En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Los Puntillazos de la Política del Despertar

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

O, “hay cambios climáticos graves más algunos no entienden”

Por Don Felo Vizcarrondo, su amigo y el equipo del notición


Amigos, conocidos y cómplices

A propósito de rogativas, rosarios y actos de apoyo por el “inocente,” es bueno dejar en claro las diferencias entre estas tres palabras, “amigos” “conocidos” y “cómplices;” cuando se refieren a amistades “políticas.”

Para el animal político, el político animal o el oportunista no hay amigos y lo de lealtades depende de para qué lado se mueva la balanza de los chavos, contratitos o las acomodaciones y favorcitos.

Decimos esto porque nos extraña la apología, encomio y alabanzas que alguno por allí hizo y seguirá haciendo con su amigo Eddie Pérez que por siete años insistió en su falsa inocencia.Fíjense ustedes que el sistema judicial de este generoso Estado de Connecticut gastó más de un millón de dólares en proveerle al ex alcalde “su día en Corte,” que no fueron 12 horas de justicia sino que cuatro semanas. Al final del día había cometido los delitos de soborno y extorsión.

Es difícil ser amigo de una persona que se enorgullecía de fastidiar a sus enemigos, que dejó de saludar a sus conocidos y amigos de antaño porque repentinamente se le vino el poder a la cabeza y percibió con claridad por donde se podía sacar el billete, más allá de su salario como alcalde.

La prensa, como lo hace ahora Donald Trump, fue su “enemiga” porque no caímos en las trampitas de las rogativas y actos litúrgicos a favor del “inocente,” que de acuerdo a su familia, había sido cruelmente tratado por el sistema judicial.

Pasado un tiempito instalado en la alcaldía, los que fuimos sus amigos durante la campaña para alcalde y a los que Eddie abrazaba y besaba, bajamos de categoría a la de “conocidos” y con cuidado.Al decir la verdad de lo que se maniobraba en los rincones del municipio, nos transformamos en enemigos y varios tipos hablaron pestes de reporteros del Hartford Courant y de nosotros en los bares y tugurios que frecuentaba Edison y otros “amigos” del alcalde.

Finalmente, y aclarando palabras, amistades como la de Eddie Pérez ponen a las personas en el riesgo de transformarse en cómplices, es decir encubridores, secuaces, colaboradores o coautores de delitos menores y mayores.Carlos Costa fue uno de esos amigos ya que como contratista participaba en el festín de los contratos, pero finalmente de amigo se transformó en enemigo ya que “se fue de boca” como se dice en el submundo del hampa y las cárceles, es decir habló.

El no aceptar que un individuo convicto de extorsión y soborno que después de siete años se declara culpable, malhechor y condenado; da pena.Es mejor no escribir apologías baratas y ensalzamientos desmerecidos.Alabar al felón es continuar con el vacilón de las pandillas e ignorar la burla hacia una comunidad y personalidades que apoyaron al ex alcalde y que ahora se arrepienten de poner su nombre y solvencia moral en un mentiroso y hacer el ridículo.

Eddie Pérez nunca fue amigo de la prensa y a nosotros nos enorgullece no haber caído en la fanfarria de sus rogativas.


Escuchen los que quieran escuchar, la cosa viene en serio

Donald Trump y su equipo de fanáticos “cristianos,” asesores ignorantes, y racistas están recibiendo lecciones brutales.Dos huracanes de intensidades máximas (5) han azotado a dos amplios conglomerados demográficos.La tormenta Harvey catalogada por expertos sabidos, como inusualmente violenta, de una trayectorianunca antes conocida y “apocalíptica,” provocó cómo ustedes saben, inundaciones records en Houston, Texas, donde se calcula que unas 40,000-50,000 familias han perdido sus bienes y hogares.

Casi simultáneamente el huracán Irma arrasó la región del Caribe y amplias áreas del estado de Miami.Fotos satelitales muestran que la fuerza del viento que llegó a 170 millas por hora, barrieron y despojaron las superficies terrestres de viviendas e incluso vegetación.Nuevamente, los expertos han dicho que el fenómeno es inusual y las autoridades calculan en billones los gastos de reconstrucción y relocalización de familias que lo perdieron todo.

El “equipo” de gobierno del Donald Trump rechaza y niega la amenaza del recalentamiento global, ha desoído las advertencias de expertos y es más, Estados Unidos bajo la egida de un terco ignorante al que no le importa el destino del prójimo sino que sus ganancias personales; abandonó el Club de Paris donde potencias con más luces han intentado establecer medidas drásticas para disminuir la contaminación de la atmósfera terrestre.

Tomará años y quizás décadas, al igual que lo sucedido con la tormenta Katrina que inundó Louisiana con; reconstruir, relocalizar y comenzar de nuevo.Los daños son en algunos casos irreversibles y el gobierno central de Trump deberá afrontar más emergencias.

Es de esperar, aunque las esperanzas se agotan; que sectores moderados y menos fanáticos del Partido Republicano permitan cambios en las posturas recalcitrantes de Trump, y políticos con más experiencia, compasión y sabiduría reemplacen el caos de la Casa Blanca.


Connecticut y la nación se la comieron

Cuando catástrofes tipo apocalípticas (un nuevo adjetivo que describe las calamidades provocadas por los elementos naturales), los estadounidenses en su gran mayoría aportan y donan dinero, alimentos, ropas y esperanzas a los afectados por la adversidad.

Una de las lecciones que esperamos estén aprendiendo los supremacistas del calibre de Trump y Sessions es que los desastres naturales no discriminan por raza, color ni sexo.Los tornados, inundaciones, ciclones y vientos huracanados nos caen a todos encima, es decir son democráticos.

Por eso fue edificante ver por las imágenes de los plasmas y en los excelentes programas de CNN y MSNBC a ciudadanos de color ayudando a familias blancas, latinos que murieron tratando de ayudar a familias afroamericanas, y policías y bomberos blancos fajándose con riesgo de sus vidas para ayudar sin preguntar si la sangre del afectado es roja.

Lo que está pasando con el climas no pasará hasta que Estados Unidos apoye nuevamente los esfuerzos del Club de Paris que reúne a las potencias mundiales para menguar la producción e irradiación de contaminantes y gases en la atmosfera terrestre.Trump decidió que no quiere saber nada de eso y en su terca ignorancia deberá sacar dinero del gobierno para ayudar a los desposeídos, haya o no hayan votado por él.

Dios los perdone.


Otros que se van

En el pasado hablábamos de la compañía de seguros Aetna que dirige Benito Bertolini que se va de a poco y que ha tenido al alcalde Bronin (creemos, aunque uno nunca sabe) con el alma en un hilo (especialmente él que es tan flaco).

Decíamos que las corporaciones ya no tienen lealtades con las comunidades que les vieron nacer como pequeños chinchorritos, pero que ahora que las cosas no están bien en Connecticut (no hay presupuesto todavía), echan un pie y se van.

Esto va sucediendo con la entidad Alexion Pharmaceuticals Inc. fundada en el 1996 que se funda en la ciudad de New Haven, pero que ahora ha anunciado que se irá para la ciudad de Boston por razones que desconocemos y que no sabemos si tienen que ver con el paisaje u otros enjuagues financieros.Los capos de esta farmacéutica especializada en producir drogas y medicamentos, al igual que los pájaros migratorios; volarán a Elm City en Boston lo que de acuerdo a Matthew Nemerson, el administrador de desarrollo económico de New Haven, afectará profundamente a la economía de esta ciudad.

Estamos hablando de 400 trabajitos que a su vez alimentan a los DD, Atticus , restaurantes y el comercio local.

Los portavoces han dicho que la mudanza es un ahorro que les permitirá invertir más en investigacionesy desarrollo (¿de fortunas?).Esto de ahorros es relativo ya que las ganancias que ha hecho Alexion con el producto Solaris son muchas demasiadas.

También han hablado de cambios constantes de liderazgo que no es culpa de New Haven y la necesidad de estar más cerca de gente más inteligente que se estaría produciendo en Boston.Wowwww.Este es un argumento bien flojo ya que las universidades de Yale, la tercera en el país; de New Haven, Bridgeport y otras instituciones no están allí para mejorar el paisaje y hay cerebros.¿Será que en Boston nacen genios o hay más pubs? ¡Oh! se nos olvidaba. También hay más blancos y caras pálidas sobre todo en downtown.

Nos contaba Nemerson que a estas corporaciones se les ha dado un tratamiento generoso en lo de los impuestos, entonces, ¿qué más quieren?

Por eso decimos que mientras los legisladores de Connecticut no arreglen lo del presupuesto, y los republicanos continúen con la cantaleta de fastidiar a la fuerza laboral, el Estado luce mal, como en Hartford donde el alcalde cada vez que puede sale con la cantaleta de que nos vamos a la bancarrota.

Increíble, pero cierto.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top