En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Saint Mary, llena de feligreses hispanos que vienen de Norwalk, Stamford y Port Chester

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

GREENWICH.Entre 150 a 200 feligreses de origen hispano acuden frecuentemente a los servicios religiosos y comunitarios de la iglesia de Saint Mary que ya cumplió más de 20 años de aglutinarlos en el Ministerio hispano.

En su mayor, los feligreses vienen de Stamford, Norwalk, Port Chester NY y de los vecindarios centrales de Greenwich. Y, obviamente por venir de otras iglesias no pueden tener un registro oficial de parroquianos latinos.

Aunque sí, por el lapso de más de dos décadas Saint Mary es testigo de las suntuosas fiestas en honor a la virgen mexicana de Guadalupe, la Inmaculada Concepción, la virgen de Fátima; y de los desayunos dominicales mensuales con menú latinoamericano, más el café de la tarde después de la misa en español de las 7:30PM del sábado.

Vista como una comunidad pequeña pero compacta, el Ministerio Hispano de Greenwich dentro de la iglesia Santa María, cumplió más de 20 años de presencia en el barrio central de Greenwich, en 178 Greenwich Avenue.

El Padre Rolando Arias, vicario de la parroquia de Saint Mary en Greenwich, admite que a pesar de ser el pueblo un lugar mayormente poblado de anglos con una alta tasa de ingresos económicos, sin embargo, la acogida y el acompañamiento a la comunidad hispana es de manos abiertas.

Prueba de esto, por más de veinte años se lleva a cabo la vigilia de la misa del sábado a las 7:30PM completamente en español, varios bautizos y la educación cristiana escolar para preparar a los niños y adultos a su Primera Comunión y Confirmación.

Entre las preocupaciones de la parroquia se encuentra el alto número de personas adultas no confirmadas por eso, este año, la rectoría decidió realizar un curso especial para preparar a tomar el sacramento de la Confirmación dirigido a adultos que se han convertido al catolicismo o que en su infancia no han tomado el sacramento y están decididos a contraer matrimonio eclesiástico, pero para hacerlo deben ser confirmados de antemano.  

El padre Arias, un religioso que tiene cuatro años de ser ordenado sacerdote en la iglesia de Saint Mary en Bethel, nativo de Armenia, un municipio de Colombia, admite también que sus 150 o 200 feligreses provienen de su país natal, mayoritariamente; seguido por Perú, Ecuador y de lejos: México y Guatemala.

Como parte del trabajo pastoral, el vicario admite que su cultura latina le permite identificarse plenamente con sus fieles y por eso los visita frecuentemente en sus hogares, cena junto con ellos, bendice sus hogares. “Nosotros somos familiares, hospitalarios, siempre tenemos algo que brindar y siempre estamos dispuestos. Eso nos identifica y diferencia de otras culturas”, dijo el P. Rolando. 

En un pequeño sondeo realizado al momento de la entrevista, el P. Rolando hace un mapa imaginario sobre sus feligreses y cuenta que el cien por ciento de los jefes de hogar son inmigrantes y que la primera generación de latinos nacidos en los Estados Unidos de su parroquia aun están muy pequeños. “Por eso es que vienen a Santa María porque necesitan una palabra de aliento, necesitan de la presencia de Dios en sus hogares y necesitan trasladar su fe a sus hijos”, repuso.

El Padre le da un sitial al grupo católico hispano que acude a la iglesia Santa María; “Es una población asentada en los alrededores de Greenwich, compacta, con educación superior, piadosa e inmensamente trabajadora y colaboradora”.

Aunque la mayoría no vienen de México, sin embargo, la fiesta de la virgen de Guadaulpe es realizada y esperada con paciencia de un año a otro. Y cree que el trabajo de él está en no dividir a sus feligreses en hispanos, filipinos ni anglosajones, sino sencillamente llamarlos: feligreses activos de Santa María.

Elizabeth Rodriguez, oriunda de Colombia y  Alicia Condori, del Perú, tienen más de 20 años de asistir a la misa del sábado en la noche y también de colaborar en las fiestas, desayunos y encuentros pastorales de la parroquia. Ellas, coinciden que pertenecer a Saint Mary es una “sabrosura” porque se conocen entre todos, colaboran y están abiertos para cualquier requerimiento de los miembros. “No tenemos jefe ni nada parecido. Quien esté más a la mano se encarga de hacer las compras para preparar el desayuno o de preparar el Altar y las fiestas de Navidad o de la Virgen. Vivimos en comunidad y eso hace que nuestro comportamiento sea de colaborar en todo lo que podemos”, dijeron.

Y para corroborar el apego a los feligreses hispanos, el P. Cyprian La Pastina, pastor y director de la parroquia, en el boletín del fin de semana del 11 de noviembre, informó que este año para celebrar la Fiesta de la Inmaculada Concepción el 8 de Diciembre tendrá como predicador al sacerdote más joven de la Diócesis y por celebrarse los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima el Obispo Caggiano consagró a la Diócesis a su Inmaculado Corazón en la clausura del Sínodo; por lo que Saint Mary también será consagrada al Inmaculado Corazón en esta fecha.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top