En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

La Otoñal depresión, por Waldemar Gracia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por lo general pensamos que al acercarse el otoño y los días cortos es cuando más gente sufre de lo que los psicólogos llaman “seasonal depression” o depresión otoñal. Lo interesante es que al acercarse la primavera y comenzar los días largos es cuando más vemos a personas sufriendo los síntomas de la depresión. Muchas personas la sufren, pero no saben que la tienen. A veces se presenta como una sensación de no sentirme bien. “Todo alrededor de mi vida está en orden, pero no me siento bien” dicen algunos. Otro; “tengo una sensación mala de un no sé qué”. Pero; ¿qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad grave. Si tiene depresión, puede tener sentimientos de gran tristeza que duran mucho tiempo. Con frecuencia, estos sentimientos son lo suficientemente graves como para afectar a su vida cotidiana y pueden durar semanas o meses, en vez de unos días. La depresión es una enfermedad común. Aproximadamente el 15 por ciento de las personas tienen un episodio de depresión grave en algún momento de la vida. La mayoría de los 5,000 suicidios anuales en Estados Unidos están relacionados con la depresión. La depresión es más frecuente en las mujeres que los hombres, pero esta estadística puede deberse a que es más probable que las mujeres se hagan atender para aliviar los síntomas. La enfermedad puede aparecer a cualquier edad, incluso en los niños. La depresión afecta a las personas de modos muy distintos y puede causar una gran variedad de síntomas físicos, psicológicos (mentales) y sociales.

Los síntomas: Si está deprimido, puede estar irritable y pasar mucho tiempo llorando. Tomar decisiones puede ser difícil, y puede sentirse despreciable, culpable, abatido e indefenso. Si está deprimido, puede perder interés en las cosas que solía disfrutar. Querrá pasar más tiempo solo, y evitará ver a la familia y los amigos. También puede notar síntomas físicos, como cansancio y problemas para dormir. Si tiene depresión, puede perder el apetito, aunque algunas personas engordan porque comer les reconforta. También puede perder el deseo sexual. Algunas mujeres notan que le afecta al periodo. La depresión no es lo mismo que la pena. La pena es una reacción normal ante una pérdida. Si siente pena, los sentimientos de tristeza suelen aparecer por rachas. Normalmente, puede disfrutar de algunas cosas de la vida y tener esperanza de futuro. Sin embargo, si está deprimido, puede tener una sensación de tristeza constante y no tener ningún sentimiento de un futuro positivo.

Las causas: Es poco frecuente que la depresión se deba a una causa solamente. Generalmente, varias causas se combinan para desencadenar la enfermedad. Por ejemplo, puede sentirse decaído después de una enfermedad y luego pasar por un suceso estresante en su vida, como la muerte de un ser querido, que le lleva a la depresión. Las investigaciones han demostrado que existe una relación entre la depresión y un desequilibrio de las sustancias químicas del cerebro, denominadas neurotransmisores. Si está deprimido, tendrá un nivel más bajo de determinados neurotransmisores, como la serotonina, que las personas sin depresión. Todavía no se sabe muy bien si el desequilibrio químico cerebral se debe a la depresión o si es la causa de ella. Determinados genes parecen aumentar la probabilidad de tener depresión, y estos genes se transmiten de padres a hijos. Por lo tanto, si tiene antecedentes familiares de depresión, será más probable que la padezca. Otras causas de la depresión son el abuso del alcohol y las drogas, y tomar determinados tipos de medicamentos con receta.

El diagnóstico: Acuda a su médico de familia si cree que tiene depresión. Su médico podrá hacerle un reconocimiento físico y un análisis de sangre y orina para eliminar la posibilidad de otras enfermedades con síntomas parecidos. No existen pruebas clínicas de detección de la depresión, así que para hacer un diagnóstico se suelen usar cuestionarios y preguntas detalladas. Existen dos sistemas principales de clasificación de las enfermedades mentales. El primero es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales desarrollado por la American Psychiatric Association (APA). Y el segundo es la Clasificación Internacional de Enfermedades desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ambos sistemas funcionan mediante la enumeración de los síntomas comunes relacionados con un trastorno. El médico de familia le preguntará si tiene determinados síntomas y, dependiendo de las respuestas, podrá usar uno de estos sistemas para identificar de qué trastorno se trata.

El tratamiento: El tratamiento que reciba para la depresión dependerá de la gravedad con que le afecta a su vida cotidiana. Si la depresión es leve, el médico de familia evaluará el trastorno durante dos semanas. El ejercicio físico y hablar de sus preocupaciones con la familia y amigos pueden ser útiles. Si la depresión es moderada, el médico de familia puede recomendar un “tratamiento para hablar de las cosas”, o recetarle un antidepresivo. Los tratamientos para hablar de las cosas son una forma de comprender las causas de la depresión y combatirlas. Los tratamientos incluyen la terapia cognitivo-conductual (TCC), que usa técnicas de solución de problemas para cambiar el modo de reacción ante los sucesos. Los antidepresivos funcionan cambiando los niveles de las sustancias químicas del cerebro. Determinadas sustancias químicas, como la serotonina, mejoran el ánimo, por lo tanto, los antidepresivos estimulan la producción de serotonina. El tratamiento de la depresión grave consiste en combinar la medicación con los tratamientos para hablar de las cosas. Si tiene depresión profunda y no responde al tratamiento, le podrán remitir al equipo de especialistas de salud mental.

Recuerde, la depresión es una enfermedad muy seria. Si necesita ayuda puede llamar a la línea 211 para mayor información.

 

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top