En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Llegó la Reestructuración del Sistema Escolar de Hartford

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La Noticia y su Comentario


Por Juan D. Brito

Usualmente las reuniones de la Junta de Educación atraen un número limitado de asistentes, pero éste no fue el caso de la reciente reunión efectuada el pasado martes en el auditorio de la escuela superior Bulkeley localizada en el número 300 de la avenida Wethersfield y a la que asistieron más de 500 personas que abarrotaron el auditorio.

Es que el tema que atrajo a padres, estudiantes y maestros era importante ya que se oficializaban los cambios mencionados desde hace algunos años de consolidación de escuelas que implicaba el cierre de algunos establecimientos educacionales con nombres íconos de la comunidad afroamericana.

Se había mencionado la posibilidad de cierres de las escuelas Martin Luther King, Thirman Milner, y otras caracterizadas como “escuelas de la comunidad” localizadas en vecindarios desde donde provenían estudiantes afroamericanos y latinos.

Finalmente, y ante una audiencia que escuchó con atención el plan develado por la superintendente Leslie Torres-Rodríguez, pareciera existir ya un consenso acerca de los cierres definitivos para el año 2018 de las escuelas Simpson-Waverly en el Norte de Hartford y Batchelder en el sur de la ciudad;de la Milner en el 2019, y la Mark Twain y Dwight en el 2020.

Cambios principales en la reestructuración
del sistema escolar

• El sistema escolar cerrará 10 edificios y cinco escuelas

• Una vez implementado el plan se espera un ahorro de $15 millones al año

• Se pondrá prioridad en las escuelas de la comunidad y reducirá el número de los edificios dedicados a la educación.

• Las oficinas de la Junta de Educación ahora en el centro de la ciudad se trasladarán a la escuela Bulkeley.

• La mayoría de las escuelas elementales se convertirán en escuelas de P-K a quinto grado

 

 

 

 

Otra de las novedades del plan de reestructuración es el anuncio del traslado de las oficinas centrales de la Junta de Educación que hasta ahora están ubicadas en el 960 de la calle Main en lo que fue el legendario edificio GFox donde se paga un alquiler de 88,000 dólares al mes (un millón de dólares al año), a la escuela Bulkeley. Este cambio se produciría en el año 2021.

De acuerdo al plan se cerrarán diez edificios y reconfigurarán muchos programas que serán trasladados a otros sitios en la ciudad.

“Este plan implica mejorar la calidad de todas las escuelas concentrando a más estudiantes en menos recintos escolares y de esta manera asignar más recursos para cada niño o joven de un modo más sostenible,” dijo la superintendente que reemplazó a Beth Schiavinno-Narvaez después de su inesperada renuncia producida en el mes de septiembre del 2016, recién iniciado el año escolar y que viajó a Japón para ocupar una nueva posición en el Departamento de Defensa en el sistema escolar del Pacifico.

(El plan de consolidación que planteaba Schiavinno-Narvaez no era del agrado del alcalde Bronin quien habría torpedeado la iniciativa).

La nueva superintendente que cuenta con un doctorado en educación y una maestría en Trabajo Social, contó desde el comienzo con el débil apoyo del alcalde Luke Bronin, se encontraba la noche del martes en la asamblea de la escuela Bulkeley.Torres-Rodríguez fue confirmada como superintendente este año 2017.

“Esta reconfiguración se ha hecho para cambiar la forma como se han llevado a cabo las cosas y el mero ahorro no es la meta del plan sino es liberar recursos para reinvertirlos,” dijo la superintendente.De hecho el costo de mantener un establecimiento educacional abierto implica millones de dólares y si estos no cuentan con una matrícula suficiente, estos costos, al cerrar estas escuelas pueden ser reinvertidos.

Torres-Rodríguez manifestó que con el presente plan se ahorrarán anualmente 15 millones de dólares en un plazo de tres años reduciendo los gastos de mantención de los edificios que cerrarán sus puertas, reduciendo el costo de personal administrativo, y proveyendo personal en escuelas más amplias de un modo más eficiente.

Respondiendo al tono de escepticismo de los padres de las escuelas que cerrarán sus puertas, la superintendente dijo que reconocía el impacto de este proceso, pero que el plan no era solamente promesas sino que cambios reales.

“Sin menospreciar lo que se ha hecho en el pasado con otros líderes que me precedieron, quiero decir que este plan será exitoso,” dijo Torres-Rodríguez arrancando los únicos aplausos de esa jornada de información a padres que pudieron interiorizarse de los planes a corto y mediano plazo.

Este es el segundo intento de reorganización bajo la égida del alcalde Luke Bronin ya que un plan previo fue abandonado en el 2016 con la salida de la superintendente Beth Schiavinno-Narvaez.

Los cambios propuestos implicarán el traslado masivo de estudiantes en un plan que especifica que los estudiantes más jóvenes de la escuela Simpson-Waverly irán a la escuela elemental SAND; mientras que los estudiantes del tercer al octavo grado se trasladarán a la escuela Wish.

Por otra parte los niños y jóvenes de la escuela Batchelder se redistribuirán en las escuelasKennelly, Moylan y Sánchez, mientras que los jóvenes entre los grados sexto y octavo serán acogidos por la escuela McDonoungh para que continúen sus estudios intermedios.

Otro aspecto importante del plan para los próximos años, es que la mayoría de las escuelas elementales sean parte de un modelo escolar de Pre Kindergarten hasta quinto grado.En la actualidad hay escuelas como la Burns que tienen estudiantes desde P-K hasta octavo grado.

Debido a que algunas escuelas cuentan con una matrícula menor a los 200 pupilos, Torres-Rodríguez expresó que deseaba crear escuelas con un número mínimo de 400 estudiantes para asegurar una mejor distribución de recursos y personal.“Algunas escuelas tienen actualmente una matrículade 120 a 150 estudiantes y lidiaremos con esta situación que implica inversión de recursos sin una adecuada racionalidad,” dijo.

Otros cambios implican el traslado de los estudiantes de la Breakthrough North Magnet School al edificio refaccionado de la Martin Luther King cuyas renovaciones concluirían en el 2020.

La escuela Clark afectada por la presencia del fatídico químico PCB cerrará definitivamente ya que se considera por parte de los expertos como irrecuperable.

El año 2017 finaliza para el sistema escolar con la noticia de la posible contratación de Alberto Marques Matos de 43 años, un administrador escolar de Florida; como un posible sub-superintendente de escuelas.Su nombramiento debe ser refrendado por la Junta de Educación y podría comenzar sus funciones el 8 de enero.

Marques se desempeña como Jefe del Personal del distrito escolar de Hillsborough de Tampa donde ha trabajado desde el año 2015.De acuerdo a informaciones que han llegado a Hartford, Marques-Matos ha sido responsable por ahorrar decenas de millones de dólares en este distrito.

Antes de este trabajo, fue superintendente de escuelas de la Diócesis Católica de San Petersburg.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top