En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Los Puntillazos de la Política Catastrófica

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

O, “Para Trump todo es maravilloso”

Por Don Felo Vizcarrondo, su amigo adolorido

La lenta respuesta de un gobierno supremacista

No lo dijimos ni lo decimos solamente nosotros.

La respuesta de La Extremadamente Casa Blanca en Washington D.C. a la catástrofe ecológica, financiera, política y social sin precedentes que vive la Isla de Puerto Rico asociada cercanamente a los Estados Unidos después de ser invadida por las tropas norteamericanas en 1898; ha sido lenta, desorganizada, limitada e ineficiente para los 3 millones cuatrocientos mil boricuas que viven en la Isla una pesadilla que no termina.

Cuando se despiertan cada mañana sin techo, bajo calores insoportables, sin agua potable ni electricidad, escasos de medicinas y sin tener acceso a su dinero o ahorros en los bancos; el futuro es nebuloso.

Cada día y desde los azotes apocalípticos de los huracanes Irma, José y María, una jornada de agudas privaciones no es diferente a la del día anterior y esto es peor en pueblos alejados de las grandes metrópolis tales como San Juan, Ponce, y Caguas.

Conversando con el senador Chris Murpy de Connecticut, éste ha dicho que en la medida que pasan los días y dada la lentitud y languidez con que actúa la organización FEMA que en el pasado gobierno lidiaba más eficazmente con las situaciones de desastres en los Estados Unidos y la actitud parsimoniosa y lenta del presidente Trump, más preocupado del saludo a la bandera que a los problemas de los Estados Unidos; el pronóstico para la Isla es fatídico.

Pasado el impacto inicial de las horas en que el último huracán desbastó a la Isla despojándola de su encanto, destruyendo sus palmeras, árboles frutales, cafetales, ganadería, ecología, flora y fauna; no ha sido fácil para la población ponerse de pie.En menos de 24 horas, la Isla retrocedió a los tiempos del Huracán San Felipe ya que todavía no hay comunicación telefónica y los celulares no pueden funcionar. No hay energía eléctrica, ni gasolina para los automóviles. No hay.

Lo sucedido en las islas Barbuda y Dominica fue un preámbulo fatal de lo que pasaría en Puerto Rico ypor el momento las autoridades más lucidas de los Estados Unidos y Puerto Rico, expertos en desastres naturales avizoran etapas.

En la primera o de emergencia, se trata de que cada adulto mayor, personas enfermas, niños y adultos cuenten con atención de salud física y mental, además de agua potable, comunicaciones, alimentos, ropas, camas y electricidad. La limpieza de calles y fuentes de agua es fundamental para evitar epidemias.

La segunda etapa es restablecer los canales de recepción y distribución de la ayuda que millones de personas desean hacer llegar a Puerto Rico, pero es necesario identificar las agencias u organizaciones solventes y con reputación, que aseguren que el dinero llegue a las manos de quienes lo necesitan y no a las de los caciques políticos.

La tercera etapa es la de agilizar el transporte aéreo y naval para proceder a la evacuación de personas que no pueden soportar las actuales condiciones climáticas sin tener aire acondicionado ni atención médica.De este modo se evitará la pérdida de vidas.

La cuarta etapa es completar en un 100% la apertura de hospitales, escuelas, comercios, distribución de gasolina y agua, supermercados y habilitar más refugios temporeros.

Logradas estas etapas de respuesta, vendrá la de reconstrucción que requerirá levantar nuevamente las viviendas en la Isla, ya sea reparándolas o reemplazándolas con construcciones capaces de enfrentar huracanes, habilitar los caminos, reparar los puentes, limpiar las pequeñas radas que se usan para la pesca, y preparar la reconstrucción de agro y la crianza de aves y animales para el consumo local.

Finalmente y en un ambiente algo más normalizado, discurrir acerca del destino de Puerto Rico proyectando para diez, veinte y treinta años más.

La diáspora puertorriqueña ubicada en los Estados Unidos continentales y metrópolis de todo el mundo desean ayudar y cooperar, pero para esto se deben definir los canales de recepción y distribución de la ayuda y al mismo tiempo convencer al gobierno de Donald Trump que lo sucedido en Puerto Rico puede ser semejante a lo que aconteció con Katrina, pero en el caso de la Isla, estamos hablando de daños aún inconmensurables que suman billones y billones de dólares.


 

Delito de dos ex policías estatales requiere castigo ejemplar

La Policía Estatal es una de las instituciones públicas cuyos integrantes están adiestrados para actuar de una manera justa en situaciones de alto riesgo.Por eso fue un motivo de sorpresa conocer la brutal agresión que el ex policía estatal Rupert Laird llevó a cabo en contra de una víctima civil.

Este sujeto que afortunadamente ha sido expulsado de la policía del Estado después de una acuciosa investigación de la Oficina de Asuntos Internos de la Fuerza estatal, habría secuestrado y torturado a una persona que se habría sobrepasado tocando en una fiesta a la supuestamente novia del abusador.

La agresión que presenció sin inmutarse ni detener el castigo Xavier Cruz, ahora expulsado también de la Policía estatal; tuvo lugar la noche del 18 de febrero y la descripción que hizo la víctima parece extraída de testimonios de prisioneros políticos en regímenes de dictadura.

Ahora tanto Laird como Cruz deberán responder como civiles ante la justicia en la Corte Superior de New Britain.La sesión de tortura y castigo tuvo lugar en el sótano de la casa de Xavier Cruz con lo cual, de comprobarse en los tribunales estos hechos increíbles de agresión y barbarie; involucraría a Cruz como cómplice del asalto en primer grado del que se acusa a Laird.

La comunidad confía en que la Justicia ponga las cosas en su lugar y que el proceso de selección de policías estatales incluya evaluaciones psiquiátricas para evitar la presencia de sádicos y sicópatas.


Hay que leer la letra chica del proyecto de reforma tributaria

Donald Trump ha intentado varias cosas en sus ocho meses de gobierno: la construcción de una muralla entre Estados Unidos y México, con un costo de billones de dólares; acabar el programa de Acceso a la Salud que puso en práctica el presidente Obama; y maltratar a los inmigrantes a través de una reforma de la ley de inmigración.

El común denominador de estas tres iniciativas es la denodada oposición tanto demócrata como republicana a ideas que deshumanizan las acciones de un gobierno central.

Lo de la muralla está en veremos ya que cuando Trump se dio cuenta que los Estados Unidos no están en disposición de complacer sus deseos basados en el supremacismo y ausencia de respeto hacia otras razas que no sean la blanca; ha pensado que México “tiene” que costear los gastos, cuestión que las autoridades aztecas han rechazado.

Con respecto a demoler el programa de seguro médico que puso en práctica el ex presidente Barak Obama, Trump ha intentado en tres ocasiones imponer “su” proyecto que elimina importantes ayudas para el Medicaid y Medicare, entre otros aspectos criticados incluso por integrantes de su propio partido.

En relación a la reforma inmigratoria, los proyectos de Trump reciben el rechazo de la ciudadanía que ven cómo se intenta castigar a inmigrantes que vienen a los Estados Unidos a trabajar.

Ahora y en medio del circo creado por el presidente con respecto al saludo a la bandera en los juegos de la Liga Nacional de Fútbol; Trump está tratando de venderle al pueblo una reforma tributaria que de acuerdo a su descripción es “maravillosa,” y agradará a la clase media.

Los demócratas están alegando que Trump no ha dado a conocer en detalles en que consiste la reforma que está promoviendo ya que por lo general intenta usar el factor sorpresa para ocultar la letra chica de sus propuestas de ley.

Fundamentalmente y esto de acuerdo a analistas autorizados, la reforma aliviará de impuestos a los MAS RICOS y acaudalados de esta nación, y castigará con más tributos a la clase media.

Conociendo la forma de maniobrar en el Congreso por parte de los Republicanos, los demócratas están exigiendo claridad y discusiones más a fondo acerca de este controversial tema donde nuevamente los favorecidos serán las grandes corporaciones y empresas internacionales, base de apoyo del presidente.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top