En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Se hace un llamado para un DREAM Act “Limpio”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
La congresista Rosa DeLauro y el presidente del sistema de universidades estatales Mark Ojakian, están pidiendo al presidente que cumpla su promesa de utilizar su corazón para decidir el destino de los “soñadores”.

Por Markeshia Ricks

El gobierno de Trump anunció en septiembre, que eliminaría el programa de la era de Obama conocido como Acción Diferida por Llegadas en la Niñez, o DACA. El programa protegió a casi 800.000 inmigrantes indocumentados, o soñadores, de la deportación del único hogar que muchos han conocido. Los soñadores tenían hasta el jueves para volver a solicitar el programa y pagar casi $500 para mantener sus protecciones legales hasta marzo de 2018.

DeLauro, quien conjuntamente con sus compañeros Demócratas en el Congreso, está presionando por una ley DREAM limpia, calificó la decisión de la administración Trump de poner fin a DACA sin un reemplazo, de “cruel e inhumana”.

“Esto no tenía que suceder”, dijo ella durante una mesa redonda celebrada en el recinto de Gateway Community College, en el centro de New Haven el viernes. “Y todos nosotros, quienes estamos comprometidos en este proceso, vamos a luchar encarnizadamente para protegerles a ustedes y a sus oportunidades. Muchos de nosotros estamos realmente furiosos de que este plazo exista y de que su futuro se haya puesto en peligro”.

Las universidades estatales y el presidente del sistema de universidades Mark Ojakian, dijeron que los soñadores de Connecticut son afortunados de tener defensores en el gobierno estatal. El sistema universitario estatal acepta a los soñadores a quienes se les niega una educación en los estados que no permiten a los estudiantes indocumentados matricularse en las escuelas financiadas públicamente.

Pero él dijo que incluso en Connecticut queda trabajo por hacer. Durante dos años, él ha abogado, sin suerte, para que los soñadores tengan acceso a la ayuda financiera institucional que todos los estudiantes de educación superior del estado reciben. Dijo que si el Congreso podía aprobar la Ley DREAM, entonces los estudiantes indocumentados tendrían acceso a esa fuente de dinero y no habría necesidad de legislación estatal.

Ojakian instó al Congreso y al presidente a tratar la reforma migratoria de una vez por todas.

“Cuando el presidente hablaba sobre este tema, dijo que trataría el tema con su corazón”, dijo Ojakian. “¿Dónde está el corazón en lo que hizo? Señor Presidente, estas son las vidas de las personas. Necesitamos ser humanos en nuestro trato con la gente”.

Sergio Ramírez, un soñador que llegó a New Haven cuando tenía 9 años y labró su trayectoria en la oficina de DeLauro como pasante, dijo el viernes que la discusión sobre la inmigración está retrocediendo.

“Tenemos que abogar y traerlo a casa”, dijo Ramírez, quien ahora trabaja en la Junta de Acción Progresista. “Necesitamos un DREAM Act limpio y lo necesitamos pronto”.

DeLauro dijo que los críticos de DACA deben saber que el programa no se logra fácilmente. Tenía muchos requisitos que incluían mantenerse libre de delitos, estar matriculado en la escuela y continuamente en el país.

“Esto requiere gran esfuerzo” –dijo ella-.

Ella tuvo algunas palabras adicionales para el presidente, particularmente si el Congreso no puede o no actuará a tiempo para ayudar a los soñadores afectados por el final de DACA.

“Usted tiene un empleo”, dijo. “Haga su trabajo. Eso es lo que le digo al presidente de los Estados Unidos”.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top