En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Líderes comunitarios ofrecen apoyo a jóvenes indocumentados

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
La grabación del programa televisivo La Riobambeñidad, trajo al diálogo la necesidad de que la comunidad inmigrante se eduque y se una en apoyo a la causa del movimiento pro-inmigrante. Por lo que Pedro Lazo, Brenda Cerezo y Leonardo Vargas Granizo; líderes comunitarios de Norwalk y Stamford, dieron total apoyo a Angélica Idrovo, vocera oficial del Movimiento Jóvenes por un Sueño (CT4Dream).

Soñadora le dice a Trump: “No tengo miedo. Soy indocumentada y yo soy el cambio”

NORWALK. En la grabación del programa televisivo La Riobambeñidad Internacional, grabado en el Auditorio de la Biblioteca Pública de Norwalk, Angélica Idrovo, líder del movimiento de jóvenes indocumentados conocido como “Soñadores” (Connecticut for a Dream, CT4Dreams), le dijo al presidente Trump y a la ciudadanía: “estamos contribuyendo a la economía de este país, pero aún más: Somos seres humanos que merecemos vivir con dignidad y no queremos solo ese pedacito de pastel que nos dan”, en respuesta a la suspensión del programa DACA que daba alivio temporal a las deportaciones a los estudiantes indocumentados, más un permiso de trabajo.

A la hora que el presentador de La Riobambeñidad, Marcelo Jijón Paredes, le preguntó a Angélica “Angie” Idrovo, ¿Qué dejaste de hacer para defenderte y defender a los demás?, la joven que se auto-proclamó como ¡Indocumentada!, respondió que primeramente debió tomar la iniciativa de seguir luchando por su comunidad porque se siente parte del cambio.

“Porque los jóvenes tenemos el poder en nuestras manos para hacer de este pais grandes cambios y de hacer de nuestro país de origen (Ecuador en el caso de ella) grandes contribuciones. Y dar lo mejor de nosotros”, expresó.

Sostuvo además que el cambio sale de la mente y el corazón de cada persona y por eso decidió como una joven indocumentada correr el riesgo de decirlo para acabar con el miedo que hay entre los jóvenes, como ella ,que no tuvieron la opción de elegir venir a este país, sino que sus padres eligieron por ellos cuando aun eran niños; pero que por haber venido pequeños se criaron en la cultura estadounidense y se reconocen como tales.

“Llegué hace nueve años a este país y decidí no vivir en las sombras. Muchos jóvenes tenemos miedo de que alguna vez regresemos a casa y no estén nuestros papás”, dijo Angie en medio de los aplausos del público.

 Por lo que el miedo a la deportación es una latente constante en los jóvenes soñadores. Y eseguida abordó sobre las contribuciones económicas y culturales que los “soñadores” y sus familias dan a la ciudad y recordó que no solo se trata de dinero, sino también de ser vistos como seres humanos que mereces una vida con dignidad y con respeto.

¿Cómo es vivir con miedo?. ¿Cómo es vivir en las sombras?, preguntó Jijón. A lo que Angie le contó que desde cuanto tenía 14 años hasta los 17 en sus años de secundaria escuchaba la palabra “ilegal”, sentía vergüenza, sentía que no pertencía a este país y que no era lo suficientemente valiosa para estar entre la sociedad estadounidense. Saber que podía un dia llegar a su casa y no encontrar a su papá o a su mamá y que sus dos hermanos menores pudieran ser puestos en auspicios; era un sentimiento doloroso, precisó.

Pero además sufrió el trauma sicológico de que sus propios compañeros le decían  ilegal y que merecía regresar a su país. Todo esto le llevó a tomar la iniciativa de pensar de no querer seguir viviendo de esa manera y optó por salir de las sombras y empezar su cambio.

 Reconoció que la fuerza de los jóvenes aun no ha sido valorizada y que la capacidad de ellos de pensar es vista como “disminuída”. “Los adultos creen que ellos tienen más experiencia. No digo que no, pero los jóvenes si podemos darnos cuenta que podemos alzar nuestra voz y que podemos liderar un movimiento. De hecho, lo estamos haciendo”, dijo, en señal de que están frente a CT for a Dream (Soñadores del Estado).

¿Qué piden los Dreameres a la ciudadanía?, preguntó nuevamente Jijón

“El Presidente Trump nos ha atacado una vez más y nos ha quitado el programa DACA que impacta a 800 mil jóvenes del país que éramos sus beneficiarios y a alrededor de cinco mil jóvenes en Connecticut. La organización y los jóvenes indocumentados NO merecemos ese pedacito del pastel nosotros nos merecemos más. Los papás, los trabajadores, los jóvenes que vienen sin sus papás, las mamás que están solas. Todos nos merecemos. Por eso les invito a que se unan con nosotros y que se animen a acompañarnos en las protestas, en las marchas, que se animen a educarse e informarse que está sucediendo en la comunidad para que nos podamos sentir respaldados. Para que yo me pueda sentir no solo respaldada por la comunidad inmigrante sino también por la ecuatoriana”, dijo Angie.

Enseguida, Pedro Lazo, un conocido líder de la comunidad, se levantó y le dijo a Angie que cuente con toda la comunidad inmigrante, que no se sienta sola y que si hay que ir a las marchas y protestas y al lobby político, él y un reciente grupo pro-inmigrante que se encuentra en gestación, los acompañarán. “Qué es lo que queremos, dijo: ¡Justicia!, eso es lo que quieren los Soñadores, pero todos finalmente somos soñadores y todos queremos: ¡Justicia!”.

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top