En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

A el los sonidos agudos y de alto volumen le abruman y desde nene no soportaba…

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Soñar no Cuesta Mucho …es gratis


A Cirilo del Mote Bermúdez los sonidos agudos y de alto volumen le abruman y desde nene no soportaba los despiadados timbrazos de la escuela, ni el ruido intolerable e insufrible de las prácticas de emergencias. 

Lo mismo le sucedía cuando Ms. Gordon le gritaba en plena oreja que no fuera dumb o en esas noches de fiestas en el departamento de sus padres ponían el estéreo al máximo con música impregnada de trombones, trompetas y la percusión.  “Me llaman la aspirina que calma el dolor, ay, ay” se le había quedado incrustada en los tímpanos y en el cerebro y le revolvían las entrañas con estertores de orgasmos dolorosos como los que sufría la novia blanca de King Kong. 

Así, Cirilo  desarrolló una fobia a sonido estereofónicos, música ambiental de los DD en los que repiten las mismas canciones del “Mao-May dos repeticiones del legendario tema “Feliz Navidad” del gran José Feliciano que el mismo se ha propuesto no cantarlo ni escucharlo más en su vida, aunque no puede negar que se ha hecho de sus chavitos tanto como con los acordes de California Dream que nada tiene que ver con Los Dreamers a los que el presidente quiere enviar a los países de sus padres.

¡Oh Cirilo, Oh Cirilo! Aunque tiene buena voz y lo ha comprobado cantando para el trio Las Voces de Lapurda, los pitidos de los micrófonos pegados a los parlantes le provocan nauseas mentales e incluso diarreas repentinas.  “Es la ansiedad” le ha dicho su terapista que le ha recomendado visitar a un audiologootorrinolaringologo de la Universidad de Yale donde dicen se habría tratado Pavarotti al que encontraron bolitas de grasa en las trompas de Eustaquio.  “Puede ser también u a enfermedad llamada Misofonía que es una sensibilidad selectiva a ciertos sonidos mínimos como cuando una persona sorbe con ruido la sopa, o de alguien que criado en el campo piensa que habla con las vacas,” ha dicho el doctor Randall que para no quedarse dormido se pincha la mano con el bolígrafo, también mal llamado “pluma.”

  El problema para Cirilo es que a las muchachas de quienes se enamoraba les gustaba la música bulliciosa con la que castigaban a las audiencias en los clubes de Bridgeport.  En una oportunidad se atrevió a invitar a una chica llamada Nelly para escuchar y bailar con la música de Johnny TeKonosko y ya solamente esperando a la orquesta, los organizadores pusieron una canción de diache cuyo coro era “Yomi-Yomi-Toki-Toki-Nena estás Buena como una verbena Ay, Ay te quiero en el matre King size.”

  Ya sentado con la nena en una mesita discreta y en la penumbra al lado de un poster gigante de la JLo moviendo los cachetes, intentó el alcohol como un antídoto para contrarrestar la bulla.  Como esto no trabajó disimuladamente se metió trocitos de servilletas en los agujeros pero el problema fue que no escuchaba lo que decía su amada que aburrida se fue a otra mesa para gritarse con unos amigos que usaban gafas oscuras aunque el lugar estaba más tenebroso, oscuro y sombrío que el ambiente de la Casa Blanca que Trump dejó en un caos total mientras viaja gratis con la familia por regiones exóticas del Pacífico.

  Así, Cirilo perdía oportunidades amorosas hasta que un día ocurrió el milagro.  En la oficina donde se desempeñaba como traductor vio a una muchacha que enseguida le gustó de perfil, pero más aún de frente y por la retaguardia.  Su pelo azabache y el color acaramelado de su piel, le cautivó como una escuela magneto de suburbios, y al acercarse para presentarle sus respetos, quedó encadenado a un aroma de gardenia y unos ojos verdes oscuros e intensos.

  Con cierta timidez se presentó como Cirilo del Mote Bermúdez, traductor experto en cuatro idiomas, pero la nena que estaba pendiente de la pantalla del Lenovo 2019-MX Ultra, no se dio por aludida.  Finalmente al segundo intento y temiendo que la niña tuviera el apellido Comezmier, logró llamar su atención mirándola al rostro virginal, y entonces ella le respondió con una sonrisa acariciadora indicándole que por favor le repitiera lo dicho.  Así lo hizo Cirilo y ella replicó con gracia y simpatía girando sus ojos a los que casi ocultaban unas pestañas esplendorosas. 

  “Perdone, lo que pasa es que soy sorda del oído izquierdo lo que tiene ventajas y desventajas,” respondió la fémina agregando que cuando alguien la aburría giraba la cabeza dejando frente a la boca del interlocutor su oído cuyo tímpano se había anquilosado por los avisos de la televisión y los discursos de Trump.

 “Este no es su caso,” dijo ella presentándose como Lydia del Pinar Báez, abogada.

  Allí comenzó una amistad, los almuerzos, los encuentros después del trabajo y porque no decirlo la aparición de ciertas vibraciones y áureas que en algún momento Einstein hablando del sentimiento “amor,” lo matematizó y enredó con la fórmula incomprensible aún P+Ax-F3=Akfa2x24 que se estudia en la Universidad de Stamford buscando su significado, pero que muchos dicen es un secreto que oculta el Pentágono y Putin.

  De ese modo, Cirilo encontró a alguien que compartía su aversión al ruido, el bullicio, algarabía, holgorio, bulla y alboroto craso para lo que le sugirieron un tratamiento siquiátrico y neurológico que tuvo que dejar de lado por esto de los seguros que no aseguran ná. 

  Un día en que decidieron salir, Cirilo también le confidenció a Lydia su problema a lo que ella le dio la solución: un tapón de esponja del árbol Chacreao que usaba el Inca para quedarse dormido denominado CHaChasquita 39 Ultra que importaba desde el Perú.  Alli mismo se despojó del que usaba y dejó que Cirilo se lo instalara indicándole que para bajar los sonidos desagradables debía con la lengua sobarse el canino superior y para subir voces normales, simplemente tocar la muela del juicio. En el caso de que hablara con algún tipo que hablaba bazofia y le gusta escucharse a si mismo, Cirilo podía activar la función “Beep” que bloqueaba la cháchara de políticos y charlatanes. 

  ¡Oh que alegría!  Esa noche Lydia y Cirilo pudieron bailar merengue con la orquesta de Tom el Terror del Matre con su cantante Toño El Poseído Cargante,” directamente de Nueva Jersey.

  Pasado un tiempo y ya en el matre, espacio sacro donde se descargan las pasiones con o sin posturas, Cirilo le hablaba a su enamorada por el oído bueno con una voz ronca exacerbada por la pasión furiosa y exasperada del enamorado, “Ay Lidia me voy, me voy, me voy…”

II

  “Me voy, me voy, pero un día volveré” escuchó el adormilado Cirilo a través del despertador musical en su lecho de soltero abrazado a su almohada y repitiendo “me voy, me voy.”  Los sueños solo sueños son.  Dicen que jamás encontró los audífonos ChaChasquita 39 Ultra y comenzó a usar unos tapones desechables made in China (como los pampers de viejolo) que venden por $27 billetes, y que se ha comprado una peluca exuberante que le cubre las orejas. “Me voy, me voy.”  Aún acaricia por las noches el deseo y la esperanza remota de encon

trar a una nena sorda de un oído.  De todos modos comenzará a frecuentar la oficina de médicos otorrino laringólogos para echar el ojo y ver si algo cae, y en los catálogos del internet buscará por si acaso los audífonos hechos de madera del árbol Chacreado.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top