En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Jesús López Ortiz deseaba convertirse en un ciudadano responsable…

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no Cuesta Mucho …es gratis


Jesús López Ortiz deseaba convertirse en un ciudadano responsable, inscrito para elegir o ser elegido, y pertenecer a alguna organización política.Con lo desprestigiados que estaban los estadistas quienes rehusaban que les llamasen “políticos” ya que la palabra estaba tan denigrada que muchos le temían como si fuese sinónimo de lepra; decidió asistir a la reunión de una agrupación nueva a la que le invitó Tristán, un ex compañero de escuela.

Era el Partido de Alí Babá o P.A.BB.

De partida el grupo le atrajo por el llamativo nombre y sus propias lecturas de las Mil y Una Noches. Temprano llegaron con su ex condiscípulo a la reunión en la sede central. La apariencia del edificio fue lo primero que llamó la atención de Jesús.Un deteriorado portón antiguo de madera labrada testigo de muchos crudos inviernos y tórridos veranos apenas iluminado por un farol a medio caer que demostraba la oxidación de los tornillos que le fijaban a una pared de adobones con ventanas protegidas por rejas. Todo el conjunto daba la impresión de un regreso al pasado colonial.

A la entrada del recinto e ingresando a un pasillo oscuro y maloliente, Jesús comenzó a escuchar una serie de exabruptos.“Ladrón,” “sin vergüenza,” “rata,” “timador,” “estafador,” “embustero,” “fullero,” “abusador,” “malhechor,” “maleante,” “delincuente,” “extorsionador,” “mafioso,” “tramposo,” “falsificador,” “impostor,” defraudador,” “sucio…”

Como en la medida que se acercaban al salón de la reunión los insultos, ofensas y denuestos aumentaban y no acababan; Jesús preocupado le dijo a su amigo, “Tristán, vámonos ahora mismo de aquí, presiento que habrá una pelea,” a lo que Tristán replicó, “Porqué dices eso Jesús.”

Sorprendido Jesús respondió, “¿qué no escuchas Tristán el rosario de palabrotas e improperios?Después de una tenue carcajada Tristán miro a su amigo y le respondió.

“¡No te preocupes ni asustes hombre! ¿No te das cuenta de que están pasando la lista?”

Después de esa primera experiencia política, Jesús que era más o menos honrado se desligó pa’ rápido de los Alibabanos.

Un día pasó de vuelta de su trabajo frente a otro edifico más bien modesto con un letrero que rezaba “Partido Genuino del Kambio.”

Como le había llamado la atención la falta de ortografía del modesto cartel, entró discretamente a un salón en el que el presidente era un hombre de edad mediana con guayabera que permitía ver unos brazos hercúleos y tan peludos como el del personaje Brutus de Popeye.

Matos, que era el nombre del individuo hablaba acerca del programa de gobierno del candidato presidencial del P.G.K. Dr. Felicindo Gutiérrez Montes.

“Hoy día queridos camaradas, revisaremos el párrafo referente al uso exagerado del azúcar y la sal.”

La audiencia se levantó y aplaudió a rabiar el anuncio hasta que Matos solicitó cortésmente silencio.

“Existe la posibilidad que el gobierno del Alí Babá elimine la atención dental para los adultos de la tercera edad, además de la población creciente de jóvenes y niños; mientras las compañías que monopolizan la venta de caramelos, golosinas, flanes, helados, mantecados, bombones, dulces, chiclet, pasteles, bollos azucarados, tortas, biscochos, fruslerías, tiramisú, pan del cielo y del otro, chocolates, y bebidas con 80 gramos de azucares; ¡hemos decidido gritar BASTA!” gritó Matos parándose de su asiento en un ademán que a muchos pareció un esfuerzo para saltar hacia el cielo.

“¡No al azúcar! ¡Basta de engaños con lo dulce! ¡El azúcar nos condena a la obesidad! gritaron los militantes del PGK y Jesús se sintió movido a pararse uniéndose al coro de “¡Azucar no, proteínas si, Azucar no, proteínas si!”

Nuevamente Matos solicitó silencio y continuó su discurso.

“Esta sociedad consumista y enajenada dirigida por bribones, nos condena a la adicción a los azúcares desde que somos niños de pecho ¡y ellos lo saben camaradas, ellos lo saben! ¡Ese grupo de criminales desalmados de la KK Kola y todas las Kolas del Mundo, incluida la Inka, lo saben!” gritaba Matos como un energúmeno que ahora había saltado encima de la mesa y dirigía el coro de “¡No a la KK, No a la Kola, tome agua en cantimplora!”

Estimulado por el ejemplo del líder y al igual que los otros asistentes, Jesús se subió a la silla y coreó hasta desgañitarse, “¡El azúcar es Veneno, el flan es Veneno, el tiramisú es Veneno, la KK Kola es Veneno!”

Matos prosiguió con los ojos que despedían destellos de entusiasmo visceral.

“Por eso camaradas y al igual que lo hizo Gandhi en la India para liberarse de los criminales del imperio británico, nuestro partido PGK comienza desde hoy mismo un boicot al azúcar, producto que nos ha dejado ya a muchos sin molares y con más caries que dientes de piratas.¡Cuatro mil dólares un implante de molar! No camaradas, protejamos a nuestros hijos y a los que vienen después de nosotros evitando que en el consumo del azúcar, la adicción al dulce, y los consecuentes gastos siderales de la atención dental.¡No a los dentistas pillos! ¡Si a la higiene dental preventiva! ¡Vivan las manzanas!,” gritaba Matos mientras que sus camaradas le sacaban en andas de la sede de la organización política coreando,

“¡Cepillos de dientes SI, Mantecados NO!” “¡Manzanas SI, Tiramisú NO!” “¡Cuide el colmillo y coma membrillo!”

Jesús se sintió empujado y pensó que eran sus nuevos camaradas del PGK que salían impetuosos de la sede, pero era su esposa que en el lecho nupcial le gritaba entre enojada y agradablemente sorprendida “¡no me ataques por la retaguardia abusador que te doy de codos!

Despertó de su sueño y muy abrazado a Clorinda, Jesús se prometió buscar en el Internet la sede del Partido Genuino del Kambio.Anyway, si no existía, habría que fundarlo.

JDB

 

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top