En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Cientos de residentes visitaron al B-17G sobreviviente de la segunda Guerra mundial

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Cientos de personas visitaron al B17G

HARTFORD.- Quienes saben de aviación se sorprendieron al avistar a un bombardero de cuatro motores que sobrevoló el área de Greater Hartford y que despegó del aeropuerto Brainard de nuestra ciudad donde estuvo durante los días viernes, sábado y domingo pasados.

La iniciativa de mostrar una nave aérea que estuvo activa durante la cruenta segunda guerra mundial, constituyó una atracción para familias, aficionados a la aviación e incluso veteranos que llegaron desde distintas ciudades para admirar la nave que es del tipo “fortalezas aéreas” con amplio armamento de ataque y defensa.

El avión de cuatro motores pertenece a la Asociación Experimental de Naves Aéreas que promueve el interés por la aviación, da a conocer a la institución auspiciadora y conmemora los esfuerzos y sacrificios de las tripulaciones de estas naves que contribuyeron a eliminar al sistema nazi alemán encabezado por Adolf Hitler y sus secuaces.

De acuerdo a Poplar Grove uno de los integrantes de la tripulación, de 12,731 aviones bombarderos B-17, solamente quedan 50 y de ellos únicamente 11 están aún volando.  Ken Morris, otro de los tripulantes del avión/museo dijo al público que cada uno de estos bombarderos contaban con una tripulación de 10 personas, incluidos dos pilotos, un experto en bombas,  un navegante,  un radio operador, un encargado de la ametralladora localizada en la cola, otro de localizada en la torre superior, entre otros.

Estas tripulaciones dieron de baja  muchas naves de guerras alemanas, pero las estadounidenses pagaron un alto en vidas humanas y aviones. 

“Era usual que de una flota de 500 aviones bombarderos en misiones sobre Alemania, regresaran solamente 300,” dijo a los visitantes Rex Gray, uno de los pilotos.  Agregó que de los 12,371 aviones B-17 construidos durante la guerra, cerca de 4,800 con sus tripulaciones se perdieron en combate.

En el interior de la nave todo estaba preparado como si el bombardero estuviese listo para una misión de combate, incluidos tanques de oxígeno para ayudar a la tripulación a respirar en alturas elevadas, trajes especiales para soportar temperaturas de 30 y 40 grados bajo cero cuando los aviones tenían que elevarse para evitar el fuego antiaéreo e imitaciones de bombas.

Para Roger Martínez, veterano de la guerra de Corea, la experiencia fue importante para ayudar a las nuevas generaciones a entender lo que es una guerra, el sacrificio de los que allí participaron y el ingenio en la construcción de máquinas bélicas.      

El aeropuerto Brainard está localizado al sur de la ciudad de Hartford y es un activo campo de aterrizaje para aviones pequeños, bimotores, jets privados, y helicópteros.  Cuenta con un restaurante, y este pasado fin de semana fue uno especial para los vuelos de demostración del B-17 que se despidió de Hartford este pasado lunes.  El aeropuerto ofrece cursos de navegación aérea, y transporte hacia Nueva York y Boston.

JDB

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top