En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Crisóstomo del Carmen Hernández-Burgos se ha despertado con un sabor amargo…

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no Cuesta Mucho …es gratis


Crisóstomo del Carmen Hernández-Burgos se ha despertado con un sabor amargo en la cavidad bucal y un malestar del mero en el medio del “estogamo,” como decía esa muchacha que hablaba el español matao porque había nacido en el Bronx y que en los momentos más íntimos en el matre le decía con una voz medio ronquita, “¡Ay papito, ráscame la esparda!”

¡Oh los tiempos alegres de la juventud que no volverán y esas noches inolvidables con Carmencita, la “Pirola” y “Flaqui”!

“Al menos me queda el rapeo y a veces cae alguna,” se decía Crisóstomo que se hacía llamar “Tomy” en la inmersión cultural de aquel mundo de los gringos caras pálidas a quienes nunca, y eso que había tratado; pudo entender.

Pero, ¿cómo olvidarse de Catherine que para correrle la máquina le daba besitos en el cogote en el college susurrando, ¡Oh my hot Krisostomou!

Tommy no se había cambiado el condenao nombrecito por esas cosas de la vida y que aunque quería a su pai, no dejaba de mentarle la mai, es decir su pobre abuela.

Todo eso pensaba Tomy a quien le habían citado a la oficina central de la compañía de seguros Aetna que después de guisar por más de un siglo en Hartford con el negocito de los seguros, se iba de un modo ingrato para Nueva York. Sus CEO habían metido una sarta de mentiras diciendo que “estaban solamente pensando trasladar las oficinas principales.”

“¡Solamente mentiras!” repetía Crisóstomo “Tomy” Hernández mientras miraba en el periódico una foto de las nuevas facilidades en un edificio de cristal de un tono azul semejante al mar Mediterráneo con vista al Hudson que a decir verdad es menos aburrido que las aguas aparentemente tranquilas del río Connecticut donde los peces brillan por la noche debido a los desechos atómicos de la planta nuclear.

Todo esto se le había venido a la cabeza a “Tomy,” que llegó en el CT FastTrack desde New Britain hasta las puertas mismas del edificio de la Aetna. ¡Es que Malloy había tratado de hacerle regalitos a la compañía de seguros facilitándole hasta el transporte de sus empleados en un servicio “puerta a puerta” parecido al de los Ubert!

“Mr. Burgos,” le llamó una nena jincha y de nuevo “Tomy” lamentó su suerte.

En el seguro social y el Departamento de Vehículos y Motores le cambiaban el nombre y los del Banco People le tenían un lado hinchado porque no le decían Hernández-Burgos.

 Con la indisposición digestiva de los bagels añejos que vendía DD embadurnados de manteca rancia, lo del nombre y esa citación siniestra a la “desaguradora” como la había bautizado su amigo Guiso; siguió de un modo sumiso a la nena que le hizo ingresar a la oficina de otro jincho de apellido Torilone.Este le recibió con una sonrisa y un jovial apretón de manos.

“Doris, please bring a cup of coffee to Mr. Hernández-Burgos.”

A “Tomy” que estaba con la desazón de tripas y una sonajera del diablo en el estógamo, le sorprendió la amabilidad del “cano” que en un imperfecto perfecto español le preguntó por su familia con una confianza que nadie la había dado.

“Caripelaos sinvergüenzas” se dijo para sí recordando la carta cuero e diablo que le había mandado a la aseguradora reclamando por la cantidad de chavos que tenía que pagar ahora que estaba retirado por cada uno de sus ocho medicamentos, incluidos los de la presión, la jodienda de las endocrinas, y unas píldoras para evitar los movimientos estertóreos de sus piernas activadas por un problema neurológico.

“Tanta tableta en distintos tamaños y colores me confunden,” reflexionó Tomy.

“Grazias for su cartita Mr. Tomy.On behalf Mr. Mamalone el Jefe del Departamentou de Medicines quiere say Thanks por sus criticas pousitivas y constructivas hacia esta compañía que con esmerou infinitou tratou de ayudarle,” dijo Torilone que tenía cara de siciliano, es decir, más oscurito de faz.

Torilone disco un botón y de inmediato apareció una jeva que con su mera presencia de aeromoza, mejoró el ánimo de “Tomy.”

Para su sorpresa la nena le saludó con un beso en la mejilla y un “Hola Tomy,” con esas voces cálidas de las féminas que le paraban todos los pelos de su soma, incluido los vellos.

En un español claramente caribeño, ¿dominicano? la escultural mami se sentó frente a él y le jabló más claro que el agua bendita de la fuente de Santa Juliana en el Vaticano.

“Tu carta Tommy y perdona que te tutee, es que te pareces a mi tío abuelo Jonás, ha provocado conmoción en los niveles más altos de nuestra aseguradora Health Forever uno de los embelecos de la Etna.Por ese motivo te deseo informar lo siguiente. Primero, que entendiendo que fuiste un leal usuario de nuestros servicios y has pagado cada año altos costos en los Principales; segundo, que te enfermaste solamente tres veces en 34 años, es decir que nos diste mucho dinero sin que nosotros hubiésemos tenido que pagar tanto a los médicos, dentistas, matasanos, anestesiólogas, enfermeras y cirujanos; hemos acordado darte un premio.”

“¿Serán diez entradas libres al estadio DD?” pensó Tomy cuyo estómago estaba desbocado como un potro en celo debido a la ingestión de un té rancio y los bagels recalentados que le jodían sin piedad los intestinos.

“Hicimos muchas ganancias contigo sin tener que pagar por servicios, y por eso deseamos reciprocar tu confianza, devolviéndote dos mil dólares por cada año que te aseguraste con nosotros. De acuerdo a mi calculadora digital B-35 K, daría 67,000 billetes,” le dijo la mami que le miraba con cariño.

“Mr. Tomy, aquí estar su cheque por 67,000 y por favor, perdoun por los de los medications en CVS,” dijo el jubio y a Tomy le dieron unas ganas incontenibles de abrazarlo. De un modo impulsivo abrazó y le plantó un beso estrujao a la mami.

¡Gracias, Grazia, thanks! gritaba Tomy pensando en un carro nuevo y unas vacaciones a Corozal.

II

“¡Salmon, déjate de patearme y tómate de una vez las pastillas pa’ las patas me tienes las piernas con más hematomas y rasguños que las canillas de jugador de futbol!” le gritaba su esposa.

Tomy se quedó despierto pensando en la jeva dominicana, las posibles vacaciones en el Caribe Hilton de San Juan y el Jaguar descapotable.

Es que los sueños y si no tienes chavos, solamente sueños son.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top