En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Éxodo de compañía AETNA no está definido

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La Noticia y su comentario

Por Juan Daniel Brito

El anuncio de la mudanza a Manhattan de los cuarteles generales de la compañía de seguros AETNA fundada en Hartford en 1853 y que se transformó con el tiempo en una gigante de las aseguradoras en el mundo; provocó preocupación entre los líderes políticos de Hartford, la capital del Estado, las autoridades de la gobernación y los empleados de esta empresa.

El rumor de traslado había circulado por años y finalmente, éste pareció hacerse realidad cuando el consorcio internacional pasó a la dirección del CEO Mark Bertolini quien anunció en junio del 2017 el traslado a Manhattan ensalzando “la nueva y excelente localización en Nueva York.”

Bertolini describió en esa oportunidad a Nueva York como “un súper centro tecnológico,” criticando a la vez la situación financiera del Estado y la ciudad que acogieron a la aseguradora.

Por supuesto que este anuncio fue un golpe que muchos calificaron como “bajo,” usando un término boxístico, para Hartford, la cuna de la AETNA.

Del mismo modo impactó a líderes del Estado de Connecticut afectado por un déficit creciente y dificultades presupuestarias.Ya se había producido el traslado de los cuarteles generales y operaciones de la compañía General Electric llevado a cabo hace 18 meses y cuyo CEO prefirió continuar sus negocios en la ciudad de Boston que conjuntamente con Nueva York, compiten encarnizadamente para atraer empresas a sus regiones en desmedro de estados vecinos más pequeños.

Sin embargo, el trato financiero de fusión con CVS Health Co. que ascendía a la suma de 69 billones, ha sufrido un grave revés ya que uno de los incentivos para la fusión de los dos gigantes financieros contaba con un paquete de estímulo económico de $9.6 millones de dólares que provee la “New York City Economic Development Co.” para incentivar este tipo de súper acuerdos financieros y traslados de empresas a su región.En definitiva. se le comunicó a Bertolini y a los capos de CVS que no hay tal premio.

“Con este anuncio que hizo Anthony Hogrebe, portavoz de esta agencia neoyorquina NYCEDCO, los planes de Bertolini y los jerarcas de CVS Health Co. han sido afectados de un modo crítico,” manifestó Harold Madden, un analista de las súper finanzas.En otras palabras, el proceso de mudanzas, cierre de oficinas, relocalización de empleados, despidos y otras importantes decisiones quedan en un incómodo y frustrante compás de espera.

Hogrebe no ha explicado por ahora a la prensa, las razones del rechazo por parte de Nueva York a proveer los $9.6 millones de estímulo para el anunciado traslado de la Aetna a Manhattan.

Por otra parte, Catherine Smith, comisionada del Departamento de Desarrollo Económico y la Comunidad del Estado de Connecticut, dio a conocer esta semanauna interesante declaración con respecto a la noticia del colapso de la fusión VCS/AETNA.

“Aun cuando no contamos con toda la información relacionada con las razones e implicaciones de la cancelación de Nueva York de los incentivos, no es algo inusualpara una compañía reconsiderar su traslado de Estado o llevar a cabo una fusión financiera de esta magnitud,” dijo Smith agregando que la ubicación de la compañía AETNA en Hartford es excelente con un increíble acceso a una población de empleados talentosos y con formidables habilidades tecnológicas y financieras.

Mark Bertolini, CEO de la AETNA cuando explicó la razón del traslado a Nueva York dijo que “era más fácil encontrar una fuerza laboral más capaz y con experiencia superior en nueva tecnología, que la que se puede conseguir en la región central de Connecticut.”

Estas afirmaciones que ofendieron a las autoridades de Hartford y Connecticut son fácilmente contradichas ya que en este momento hay numerosos colegios universitarios y universidades de las que cada año egresan jóvenes con experiencia técnica y conocimientos del mundo tecnológico.

Como ejemplos, críticos a las expresiones de Bertolini mencionaron a la Universidad de Hartford, la Universidad de Connecticut, la Universidad de Yale, la de Bridgeport, entre otras instituciones que reciben anualmente una incesante población de estudiantes extranjeros que viajan a Connecticut conocedores del prestigio de sus instituciones de educación tecnológica.

Smith agregó que la administración de nuestro Estado ha estado en contacto con el liderazgo de CVS para reiterar estos argumentos a favor de una localización en Connecticut y otras ventajas competitivas que ofrece nuestra región.

En junio la ciudad y el estado de Nueva York habían ofrecido ventajas tributarias para la AETNA de un monto de 350 millones de dólares en diez años, pero por su parte Bertolini dijo que su compañía gastaría 85 millones en la construcción de sus nuevos cuarteles generales, lo que a cambio generaría para Nueva York la suma de $51 millones en impuestos.

Bertolini también había declarado al periódico New York Times que la ubicación de los nuevos cuarteles generales tenía un carácter emblemático de mucha importancia y que la gran ciudad “ofrecía lugares en los que se podía vivir, y atraer a una fuerza laboral talentosa que no se conseguía en Hartford.”

La adquisición de la Aetna por parte de CVS se había anunciado para el segundo semestre del 2018 y hubiese requerido una aprobación federal y del Estado.

En la actualidad el alcalde de la ciudad de Nueva York es el demócrata Bill De Blasio conocido del gobernador demócrata de Connecticut, Dan Malloy. Curiosamente T.J. Crawford, portavoz de la Aetna dijo que no contaba con más detalles acerca del “colapso” del plan y que la relocalización de las oficinas de la corporación será evaluada durante un proceso de integración.

Aunque las razones del rechazo al plan de incentivos que se ofreció en Nueva York a Bertolini no están aún claras, es importante notar como el menosprecio de Hartford y Connecticut por parte de Bertolini hacia nuestra región, le impidió pensar en el factor humano de un cambio drástico para miles de empleados a quienes se les hará difícil conseguir viviendas en Nueva York, y como los líderes políticos demócratas están observando con lupa estas “súper fusiones” que tienen un costo social elevado y no ayuda a la recuperación económica de Hartford ni Connecticut.

Como no hay mal que por bien no venga, el gobernador Malloy que ha criticado la actitud ofensiva y malagradecida de Mark Bertolini, recibió recientemente la buena noticia de que habría un ingreso extra de 900 millones de dólares para el Estado debido a la nueva ley de Reforma Tributaria Federal.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top