En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Estadía en hotel para los Guamans será prolongada

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Christopher Peak. 

NEW HAVEN INDEPENDENT.- Por orden de un juez, los Guamans, una familia de cinco miembros cuyo hijo menor está enfermo por envenenamiento por plomo, deberían trasladarse a un hotel de estadía prolongada en Long Wharf el lunes por la noche, hasta que concluya su litigio contra la ciudad.

El acuerdo, cocinado entre abogados de la ciudad y abogados de ayuda legal en la biblioteca del tribunal estatal de 235 Church St. el lunes por la tarde, fue aprobado por la jueza del Tribunal Superior Shiela Ozalis.

Es el primer gesto de cooperación de la ciudad en un desafío legal de meses, acusando al Departamento de Salud de eludir su deber de mantener a los niños de Elm City a salvo del envenenamiento por pintura con plomo, al no seguir la ley en sus inspecciones en el 1323 Whalley Ave.

A mediados de noviembre, el casero comenzó descascarando la pintura a base de plomo en la parte exterior del primer piso.

La demanda, presentada por la New Haven Legal Assistance Association (NHLAA), pide a la justicia que obligue al gobierno municipal a trasladar a la familia y a asumir la responsabilidad por la pérdida de valor del apartamento de Amity. En la corte, el testimonio ha incluido razones por las cuales el propietario debe ser arrestado, incluye cargos de corrupción en un esquema de fraude de licitaciones para fondos federales y niveles de plomo que afectan a un niño de 5 años y que desencadenan leyes estatales y ordenanzas municipales.

La NHLAA obtuvo su primera victoria con la orden del juez de reubicación a corto plazo, pero ahora deberá convencer a Ozalis de que la propiedad debe ser reparada y que la ciudad debe ser la encargada de encontrar un contratista.

En un indicio sobre cómo ella podría fallar en el tema de las reparaciones, Ozalis motivó a la ciudad a presentar su propia solicitud de fondos federales de pérdida de valor, en lugar de esperar a que el propietario presente su propia documentación.

“La ciudad debería moverse en una ruta paralela”, dijo ella.

“Ciertamente lo haremos”, respondió John Rose, Jr., consejero de corporaciones de la ciudad.

“Tanto dentro como fuera”, agregó Ozalis.

“Claro”, respondió Rose.

Fuera de la sala del tribunal, Amy Marx, una abogada de la NHLAA que ha estado discutiendo el caso, dijo que estaba complacida con la sugerencia de la juez. “Nuestra posición es que ha pasado suficiente tiempo”, dijo. “Sus conversaciones con el propietario no tienen ninguna relación con sus responsabilidades”.

Mientras ese drama se desarrolla en el 235 de Church St., con una próxima audiencia, los Guamans se mudarán a Village Suites. Rafael Ramos, subdirector de Livable City Initiative (LCI), la agencia gubernamental que aplica partes del código de vivienda, encontró el lugar durante el fin de semana.

En Long Wharf Drive, la familia obtendrá una habitación con dos camas dobles y un sofá desplegable, junto con una pequeña cocina. Antes de que la reubicación comience, la agencia necesita un formulario de admisión de los abogados de ayuda legal, dijo Rose en la corte. Los costos de la ciudad pueden recuperarse a través de un gravamen contra la propiedad.

La situación de la vivienda es solo temporal, señaló Ozalis. Los Guamans han dicho que planean regresar al apartamento, especialmente después de tener problemas para encontrar un apartamento por el “costo correcto” en el “vecindario correcto”, dijo Marx.

La única pregunta pendiente es qué hacer con los familiares que alquilan la unidad del primer piso, pero que no tienen abogados propios. Tienen un hijo menor de 6 años, cuyos análisis de sangre no han mostrado niveles elevados pero que podrían correr un gran riesgo de ingerir partículas o polvo a través de la practica de la mano a boca, que es normal a esa edad.

“Incluso si está [descascarando] en el exterior, podrían rastrear [chips de pintura con plomo] en el apartamento, y el niño juega en el patio delantero”, dijo Shelley White, directora de litigios de la NHLAA, argumentando que la ley estatal probablemente requiera reubicación.

“Es inquietante que la ciudad no sepa con certeza si se les requiere mudar [a la familia a la planta baja] cuando están aquí hoy para un caso de plomo [para la familia del piso de arriba], donde saben con certeza que tienen que mudarse”.

 

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top