En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Familias fueron reubicadas después de que se cayó el techo

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Ruben Negrón con su hijo Yamil en una reunión de 2016 con Northland.

NEW HAVEN.- Suena como la repetición de una película vieja. Los daños por el agua causaron emergencias de salud publica en el complejo residencial de “Church Street South”, causando que las familias se tuvieran que mudar a cuartos de hotel.

Eso pasó un poco antes que el gobierno decidiera que las 301 unidades del complejo subsidiado que se encuentra al frente de “Union Station”, debían estar bien clarificadas y demolidas. Solamente 11 familias permanecen  aún allí, mientras que los oficiales continúan trabajando para encontrarles nuevos hogares.

Claro que si. Esto ocurrió de nuevo en la más reciente tormenta de nieve. Una tubería de agua se reventó en un apartamento vacío de la parte superior del complejo el jueves pasado. Los daños causados por el agua se esparcieron hasta los techos de los apartamentos ocupados de la parte inferior del complejo habitacional.

Uno de esos apartamentos estaba ocupado por una familia que se había allí de otra parte de la edificación mientras los oficiales les ayudaban a poner en regla sus documentos para que de esa forma pudieran aplicar por otro apartamento en otro lugar con la ayuda del subsidio para la renta federal, mejor conocido como Seccion 8.

La hija adolescente de la familia le dijo a su mama que se habia dado cuenta que el techo de dormitorio se estaba derrumbando. Entonces, “todo cayó encima de su escritorio. Ella perdió todo su trabajo escolar, sus libros,” dijo Daisy Ruiz, una empleada de “New Haven Legal Assistance Association”, que representa a la familia. (La mama le dijo al New Haven Independent que prefería no ser identificada o entrevistada). Los muebles del dormitorio También resultaron arruinados.

Northland Development Corp. de Massachusetts, la compañía propietaria de “Church Street South”, finalmente tuvo que re-ubicar a esa familia y a otras dos -un total de seis personas-, en “Village Inn Suites”, localizado en Long Wharf, ya que también sufrieron daños similares en sus apartamentos.

Un representante de Northland le dijo a New Haven Independent este martes pasado que “la companía estaba en estos momentos atendiendo esta situación”, y que por lo tanto no sabia todavia si el plan era el de reparar los apartamentos afectados o buscarle otra solución a este problema.

Northland y oficiales de la ciudad dijeron que ellos están trabajando juntos para mudar las familias afuera del complejo residencial “Church Street South”,  hacia otros complejos residenciales y en cuanto sea posible. El proceso ha tomado hasta el momento dos anos.

Karen Dubois-Walton, Directora Ejecutiva de City Housing Authority, dijo esta semana que 260 familias usaron esta oportunidad para acudir a otros dueños de propiedades que aceptan ese subsidio del gobierno.

Dubois-Walton Tambien dijo que de las 11 familias que aun permanecen en “Church Street South”, cinco de estas optaron por buscar nuevos apartamentos en donde permanecerán en un “proyecto-base” subsidiado por Seccion 8, de la misma forma como se encontraban en el lugar donde antes moraban, lo que significa que el subsidio que ellos reciben esta atado a la localización, no a la familia.

“Northland trabaja con nosotros( U.S. Housing and Urban Development) para identificar duenos de propiedades a donde los subsidios pueden ser transferidos,” especificaba Dubois-Walton. “Nosotros no manejamos eso…

Tres familias que tienen vouchers de inquilinos están a la espera que sus nuevas unidades pasen la inspección respectiva, antes de que ellos puedan firmar el contrato de renta, y otras tres todavía están buscando por un lugar para vivir. Northland llego a un acuerdo con HUD que le permitirá transferir 82 de sus unidades de las conocidas como “proyecto-base” a otro complejo residencial subsidiado por el gobierno federal en la ciudad, como es el caso de “Beechwood Gardens”, en Whalley Avenue

Amy Marx, abogada de NHLAA, cuya representación de las familias de ese complejo residencial llevó a que tanto las autoridades locales como federales confrontaran el problema en sus inicios, calificó el ultimo incidente como “un resultado del fracaso en proveer los remplazos necesarios de vivienda para esas familias.”

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top