En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Después de María todo se me ha derrumbado como los castillitos de arena de los tiempos en que jugaba con mis hijos

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no Cuesta Mucho …es gratis

Ramonita Sánchez Vidarra ha despertado con el mismo dolor en el pecho que la aqueja desde la tormenta.  Es un día cálido de sol esplendoroso que ilumina esos tristes despojos que dejó el huracán “María.”  Hace semanas que duerme en una hamaca en la marquesina de su hogar donde improvisó con la ayuda de vecinos un techo provisorio.  Sus dos hijitos, Rubencito y Cathy duermen en dos camas que lograron recuperar pero que aún tienen olor a la humedad.

“Después de María todo se me ha derrumbado como los castillitos de arena de los tiempos en que jugaba con mis hijos en la playa de Aguadillas,” piensa, preparándose para la larga fila para conseguir agua potable y unas magras raciones de alimentos.  Para peor, una muela le ha estado doliendo y no hay servicios dentales disponibles. 

El martes habían llegado a su hogar dos trabajadoras sociales de la Universidad de Puerto Rico que efectuaban un censo de los daños en la propiedad, el número de integrantes de la familia y el estado de lo que fue una casita de bloques a la que vientos de 140 millas por hora arrebataron el techo.  Con sus hijos, Ramonita sobrevivió la tormenta refugiada en un closet y todos están afectados por el terror de esos días.

Sintiendo el cansancio de esas semanas, Ramonita preparó un desayuno para sus hijos y recordó que debía intentar comunicarse con su tía Francisca en Springfield, Massachusetts.  Más tarde lavaría ropa en una pequeña quebradita y después, las filas, los rumores y noticias no confirmadas.

“Dicen que el presidente volverá para calcular el costo de la reconstrucción,” decía su vecina Clotilde, mientras que Rosa aseguraba que vendrían barcos a buscarles para llevarlos a los Estados Unidos antes de que llegara el crudo invierno.

La presencia de dos jóvenes la sacaron de sus pensamientos. Representaban a la organización FEMA y  después de presentarse le entregaron una caja de tarros de conservas, leche en polvo, y frutas. “Ramonita, hemos recibido la información acerca de su situación actual y queremos decirle que cualifica para lo que se denomina Operación Peter Pan 2017,” le dijo un joven que tenía en sus manos un cartapacio.

“Peter Pan 2017, ¿y qué es eso?” preguntó Ramonita con curiosidad y porque no decirlo con sospecha.

“Bueno, y haciendo un poco de historia entre el 26 de diciembre de 1960 y el 23 de octubre de 1962, el gobierno del presidente Eisenhower que escuchó un informe de la funcionaria Tracy Woorhees; decidió que había niños cubanos entre las edades de 12 a 18 años que corrían peligro permaneciendo en Cuba ya que Fidel Castro les enviaría a campos de trabajos forzados en Rusia…”

“¿Pero cómo así? yo nunca escuché eso,” dijo Ramonita que instintivamente cogió a sus hijitos de la mano en un gesto de protección.

El trabajador social comprendiendo los sentimientos de su interlocutora continuó.

“El asunto es que 14,000 niños y jóvenes fueron transportados a los Estados Unidos para vivir con parientes, o en su defecto en hogares adoptivos de lugares tan remotos como Albuquerque, Nebraska, Delaware, Indiana, Jacksonville y Orlando.  Era el tiempo de la guerra fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética y muchas familias en Cuba estaban atemorizadas ante el cambio de gobierno en Cuba…” dijo Clemente.

“¿Y esos niños pudieron reunirse con sus padres?” preguntó Ramonita imaginándose por donde iba la cosa.

“En la mayoría de los casos la Operación Peter Pan logró reunificaciones, pero ahora deseo hablarle de la Operación Peter Pan 2017 USA/Puerto Rico,” dijo el joven.

“Mire señor, yo no enviaré a mis hijos solos a los Estados Unidos,” replicó Ramonita.

Yolanda, una de las trabajadoras sociales tomó la palabra para darle más información acerca de un plan aprobado por el Congreso de los Estados Unidos y que habían propuesto un grupo de congresistas demócratas y republicanos.

“Esto es muy diferente a lo que pasó en 1960.  Nosotros los puertorriqueños contamos con la ciudadanía estadounidense y la gran mayoría tenemos familiares en los estados de la costa Atlántica.  Este es su caso porque mencionó a nuestros colegas una tía Francisca que vive en Springfield, Massachusetts.  Esta es la propuesta.  Una vez que confirmemos que su tía les puede proveer alojamiento, usted Ramonita y sus dos hijos serán trasladados a ese hogar de un modo temporero hasta que su casa pueda ser reconstruida con fondos especiales entregados por el gobierno a través de un agresivo programa de obras públicas aceleradas llamado Presidente Carter 2017.  Los niños asistirán a escuelas en Springfield, su tía contará con un subsidio extra para que ustedes tengan comida, ropas y dinero para la transportación, y usted Ramonita tendrá un trabajito temporero en una de las escuelas a la que asistan sus hijos.  ¿Qué le parece?

Ramonita se veía excitada y la luz pareció volver a sus ojos opacados por la falta de sueño y el temor de que viniese otro temporal.

“Es que esto es como un sueño, la Operación Peter Pan 2017 PR/USA,” dijo agregando que aunque le tenía miedo al frio, necesitaba descansar y sentirse segura con sus hijitos.

“Con respecto al padre de los niños que vive en Nueva Jersey, deberá trabajar en un programa de obras públicas y servicios comunitarios para ayudar a financiar este programa,” dijo Yolanda que ahora la miraba con cara de pregunta.

“Y es verdad que van a reconstruir mi casita?” preguntó a los trabajadores sociales.

“Por supuesto que sí.  Se están formando Cuadrillas de la Reconstrucción (C.R.USA) que están ya iniciando un programa de limpieza de escombros y de reconstrucción.  El padre de los niños será trasladado a Puerto Rico para ser parte de este esfuerzo.  Noto que hizo usted un gesto de dolor…” preguntó Yolanda.

“Si, es que tengo un diente fastidiado y me duele…” respondió Ramonita.

“No se preocupe.  Este sábado esté preparada para salir y solamente lleve lo más necesario.  Sus pertenencias se guardaran en un container de seguridad para cuando regresen,” terminó de decir la trabajadora social que pidió a Ramonita firmara un acuerdo impreso en un formulario que rezaba “Operación Peter Pan 2017 PR/USA.”  Llegando a los Estados Unidos tendrá una cita preparada para lo de su diente.

II

Ramonita volvió a despertar de ese sueño feliz y se preparó para ir con sus hijitos a hacer la fila para el agua y los alimentos.  Hummmm, la “Operación Peter Pan 2017” ¿se haría una realidad? pero ojalá fuera pronto.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top