En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Representante Vargas expone sobre las implicaciones de una potencial bancarrota de Hartford

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

“En una bancarrota no se sabe que puede pasar”

Con su forma  pedagógica de exponer cualquier tema Edwin Vargas (D) Representante Estatal del sexto Distrito nos explicó la realidad y las consecuencias de que la ciudad de Hartford se incline por la bancarrota por la falta de fondos para mantener la ciudad operando.

ET: ¿Qué es una bancarrota a nivel de las ciudades?

EV: Es cuando una ciudad no tiene dinero para pagar sus obligaciones o sea las nóminas de los empleados de la ciudad, las deudas con los suplidores y hasta a los que han comprado bonos de la ciudad.

ET: ¿Es posible que se pueda evitar la bancarrota de Hartford?

EV: A veces se puede evitar negociando las deudas con los acreedores por ejemplo si se le prometió a los dueños de los bonos un 6% y se les dice que para evitar la bancarrota de la ciudad solo es posible darle un 3% y ellos aceptan. Bueno, esa es una manera de evitarla. Se puede presentar que si la ciudad se va a la bancarrota a los inversionistas que compraron diez mil dólares en bonos solo se le de cinco mil de ese capital invertido entonces ellos inteligentemente para evitar perder capital acepten un 3% de ganancia y no perder capital. En una bancarrota no se sabe que puede suceder. También puede negociarse con las uniones de los empleados pidiéndoles que acepten un incremento en el pago de las visitas médicas, congelando los aumentos salariales, cortar horas de servicios como las librerías, la no contratación de empleados, cortas gastos de viajes, unir departamentos, etc.

ET: ¿Está la ciudad de Hartford en bancarrota?

EV: Todavía no. La última vez que hable con el alcalde Bronin me dijo que la ciudad todavía tenía fondos hasta septiembre y octubre. Ahora bien,  si el presupuesto del Estado no se aprueba  entre estos meses y la ciudad no recibe fondos del Estado, la ciudad empezara a verse en problemas. Por ahora el Alcalde ha contratado una firma de abogados que es la misma que representa a Puerto Rico, y éstos se reúnen con los acreedores tratando de renegociar las deudas y bajar los costos de la ciudad.

ET: ¿Todavía a esta fecha el presupuesto no ha sido aprobado?

EV: Todavía no.El gobernador sigue emitiendo órdenes ejecutivas en lo que se aprueba el presupuesto.

ET: ¿Qué pasaría con los oficiales electos si la ciudad se va a la bancarrota?

EV: Lo primero es que el Gobernador podría nombrar una junta de fideicomiso como pasó en Waterbury y estos vienen y toman medidas drásticas tales como suspender los poderes del Alcalde y cortar beneficios de pensiones a los jubilados. Aunque estos protestaron y fueron a las cortes estatales éstas determinaron que los beneficios otorgados por el Estado pueden ser retirados en cualquier momento. Por último, fueron a la corte federal y esta determinó que no tenía jurisdicción. O sea, que la Junta de Fideicomiso tiene poderes extraordinarios y lo que ellos decidan eso se hace. En cuanto a los oficiales electos  eso dependería de cómo la ley de bancarrota esté escrita. En algunos casos la junta trabaja junto al Alcalde, en otros casos un Juez de bancarrota podría  decidir la suerte de los oficiales electos. Cada caso es distinto.

“Bronin me dijo que todavía hay fondos para los meses de septiembre y octubre después de ahí la ciudad tendrá problemas si no se aprueba el presupuesto”.

ET: ¿Cómo le afectaría o beneficiaria a los ciudadanos una bancarrota? 

EV: Si los comisarios o un juez de bancarrota toman el control pueden decidir el aumento de los impuestos y de la noche a la mañana podríamos ver que se nos cobre hasta el doble de lo que se paga actualmente. Puede suceder que servicios como la basura tangamos que pagarla, que a nuestros niños tengamos que pagarles el desayuno y el almuerzo en las escuelas. Puede que las escuelas cierren más temprano, que se cobre estacionamiento por los empleados usar el parqueo de las escuelas. Que haya menos policías, menos bomberos. Todo puede ocurrir y sería muy contrario a lo que estamos tristemente viviendo en estos momentos. Esto le digo seriamente. Esto no es un juego.

ET: Hay muchas organizaciones sin fines de lucro que no pagan impuestos como las iglesias, hospitales, agencias del Gobierno a la ciudad.  ¿No sería posible que una junta de Fideicomiso o un juez de bancarrota  leS obligue a pagar impuestos en vez de sacrificar a los ciudadanos?

EV: El Estado es quien aprobó las leyes que les dieron excepciones contributivas a esas organizaciones y este puede enmendar esas leyes. Ahora bien, el Estado para enmendar esas pérdidas a los municipios les otorga fondos a las ciudades pero solo es un 30% de lo que sería la recaudación de impuestos. La delegación de Hartford compuesta de cino representantes y dos senadores estatales siempre hemos luchado para que esos fondos no sean basados en el 30% del valor de lo que realmente serían esos impuestos pero no hemos podido cambiar esa ley.

ET: ¿Tienen que ver los ex alcaldes Eddie Pérez y Pedro Segarra con el inadecuado manejo de fondos y la situación de bancarrota de la ciudad?

EV: En el caso de Eddie y Pedro ellos heredaron un plan municipal que estaba totalmente sufragado. Hartford había tenido un fondo de pensiones municipales que estaba a un 100%, se considera que un fondo que tenga un 70 %  es un fondo saludable porque no se van a jubilar todos los empleados en un instante.   Hartford tenía un 110%; todo empezó en la administración de Saxon Pery que empezó a darles beneficios de pensión exorbitantes a los empleados como forma de compensar tal vez los sueldos bajos. Este problema no empezó con Segarra ni con Eddie.  En ese tiempo los empleados de baja categoría y los de alta jerarquía como el Administrador de la ciudad, los directores departamentales  empezaron a darse pensiones generosas. Usaban el tiempo extra  como tiempo de pensión, las horas de vacaciones, las horas de enfermedad, etc. Todo esto fue acabando con los fondos hasta que hoy en día tenemos este colapso financiero en la ciudad.

Haciendo un análisis llego a la conclusión de que los factores expuestos por Edwin Vargas en mi última pregunta es lo más indecoroso e irresponsable que hayan hecho los alcaldes anteriores. La situación se ha ido agravando a través de los años por concesiones  hechas  a grupos privilegiados de la ciudad. Todo el mundo se aprovechó y hoy en día el panorama de la ciudad es impredecible y nadie sabe si esta ciudad será habitable o será ciudad desierta como le pasó a la ciudad de Detroy.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top