En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

A la justicia dos policías estatales despedidos de la fuerza

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- Xavier Cruz y Rupert Laird comparecieron brevemente en la Corte Superior de New Britain este pasado lunes en audiencias previas a un proceso criminal.Ambos ex miembros de la policía estatal habían sido previamente despedidos de sus empleos porque secuestraron, asaltaron, y torturaron a un hombre que habría tocado de un modo inapropiado a la novia de uno de ellos.

El suceso acaeció el 18 de febrero pasando por la noche ocasionando el arresto de ambos individuos quienes habían comenzado a ser miembros de la Policía Estatal en junio del 2012.De acuerdo a Kelly Grant, ambos sujetos fueron despedidos después de concluida una investigación llevada a cabo por la Oficina de Asuntos Internos de la Policía estatal.

De acuerdo a records en Corte y que llevó al despido de ambos acusados por secuestro en primer grado, asalto en segundo grado y privación de los derechos de una persona; todo comenzó en el Bar T’s Café localizado en la Airport Road en Hartford.La víctima era un conocido de ambos policías estatales quienes le invitaron al hogar de Cruz para continuar la fiesta en la que había siete personas, incluida una mujer conocida de Laird.

Se informó que en la cocina, la victima habría tocado las posaderas de la mujer.El hombre salió de la fiesta y se dirigió a su departamento pero su novia no le permitió la entrada.Por este motivo envió un mensaje de texto a Cruz para regresar a su hogar a lo que éste accedió.Llegado al lugar, Laird bloqueó la salida del automóvil de la víctima, obligándole a entrar al hogar de Cruz donde Laird le encañonó diciéndole que le iba a matar.

Ya en el interior de la casa, ambos policías estatales obligaron a la víctima a bajar al sótano donde le obligaron a desnudarse y arrodillarse. Entonces Laird le comenzó a patear y dar puños.Como la victima intentaba defenderse cubriéndose la cabeza y el rostro, Laird le obligó a aferrarse a una cañeria del cielo raso y le siguió golpeando.

A renglón seguido, los sujetos llamaron a la mujer agraviada y obligaron a la víctima a excusarse.Laird le pidió entonces a la mujer que dijera un número entre el uno y el diez.Cuando ella dijo cuatro, Cruz dijo que esa era la cantidad de golpes que la víctima recibiría.

De acuerdo a los testimonios de la víctima, recibió de parte de Laird veinte golpes de puño, 20 patadas y le golpeó al menos 15 veces con un bastón policial.Si bien Cruz fue testigo de la golpiza, no golpeó a la víctima que en un momento dado le pidió que le dijera a Laird que parara el castigo; pero Cruz no le hizo caso.Después de la golpiza, se obligó a la víctima a limpiar con detergente la alfombra y paredes manchadas de sangre y Laird le aconsejó que dijera que se había caído durante la borrachera.

La policía del pueblo de Wethersfield donde está la casa de Cruz consiguió una orden de allanamiento y constataron manchas de sangre en las paredes del sótano y en un refrigerador.La victima también declaró que Laird durante el episodio de tortura física, tomó un descanso para beber más cerveza y le siguió golpeando. Ambos sujetos fueron arrestados, pero dejados en libertad.

Los dos individuos deberán presentarse nuevamente en Corte el 13 de noviembre.El abogado de Laird dijo a la prensa que su cliente apelaría la decisión de la policía estatal de expulsarlo de la fuerza estatal.Se supo que la fiscalía cuenta con copia de los exámenes médicos que mostrarían las heridas de la víctima.También declarará la mujer que vio las condiciones en que se encontraba el hombre que la tocó.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top