En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Reabren caso de madre coreana siguiendo el caso de Nury Chavarría, quien detuvo orden de deportación

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NORWALK. El caso de inmigración reabierto de Nury Chavarría, una madre guatemalteca residente  de Norwalk, trajo como consecuencia que otros casos con orden de deportación produzcan interés dentro de la comunidad y puedan sus familias y sus abogados ejercer presión al ICE para evitar la deportación de una madre coreana.

Jung Courville, una madre coreana de Norwalk, tiene una “Orden de Deportación Fnial a Corea, ella, una madre de dos hijos estadounidenses fue ordenada salir del país hasta finales de este mes. 

Pero la audiencia de Inmigración será reabierta para esta madre de dos niños que fue ordenada deportada a su país natal a finales de este mes, según su abogado.

Jung Courville se enteró el lunes que un juez de inmigración en Filadelfia ha concedido una moción para reabrir su caso, dijo su abogado, Sung Hwang, quien dijo que esta decisión debería detener la orden para que ella salga del país.

Sus abogados tienen la esperanza de que pueda obtener permiso para permanecer en el país debido a su matrimonio con un ciudadano estadounidense.

Courville ha vivido en los Estados Unidos durante 18 años y ha estado casada con un ciudadano estadounidense durante 14 años. Ella y su esposo tienen dos hijos nacidos en Estados Unidos, uno de los cuales es discapacitado.

En el 2010, viajaba con su familia en las Islas Vírgenes y fue detenida en el aeropuerto porque era indocumentada. Courville culpa a la falta de comunicación con su abogado por faltar a una aparición en la Corte de Inmigración hace años.

Courville fue liberada, se le dijo que se reportara al ICE en Hartford y concedió una suspensión de la remoción. Cada año, desde entonces, ha informado a su cita de check-in con ICE y se ha concedido una suspensión de la mudanza.

Pero este año, se le informó que para el 28 de agosto debía tener un boleto de avión a Corea y que estaría fuera del país hasta el 27 de septiembre.

El mes pasado, Nury Chavarria, una madre de cuatro hijos, residente de Norwalk, fue ordenada serdeportada a Guatemala, su país natal, después de 24 años de vivir en los Estados Unidos. Chavarria recibió una suspensión en su deportación después de que ella se tomó una iglesia en New Haven, considerada una ciudad Santuario.

Chavarría tampoco tenía antecedentes penales, trabajaba como ama de llaves y se reunía regularmente con funcionarios de inmigración. Ahora puede resolver sus problemas con su estatus migratorio.

En otro caso local, Joel Colindres, residente de New Fairfield, fue notificado con 28 días de antelación de su orden de ser deportado el 17 de agosto.

Colindrés, de 33 años, nació en Guatemala y llegó a los Estados Unidos sin documentación en el 2004. Se casó con su esposa, Samantha, ciudadana estadounidense en  el 2010. Tienen dos hijos nacidos en Estados Unidos.

Los  legisladores federales de Connecticut han pedido a la Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos que reconsideren la orden de deportación por considerar que no tiene ningún sentido común y menos un sentido de humanidad.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top