En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

La muerte truncó la suerte de un campeón

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

En accidente de tránsito pierde la vida boxeador Luis Rosa Jr.

Yo lo pensé muchas veces y sabía que mi hijo lo tenía todo para ser un campeón y poder así hacerse a un cinturón mundial. Ahora tiene una corona de vida eterna con el Señor Nuestro Jesús, y también ahora es un verdadero campeón, porque ya llegó donde Papá Dios, primero que nosotros, y está gozando de la gloria eterna:
Luis Rosa Sr.

NEW HAVEN.- Lo entrevistamos hace unos años en los comienzos de su vida deportiva junto a otros jóvenes amantes del deporte de las narices chatas allí en el hogar de siempre, BOXING IN FAITH GYM, el gimnasio donde entrenaba,  propiedad de sus padres Marilyn y Luis Rosa Sr., y el cual está situado en el 134 Grand Avenue, de New Haven.

Pasado el tiempo, desarrollándose como púgil de gran porvenir por sus cualidades técnicas, sus deseos de llegar muy alto, y un corazón bravío siempre dispuesto para las grandes batallas. El muchacho éste tenía la vocación y las herramientas para llegar a ser un gran campeón. Lamentablemente, este domingo pasado, 14 de enero-2018, el joven boxeador del peso pluma Luis Rosa Jr., orgullo de New Haven, murió en un accidente automovilístico ocurrido en la intersección que forman Meloy Road y Baker Street de la ciudad de West Haven.

Luis Rosa Jr., al lado de su padre, mentor y amigo, Luis Rosa Sr.
Por estos días y en sobreponiéndose a su dolor, Luis Rosa Sr., acude todavía a su gimnasio del 134 de la Grand Avenue, para seguir entrenando a otros chicos y jóvenes que como su hijo, anhelan convertirse en las figuras boxísticas del mañana. Aquí lo vemos rodeado de sus pupilos y amigos (Foto Nando)

La noticia fue recibida con gran consternación y tristeza en el popular sector de Fair Haven, donde la familia Rosa es muy conocida. Su madre Marilyn, es propietaria de una compañía de bienes raíces, y su padre Luis, quien es un ex boxeador, se dedica a entrenar a niños y jóvenes en el deporte que su hijo tanto amaba, allí mismo en el gimnasio de la fe y de los que sueñan con emular algún día las hazañas de un Manos de Piedra Durán, un Floyd Mayweather, o un Tito Trinidad.

Luis Rosa Jr., tenía un record de 23 peleas ganadas, una perdida, y 11 nocauts, lo cual hablaba de por sí de su gran talento y calidad.

Su última gran batalla en el ring la tuvo en noviembre del año pasado en Cleveland, Ohio, cuando se enfrentó a Yuandale Evans, por el Campeonato Intercontinental de la WBC, con quien perdió en decisión dividida en una pelea cerrada, pero que muy cerrada, según cuentan algunas personas que presenciaron por SHOWTIME la confrontación. Esa fue su primera derrota, la cual asimiló como los grandes, porque sabía que vendrían nuevas oportunidades.

Tres días después de su intempestivo deceso, visitamos a su padre, Luis Rosa Sr., quien buscando consuelo a su dolor decidió mejor refugiarse en el gimnasio de su propiedad, en donde su hijo se fue formando hasta llegar a su primera y última gran contienda mundial enfrentando a Evans.

Allí encontramos al padre, al amigo, al forjador de Luis Jr., mirando por la ventana que da a la entrada principal del popular gimnasio, pensativo, triste y con la mirada lejana, mientras amigos y pupilos de¨Boxing In Faith Gym¨, se le acercaban para respaldarlo en su dolor.

Luego de ofrecerle nuestras sentidas condolencias, le preguntamos cómo hacía para sacar fuerzas y estar allí en el gimnasio al lado de sus otros pupilos, mientras el sentimiento y el dolor le embargaban en medio de su tragedia.

Y el curtido ex -boxeador simplemente nos dijo: “Las fuerzas me las da Dios, que me hace venir aquí. Cuando yo veo a todos estos muchachos entrenar, veo a mi hijo también, porque ellos también son hijos de alguien. No hay dolor como el que estoy soportando ahora. Esto nunca lo había sentido yo en toda mi vida…”

Le preguntamos también cual sería la mejor forma de describir a su hijo, aquel que nunca más volvería a ver trotar por esas calles de Fair Haven, el barrió en donde era una figura popular. “A él lo puedo describir de esta forma. “Como hijo, mi amor; como boxeador, guerrero; y como ser humano, una persona humilde y de mucho carisma.”

Mientras la tarde moría y la noche caía en las instalaciones de “Boxing in Faith Gym”, seguían llegando los futuros boxeadores del mañana, lo mismo que conocidos y amigos en general para testimoniarle a Luis Rosa Sr., su unidad y apoyo en momentos tan difíciles. Y él seguía allí, ensimismado en sus memorias como padre, como entrenador y como amigo del chico aquel que estuvo a un paso de hacer historia, y que tuvo muy cerca de la gloria en la noche aquella del 10 de Noviembre del 2017, en el Masonic Temple & Performing Arts Center, de la ciudad de Cleveland, cuando se batió como un león enfrentando a Yuandale Evans.

Sin embargo, Luis –como hombre de profundad religiosidad que es y aceptando los designios divinos-, sabe que su hijo conquistó algo más que eso, algo por encima de lo terrenal, la gloria celestial. “Como su nombre lo dice, BOXING IN FAITH GYM, me da esa fe para ayudarme ahora para sobrepasar esta gran tormenta.

Lo más importante es que mi hijo está en la gloria con el Señor, y eso me da fe para seguir adelante y reunirme con él de nuevo un día. Su nombre siempre estará escrito en el fondo de mi corazón por el resto de mi vida. Descansa en paz hijo mío…”

Las honras fúnebres de Luis Rosa Jr., se llevaron a efecto este jueves pasado 18 de enero, en Career High School, y su entierro estaba programado para realizarse al día siguiente, viernes 19 de enero, partiendo de la Iglesia Estrella Resplandeciente de Jacob, de Chapel Street, en New Haven.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top