En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Descubre el propósito de tu vida, por Lic. Liliana D. González

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Dios te conoce antes de que fueras un embrión. Primero pensó en ti y después hizo el mundo para que lo disfrutaras. Nada de lo que hace Dios es un accidente, imperfecto o sin motivo, toda la creación es parte de su plan. Tú tienes una razón para existir, un propósito y un tiempo para cumplirlo; descubrir esa misión para la cual Dios te creó debe ser tu principal motivación, no importa si tienes dieciocho años o vas a cumplir setenta, al saberlo evitarás distraerte en lo que no está relacionado con ese propósito y dejarás de tomar atajos que te apartan de tu verdadera senda.

Lee con atención lo que Dios le dijo al Profeta Jeremías cuando era niño: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jer 1:5). Dios no solo nos creó cuando sopló aliento de vida en nosotros, también nos santificó y nos apartó con un propósito. Dice la Biblia: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad” (Ef 1:3-5).

El Señor nos bendijo con toda bendición espiritual al adoptarnos por medio de Jesucristo como hijos suyos y nos comisionó para una tarea específica en el mundo. Jeremías obedeció a Dios y llegó a ser un gran profeta que habló a naciones y a reinos con las mismas palabras del Dios del cielo, tal y como Él lo dispuso antes del principio de los siglos.

Hay personas que se preguntan, ¿por qué nací aquí y no allá, con esta familia, en este país, con este cuerpo? Y aunque te desagrade, todo ha sido calculado, medido y diseñado por el Escultor divino. Si naciste con alguna discapacidad; te disgusta el color de tu piel, tu peso o medidas; si eres hijo de madre soltera o miembro de un hogar disfuncional; si vives en pobreza y con escasas oportunidades; no te lamentes, ni te sientas menos amado por Dios, Él tiene un propósito específico para ti, tu objetivo es descubrirlo. En oración pide a Dios que te revele sus planes. El rey David oro: “Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer. Tu amor por mí no cambia, pues tú mismo me hiciste. ¡No me abandones!” (Sal 138:8 TLA).

No te enfoques en las circunstancias en las que te encuentras ni en lo que has vivido, Dios cumplirá sus propósitos en ti siempre y cuando le consagres tu vida, lo busques y le obedezcas. La razón por la cual numerosas personas se sienten frustradas es porque desconocen el propósito por el cual vinieron al mundo. Creen que la vida consiste solo en existir, carecen de visión, van por ahí desenfocados dando pasos de ciego porque no conocen su plan de vuelo. Dios sembró su plan de salvación en ti y te dotó con el potencial para alcanzarlo. ¡Descúbrelo!

Si quieres leer otros artículos, sígueme en mis redes: https://lilivivelapalabra.wordpress.com/ https://www.facebook.com/reflexionesvivelapalabra/ https://twitter.com/lili15daymar

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top