, feligreses y los familiares de los recién ordenados sacerdotes que llegaron directamente desde varias partes del país y de Colombia para presenciar una ceremonia religiosa que fue contagiada por la devoción y el regocijo del Obispo Caggiano que impuso desde el momento de la procesión inicial su usual sonrisa y piadosidad; durante la ceremonia el padre Francisco Gómez-Franco, párroco de la parroquia de Saint Charles en Bridgeport, sirvió como Maestro de Ceremonias.

La ordenación de los religiosos colombianos: Harry Prieto y José Vásquez más la de Timothy Iannacone nativo de Stamford, pero residente de Norwalk, se mezcló con la marcha presidida por los Caballeros de Colón, el canto gregoriano y con la segunda lectura leída en español por el sobrino del ahora sacerdote José Abelardo Vásquez, quien vino directamente de Bogotá-Colombia para acompañar a su tío en quizás uno de los momentos más importantes de su vida.

Durante la Misa de Ordenación presidida por el obispo Caggiano, apoyado por los sacerdotes de su diócesis, los familiares de los religiosos colombianos seguían paso a paso cada signo de la homilía que estuvo cargada de momentos emotivos que ocasionaron varios segmentos de aplausos fusionados con lágrimas y sonrisas.

Los padres del P. José Abelardo se sentaron en la tercera fila de la Catedral de San Agustín, no fue difícil reconocerlos a pesar de que no viven en los Estados Unidos porque portaban un azar de flores como instintivo de ser los progenitores de un “novio” camino al altar.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”12″ display_type=”photocrati-nextgen_pro_mosaic” row_height=”180″ margins=”5″ last_row=”justify” lazy_load_enable=”1″ lazy_load_initial=”35″ lazy_load_batch=”15″ display_type_view=”default” captions_enabled=”0″ captions_display_sharing=”1″ captions_display_title=”1″ captions_display_description=”1″ captions_animation=”slideup” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]

 En la homilía, el Obispo Caggiano reflexionó sobre el “profundo misterio del sacerdocio” en el que el sacerdote se convierte en “el vaso elegido de la gracia” para aquellos a los que está llamado a servir. “Nadie decide convertirse en un sacerdote”, dijo el obispo. “Un hombre discernirá lo que está moviendo en su corazón, un movimiento no de su propia creación sino del Señor”.

La ordenación coincidió con la fiesta en honor a San Juan Bautista, que el Evangelio describe como “una voz clamaba en el desierto”, el obispo dijo a los nuevos sacerdotes: “Ustedes han sido preparados para Cristo para proveer su la palabra en un mundo se convierte en un desierto, un mundo enfriándose sin lugar para Dios “.”Predicad sin miedo y vivid lo que predicáis. No comprometan la verdad”, exhortó.

Los tres religiosos contestaron: “presentes” cuando se les llamó para comenzar la ceremonia de ordenación. Cada candidato se arrodilló ante el obispo para la imposición de las manos para a continuación, afirmó una serie de resoluciones y promesas a medida que comienzan sus vidas como sacerdotes.

Su afirmación fue seguida por prolongados aplausos de los feligreses, que también prosiguieron cuando los recién ordenados salieron de la iglesia al final de la Misa.

El momento más emotivo de la ordenación sacerdotal fue a la hora que los tres candidatos se postraron frente al altar mientras los feligreses se arrodillaron para cantar la letanía de los santos. Después de la colocación de las manos y de la oración de la ordenación, los recién ordenados sacerdotes se colocaron delante del altar y fueron investidos con una estola y una casulla en color dorado.

Durante la unción de manos, el obispo oró sobre cada sacerdote: “El Señor Jesucristo, a quien el Padre ungió con el poder del Espíritu Santo te protege y preserve para santificar al pueblo cristiano y ofrecer este sacrificio a Dios”.

Samuel Schmitt, director de música sacra y organista de la catedral, dirigió el ministerio de música, que también incluyó a la Santana Schola Cantorum y los cantantes Tolle Lege.

Después de la misa, el obispo agradeció a toda la concurrencia que se unió a la unción de los jóvenes sacerdotes, en particular sus padres y sus familias. “Ustedes no estarían aquí sin ellos”, dijo entre aplausos durante la reunión.

Asimismo, cientos de personas se alinearon bajo una carpa blanca en el jardín de la histórica catedral para recibir la Primera Bendición de los tres jóvenes sacerdotes, en donde los asistentes recibieron las bendiciones de los recién ungidos sacerdotes para luego tomarse fotos y disfrutar de un pequeño ágape.

Los tres sacerdotes cantaron su Primera Misa al siguiente día de ser ordenados, es decir, el domingo 25 de junio. El Padre Vásquez celebró su homilía en la iglesia de la Asunción en Westport al mediodía. El Padre Iannacone celebró en la iglesia de Saint Mary en Norwalk a las 9:30 am, con el Padre Edward J. Enright, OSA, profesor asociado de estudios religiosos y teológicos en el Colegio Merrimack, New York. Y el Padre Prieto ofició su primera Misa en la parroquia de San José en Danbury al mediodía.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top