En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Diálogo necesario, por Jorge L. Limeres Gregory

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

En días pasados se ha producido un dialogo extremadamente interesante entre algunos líderes de las diferentes vertientes del independentismo en Puerto Rico. La escritora, periodista y activista independentista Wilda Rodríguez tomó la iniciativa de reiniciar una discusión que siempre ha estado sobre la mesa: la lucha por la independencia de Puerto Rico y como lograrla. En estos breves párrafos intentaré compartir con ustedes los reinicios de esta importantísima discusión. Se nos va la vida en esto y es necesario hacerlo ya. Me tomé la libertad de traer a la discusión pública algunos párrafos de dos columnas escritas por Wilda Rodríguez: una en el periódico ENDI del 27 de noviembre del 2017 y la otra en 80grados.net. Mi opinión coincide en buena parte con la periodista Rodríguez y difiero de ella en otra de sus sugerencias. Entendiendo que esa dinámica es parte de un proceso natural de crecimiento para darle paso a un diálogo constructivo.

Wilda Rodríguez tituló una columna en ENDI el 27 de noviembre del 2017 como “El fracaso del independentismo”. Explicó la importancia de que los independentistas “reconozcan el fracaso del proyecto político que se ha tratado de llevar a término” y nos invita a aceptarlo sin buscar excusas ni culpables ajenos. Continua Wilda Rodríguez diciendo que aceptar el fracaso no significa una derrota y que “internalizar la pérdida de una batalla no implica perder la guerra”.

Alguien tuvo que haberlo dicho anteriormente y lo añado yo que hay que aprender de las derrotas y que con ese conocimiento adquirido entender que iremos mejor preparados a las próximas batallas hasta alcanzar la victoria. Lo que no podemos hacer es quedarnos esperando que nos resuelvan los problemas, ya sea con ayudas estadounidenses, españolas, cubanas o de la diáspora. El problema nos pertenece y tenemos que apropiarnos de él. No estoy diciendo que rechacemos la ayuda de nadie pero que esta no venga envuelta en papel de regalo con imposiciones negativas.

En un segundo artículo, Wilda Rodríguez nos señala que “la independencia necesita de un discurso radical que trascienda páginas como esta y se meta en el pueblo”. No solamente se necesita hablar en “arroz y habichuelas” como nos dice la periodista, pero también hablar con un lenguaje serio y recto que la otra parte “sienta” la honestidad, respeto y firmeza de cualquier conversación.

Wilda Rodríguez nos cita a la profesora de comunicación Vivien Mattei como la persona que le provee la pauta.

“Para lograr lo esperado hay que conseguir la atención, abordando el mensaje de los intereses, necesidades y expectativas de los receptores. Pero luego hay que lograr credibilidad, comprensión y compromiso para que hagan suyo el mensaje. Es tarea difícil y requiere mucha consistencia y ejemplo en la repetición del mensaje. Las grandes diferencias en enfoques y estilo de lucha en esta etapa de convencer a un pueblo distraído son un lastre en el proceso”.

Continúa diciendo la periodista que “son demasiado las personas en mi país que acusan al independentismo de no ser claro en su propuesta. Podemos hacer dos cosas: rechazar la crítica como falsa e inconsecuente o prestarle atención a ver si tiene algo de verdad que estemos dispuestos a admitir o corregir. Rechazarla es fácil. Sin duda el independentismo se ha fajado de campana a campana en las peores circunstancias históricas y políticas. Sobrevivir nada más ha sido un triunfo. Pero es un triunfo que no basta para ganar la guerra”.

Podemos repetir hasta la saciedad que estamos cansados de hacer propuestas claras y concretas para la economía y la justicia social en un país soberano. Que el sistema aplasta nuestras propuestas con la ayuda poderosa de los medios de comunicación que nos ignoran o nos comprimen. Y sentirnos satisfechos de haber hecho el trabajo, aunque no se nos reconozca”.

“El sistema ciertamente ha sido más eficiente en deseducar y enajenar y de eso no somos responsables. Podemos conformarnos con esa explicación”.

La periodista Rodríguez continúa diciendo que no espera por una “mayoría independentista porque la independencia la continuara haciendo una minoría”, pero que “aspira a neutralizar el discurso de la derecha y el miedo infundido por esa mayoría”. A la periodista le basta que la gente comience a considerar la independencia como una opción real y viable, aunque nunca se plantee votar por ella”. Finaliza Wilda Rodríguez en este magnífico artículo “que la independencia se hace en la calle y se demanda en la metrópolis. No se negocia. Se demanda. Para eso hay que instalar en la metrópolis la necesidad de descolonizar a Puerto Rico”.

Eso no quiere decir que se ignore las verdades históricas de las luchas por la independencia. Sería imperdonable pretender minimizar las contribuciones de nuestros héroes del pasado y el presente que han sacrificado su vida por mantener viva las esperanzas de un pueblo. A esos y esas se les respeta y se admira. Reconocer que esas luchas de antaño y las diarias de nuestro pueblo esclavizado han dado margen a mantener la puertorriqueñidad viva en el presente. Sin esas luchas y sin esos sacrificios no existiríamos. El decir lo contrario sería una burla a la verdad. Reconocer que hacer y lograr los triunfos ante poderosos imperios que nos han despreciado y perseguido es parte de nuestra historia y de nuestra razón de ser. Eso ni se olvida ni se rechaza. Pero ahora nos toca construir sobre lo que hemos aprendido de todas esas batallas dadas. No, el independentismo no ha fracasado, continua en pie de guerra. Pero hay que reconocer que como todo en la vida ha habido grandes cambios y tenemos que enfrentarnos a estos retos de manera diferente.

103.5 FM - La Voz Radio

Clasificados

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top