En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Acusan a policía hispana de golpear a conductor

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Christina Arroyo, una policía hispana, fue acusada de golpear a un joven que manejaba un vehículo sin licencia de conducir, acto declarado por los colectivos ciudadanos como abuso policial debido a que la mamá del adolescente grabó el momento de la golpiza convirtiéndose en un hecho viral en las redes sociales.

BRIDGEPORT. Un grupo de oficiales del Departamento de Policía de la ciudad, entre ellos, Christina Arroyo, una policía hispana, están bajo investigación por golpear a un adolescente afroamericano después de un accidente automovilístico, el pasado viernes en la noche.

Después del incidente que se hizo viral a través de un video publicado en las redes sociales mostrando el suceso, el jefe de policía Armando “AJ” Pérez, colocó a los oficiales involucrados en servicio administrativo y ordenó que la Oficina de Asuntos Internos de la Municipalidad de Bridgeport investigue el incidente.

El caso, que ahora es considerado por la ciudadanía como abuso policial, comenzó cuando Aaron Kearney, de 18 años, residente de Bridgeport, informó de un accidente automovilístico en el que estaba involucrado en Seaview Avenue, cerca de la avenida Boston alrededor de las 9:00PM.

En el video, que se encuentra en Internet, se puede ver a cinco policías forzando a Kearney a que mire al capó de un automóvil que estaba frente, mientras la madre de Kearney grita: “No lastimen a mi hijo, no lastimen a mi hijo.”

En el video que también se hizo público a través de los medios de comunicación se ve claramente a la hora que una oficial mujer, de nombre Chirstina Arroyo, golpea con sus manos el rostro de Kearney, mientras otros oficiales sostienen la cabeza de Kearney contra el automóvil. Y enseguida, Arroyo grita a la persona que grabó el video: “!Vuelve!, ¿O eres el siguiente?”.

Kearney fue acusado de violación de la paz y asalto a un oficial de policía después del incidente. El adolescente se graduó el año pasado de Harding High School y fue capitán del equipo de fútbol de la escuela. Su familia dijo el domingo que nunca antes había tenido problemas con la policía y, de hecho, asistió a varios reuniones juveniles con el jefe de la Policía Al Pérez, para mejorar las relaciones entre la comunidad y la policía.

La tía de Kearney, Tiffany Elliot, cuya madre es una oficial de policía retirada, dijo que creen que la agente, identificada más tarde por la policía como Christina Arroyo, usó fuerza excesiva. “Ya no debería ser oficial de policía, eso está muy claro por sus acciones”, dijo Elliot, argumentando que su sobrino había tenido un accidente automovilístico menor y luego llamó a su madre. Cuando llegó la policía, determinaron que la licencia de Kearney había sido suspendida.

Más oficiales llegaron a la escena y la policía aceptó que en ningún momento se sintieron amenazados por Kearney, quien no tenía armas.

“Vengo de una familia de oficiales de policía, así que entiendo cuando los oficiales dicen que se sienten amenazados”, señaló Elliot. “Pero esta oficial claramente no estaba siendo amenazada cuando golpeó a mi sobrino”, respondió.

Elliott y más de veinte vecinos asistieron a una manifestación que tuvo lugar el domingo por la tarde frente al Departamento de Policía en protesta por lo que le sucedió a Kearney.

En un comunicado de prensa el jefe de la Policía Al Pérez, abordó las acusaciones diciendo: “Cuando se trata de mi atención que hay preguntas legítimas sobre el uso de la fuerza por parte de un oficial, pongo a ese oficial en estado administrativo. Este estado quita al oficial el contacto con el público mientras el caso es investigado de manera rápida y enérgica por la Oficina de Asuntos Internos de la Policía de Bridgeport. Esta medida se toma para proteger tanto al oficial como al público, mientras que al oficial se le otorga el debido proceso. He dado este paso con los oficiales involucrados en el incidente la noche del viernes después de un accidente automovilístico en Seaview Avenue, parte del cual fue filmado en video y publicado en las redes sociales “.

“En caso de que se descubra que un oficial ha violado intencionalmente y deliberadamente la política mediante el uso excesivo de la fuerza en el desempeño de sus funciones, haré todos los esfuerzos posibles para ver a ese funcionario separado de su empleo en el Departamento de Policía de Bridgeport y, donde corresponda, detenido y acusado de un crimen “, dijo Pérez.

El incidente tuvo lugar un día después de que la policía disolviera una reunión que marcaba el sexto aniversario del tiroteo de Jayson Negron, de 15 años, y arrestó a una persona. El 9 de noviembre marcó seis meses desde que el oficial de policía de Bridgeport James Boulay disparó y mató a Negron un joven de 15 años de edad e hirió a Julian Fyffe, de 22 años.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top