En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Piden intersección de la Virgen por víctimas del terremoto de México y por jóvenes soñádores

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
La fiesta patronal de la virgen de Guadalupe, según varias parroquias eclesiásticas es la celebración más importante del calendario hispano eclesiástico. Solo es superada por la Navidad; pero para los feligreses mexicanos, la conmemoración Guadalupana es mandatoria no solo por tradición ancestral si no por fe y piadosidad.

En fiestas de la Virgen de Guadalupe

NORWALK. El Grupo Guadalupano de Norwalk que viene mostrando su devoción a la Virgen María en la advocación de la Guadalupana desde hace casi dos décadas, ha logrado esparcir su legado en todas las iglesias hispanas del condado, lo que ha dado lugar que en este momento en forma simultánea y masiva se festeje a la Emperatriz de América y en los Estados Unidos sea una de las tradiciones mexicanas más fuertes e importantes celebradas. La homilía de este año fue para que la Virgen interceda por las víctimas del terremoto y los jóvenes inmigrantes indocumentados.

Durante la Misa dominical de Acción de Gracias y el Rosario en honor a la Guadalupana, el P. Juan Carlos Acosta, párroco de la iglesia de Saint Ladislaus, hizo hincapié el tiempo de Adviento que se encuentra viviendo la iglesia que coincidió  con la lectura bíblica del papel que ocupó Juan el Bautista, quien abrió el camino para que el Mesías haga su aparición pública y se cumplan las escrituras donde: “…Dios amó tanto al mundo que envió a su único el Primogénito…”.Pero esa presencia de Dios en la tierra venía con la obediencia de la Virgen María, que aun estando comprometida con José decidió aceptar la voluntad de Dios de cargar en su viente al Niño Jesús.

En las iglesias del condado de Fairfield, la fiesta de la virgen de Guadalupe se ha convertido en una tradición que casi data de dos décadas. Fiesta que empezó con el Grupo Guadalupano de Norwalk en la iglesia de Saint Joseph y luego se extendió a la iglesia de Saint Mary. Seguidamente a la iglesia de Saint Philip y estos últimos cuatro años a la iglesia de Saint Ladislaus.

Por eso, acorde con el P. Juan Gabriel, la presencia de la Virgen María es tan importante para la salvación del mundo, porque representa el símbolo de la feminidad y la obediencia a Dios; de ahí que la Virgen de Guadalupe ha calado tan profundamente en la comunidad mexicana y latinoamericana, porque a su juicio, es la única aparición en donde María decide dejar impregnada su imagen en la túnica del Santo Juan Diego y quizás podría ser la única réplica del verdadero rostro de la Virgen.

Gabina Sánchez, la madre de Ryan Pedraza, de 11 años de edad, es el reflejo de la devoción peregrina de la Virgen de Guadalupe. Ella, pertenece a la parroquia de Sain Mary, sin embargo, junto a su hijo, durante las fiestas de la Guadalupana va por todas las iglesias “prestando” a su vástago que hace el papel del indio Juan Diego, luego de que Ryan le prometiera hace tres años a la Morena del Tepeyac vestirse como el Santo para llevarle flores a su santuario, tal como cuenta la historia de las apariciones de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego.

Don Carmelo, cocinero del Río, un restaurante típico mexicano de Norwalk, también por las dos últimas décadas viene colaborando con el Grupo Guadalupano y desde siempre se ha encargado de donar la comida a los feligreses como parte del agasajo que hace el Grupo a los acompañantes de la virgen Morena en sus fiestas patronales. Este año, Carmelo y sus amigos cercanos lograron juntar más de 1.500 dólares para comprar los ingredientes de lo que fue más de 500 platos de arroz, carne, frijoles, ensalada y chile picante.

Alberto De la Rosa, uno de los colaboradores del Grupo Guadalupano, en su informe económico frente a los comensales que asistieron al convivio después de Misa, agradeció a los donantes y corroboró que cada centavo que recibieron fue invertido en la fiesta. Por ejemplo, el pago al Mariachi Emperadores de Puebla ascendió a un valor de 8.000 dólares, por un período de música de entre 8 a diez horas durante el fin de semana que dura la fiesta. Incluyendo las Mañanitas del 11 de diciembre, la Misa de fiesta dominical y la misa patronal del 12 de diciembre.

“No le hace la plata. Para nosotros los mexicanos la fiesta de la Virgen tiene que ser con mariachis y ese día el precio de la música se dispara, ni modo, entre todos buscamos el dinero para poder pagarlo”, dijo Don Carmelo.

La fiesta de la Guadalupana que se celebraba en la iglesia de Saint Joseph y que por disputas con los religiosos y algunos miembros del Grupo Guadalupano fue suspendida, volvió a ser acogida en este templo después de cinco años. Según Silvino Zabaleta, uno de los socios fundadores del Grupo Guadalupano, dijo que el tiempo de Dios es perfecto y bajo ese precepto de fe lograron limar asperezas con los religiosos y volvieron nuevamente a la iglesia; aunque la Virgen se volvió viajera y fue también festejada en la iglesia Saint Mary de Greenwich y en Saint Ann de Bridgeport.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top