En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Hace 5 años Connecticut y la nación fueron impactadas por masacre en Sandy Hook

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
La Noticia y su Comentario

Esa mañana no era tan diferente a este jueves 14 de diciembre del 2017.     En esa alborada soleada pero fría del 14 de diciembre del 2012, estudiantes y maestros se preparaban para los días finales previos a las vacaciones de fin de año, y las siempre excitantes celebraciones de la Navidad.  En la atmósfera escolar se sentía la excitación por los eventos especiales de la temporada, los murales con árboles navideños y los copos de nieve cayendo sobre los típicos paisajes invernales de la Nueva Inglaterra.

  Repentinamente recibí la llamada del editor del periódico informándome de noticias recientes de una masacre en una escuela de Newtown, Connecticut.  En ese momento las noticias eran fragmentarias, pero poco a poco se fueron develando los horribles detalles de un ataque armado perpetrado por un enfermo mental sin tratamiento que había ingresado a  la escuelita Sandy Hook acabando con la vida de seis educadores y veinte niñitos y niñitas cuyas edades no superaban los seis años.

  Se supo que el asesino, ex estudiante de la escuela; había ingresado al recinto de la escuela portando armas de fuego de combate y que después de ultimar a la directora de la escuela y a la psicóloga escolar que tuvieron el coraje de confrontarlo; se dirigió fríamente a varios salones de clases donde maestras y ayudantes mártires intentaron cubrir con sus cuerpos a los niños y niñas.

  Hoy día 14 de diciembre y a cinco años de esta inmolación de inocentes, Connecticut recuerda a las víctimas, y los edificios gubernamentales tienen las banderas a media asta en homenaje a los caídos y caídas.

  La mención de los nombres de las víctimas es una forma efectiva de traer a la conciencia de los ciudadanos de todas las nacionalidades, credos políticos o religiosos y afiliaciones; del peligro de las armas de fuego, productos letales manufacturados por industrias multimillonarias que no han trepidado en vender armas a criminales, menores de edad, o sujetos afectados por disturbios emocionales o mentales.

  El senador por Connecticut Chris Murphy ha declarado en un comunicado de prensa que Newtown es diferente a lo que era, después de los eventos del 14 de diciembre del 2012. 

  “No hay una forma de recobrarse de este tipo de cataclismo donde veinte niñitos y niñitas de primer grado y seis educadores desaparecieron de la faz de la tierra en un lapso de cinco minutos,” manifestó el senador.

  Murphy que conjuntamente con la representación demócrata de Connecticut en el Congreso de los Estados Unidos se unieron desde ese aciago 14 de diciembre con padres y familiares de las víctimas para implementar leyes más estrictas que restringieran la venta y el uso y abuso de armas de fuego; manifiesta que ese día su vida cambió y que “consideraría su carrera política como un fracaso si no logra cambiar las leyes de la nación de una manera significativa para reducir las posibilidades de que algo así como lo ocurrido en Newtown vuelva a repetirse.”

  Los esfuerzos de los padres y familiares de las victimas apenas recuperados (en estos casos no hay olvido ni curación del terrible trauma de sus pérdidas), transformaron su pena en acción y estuvieron presentes cuando el presidente Obama firmó una de las leyes más integrales de reforma de la legislación concerniente a salud mental y a la adquisición de armas de fuego.  Por supuesto que estas reformas han tenido una fuerte resistencia de parte de otros comprometidos con los intereses de la industria armamentista.

  La lucha en el Congreso del congresista Richard Blumenthal, el senador Chris Murphy y miembros de la representación en Washington DC de nuestro Estado, se ha visto entorpecidas por los cabilderos de la Asociación Nacional de Rifleros (National Riffle Association NRA) vinculados estrechamente a los grandes consorcios de fabricantes de armamento. 

  Hay un grupo de senadores y congresistas republicanos cuyas carreras políticas se han alimentado de las “donaciones” a sus campañas hechas por la NRA y las empresas fabricantes de armas.  Estos individuos que de una manera hipócrita envían condolencias a los familiares de otras víctimas de masacres más recientes; han recibido y siguen recibiendo el apoyo económico de la NRA.

  En este día nefasto de un aniversario más del asesinato de niños y educadores inocentes; entregamos sus nombres y las cantidades que han recibido de la NRA que fueron documentadas por periodistas responsables del New York Times y que cubren hasta el cuatro de octubre de este año.

  Del senado de los Estados Unidos, Richard Burr de Carolina del Norte recibió $6,986,620; Roy Blunt de Montana $4,551.146; Thom Tillis de Carolina del Norte $4,418,012; Cory Gardner de Colorado $3,879,064; Marco Rubio de Florida $3.303,355; Joni Ernst de Iowa $3,124,273; Pob Portman de Ohio $3,061,941; Tood Young de Indiana $2,896,732; Bill Casidy de Luisiana $2,861,047; y Tom Cotton de Arkansas $1,968,714.

  En la Cámara de Representantes de Washington D.C. los recipientes de estas generosas donaciones de la Asociación Nacional del Rifle a través de sus cabilderos son French Hill de Arkansas 1, 089,477; Ken Buck de Colorado $800,544; David Young de Iowa $707,662; Mike Simpson de Idaho 385,731; Greg Gianforte de Montana $344,630, Don Young de Alaska $245,720; Lloyd Smucker de Pensilvania $221,736; Bruce Poliquin de Maine $201,398; Pete Sessions de Texas $158,111; y Bárbara Comstock de Virginia con $137, 132 dólares.

  Estos individuos son quienes refrenan la aprobación de leyes más estrictas de control de armas y es interesante observar que en su mayoría son miembros del partido republicano.  Por el momento no hay información reciente acerca del dinero que recibió la campaña presidencial de Donald Trump quien abiertamente saluda y elogia a la Asociación de los Rifleros.

  De acuerdo al senador Murphy la labor en el Congreso acerca del control de armamento es ardua pero citó dos ejemplos que le motivan a continuar con esta misión de acabar con el círculo vicioso de corrupción y conflicto de intereses en la Casa Blanca y el Congreso.

  Una noche recibió la visita de la madre de una de las víctimas de la escuela Sandy Hooker quien silenciosamente le abrazó y le dijo “continúe en esta lucha, es todo lo que deseo decirle.”

  Cabe destacar que los Estados que representan estos senadores y congresistas republicanos receptores de las donaciones de la NRA son de Carolina del Norte, Montana, Colorado, Florida, Iowa, Ohio, Indiana, Luisiana, Arkansas, Idaho, Alaska, Maine, Texas y Virginia.

  (El senador Marco Rubio fue pre candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos).

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top