En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

El papel de la mujer en el desarrollo político de la comunidad puertorriqueña en Hartford

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Obituario y Comentario

HARTFORD.- Las impresionantes demostraciones de protesta en todo Estados Unidos en contra de las pólizas del gobierno abiertamente racista y supremacista de Donald Trump, han puesto en relieve la decidida acción política de las mujeres que han sido uno de los grupos más ofendidos por la inmoralidad del presidente y su tendencia a verles solamente como objetos de placer. 

En estas demostraciones llevadas a cabo a lo largo y ancho de los Estados Unido, las mujeres han traído a la conciencia pública la injusta política discriminatoria de Trump y sus asociados en contra del programa Dreamers que establecido por el presidente Obama, dio una solución al caso de centenas de miles de niños que llegaron a este país con sus padres quienes inmigraron de sus países de origen a USA sin documentación.

Las organizaciones de mujeres se han dado cuenta que únicamente a través del logro de posiciones de elección popular, se les permitirá crear una diferencia en asambleas municipales, juntas de educación, legislatura estatales, y puestos en el Congreso como representantes o senadoras. 

Los excelentes resultados en las pasadas elecciones municipales de noviembre demostró que ésta es una estrategia acertada ya que cientos de candidatas fueron elegidas y traerán sus puntos de vista en pueblos y ciudades donde usualmente los puestos los han ocupado solamente hombres.

Hartford ha sido y es un ejemplo de exitosa participación de las mujeres en el desarrollo político, social y económico de la comunidad puertorriqueña.

Por este motivo, es bueno recordar y rendir un homenaje a un grupo de damas que fueron las primeras en postularse y ser elegidas para puestos de representación popular en Hartford y de las cuales Carmen Rodríguez (fallecida este pasado 22 de enero a la edad de 83 años), fue una de ellas en la época de los años ochenta.

Carmen Milagros Rodríguez (Ramos) nació en Aguirre, Puerto Rico y posteriormente con su esposo Faustino Rodríguez-Trías viajan y se radican en la ciudad de Buffalo, Estado de Nueva York.  Convencida de que solamente a través de la educación es posible avanzar; logró su bachillerato en español en el Colegio Rosario Hill, y la maestría en educación de la universidad SUNY en Buffalo.

La tarea de estudiar y criar a sus hijos no fue fácil, pero además estuvo muy activa en la política local y en asuntos de su comunidad puertorriqueña.  En Buffalo fue parte del Centro Puertorriqueño, y en 1972 se convierte en administradora de Educación Bilingüe en la escuela pública 76 “Hernán Badillo Bilingual Academy “

En 1979 se radica en Hartford para trabajar en el Hartford Área Manpower Consortium y en 1981 trabajó en la Autoridad de Vivienda de la ciudad de Hartford cuyo director era en aquel tiempo John Warlaw.  Allí permanecerá hasta el año 1996 cuando se retira.

Entre los años 1996 y 2004 fue una integrante de la Junta de Educación, sirviendo como presidenta en 1992.

Como otras mujeres que se han destacado en la política local representando a la comunidad puertorriqueña, Carmen era simultáneamente una madre de familia que veló por sus siete hijos, William Fuentes, Rafael Rodríguez, Faustino Rodríguez, Raúl Rodríguez, Lynn Marie Rodríguez, Juan Carlos Rodríguez, y María Rodríguez.

Escribiendo acerca de la vida de Carmen, no podemos dejar de recordar que fueron mujeres las que en la década de los años sesenta se unen y como feligresas de la Parroquia del Sagrado Corazón de la que en esos años era párroco el padre Segundo las Heras; comienzan a luchar en contra del discrimen en contra de los puertorriqueños cuando trataban de alquilar departamentos en Hartford, la ausencia de programas bilingües para niños y niñas que llegaban con sus familias desde Puerto Rico para avecindarse en la Capital del estado de Connecticut, y la ausencia de empleados bilingües en los hospitales, el Departamento de la Policía, el de los Bomberos y en otros puestos claves en la administración educacional de la ciudad y del Estado.

¿Cómo no recordar los esfuerzos de María Colon Sánchez que a pesar de no dominar a cabalidad el idioma ingles tenía la valentía de abogar por los residentes puertorriqueños, trabajando mano a mano con Olga Mele?

Fue esta mujer puertorriqueña, María Colón Sánchez (Q.E.P.D.), la que en noviembre de 1975 logra ser elegida como integrante de la Junta de Educación.  Posteriormente será la PRIMERA representante estatal.  Otra mujer, Mildred Torres (Q.E.P.D.) se convierte en la primera asambleísta municipal, y después Edna Negrón, es también elegida como representante estatal.  Después vendrían Nancy Meléndez que es elegida como asambleísta municipal, Illia Castro, que representó en la legislatura en el tercer distrito, Evelyn Mantilla, y Minnie González.

En este sentido Carmen Rodríguez es parte de este grupo de mujeres pioneras y conscientes de sus derechos a la que se agrega en el presente Wildaliz Bermúdez, asambleísta municipal y una constante y comprometida defensora de los derechos de los inmigrantes.

Por este motivo al escribir este obituario recordando a Carmen Rodríguez, aprovechamos mencionar que las mujeres en la comunidad puertorriqueña han jugado y son hoy piezas fundamentales en la continuación de una lucha que se inicia en la época de los sesenta en el sector de Clay Hill/North Main y que desde allí se ha extendido a toda la ciudad.

El sábado 17 de febrero a las 10 de la mañana se llevará a cabo una ceremonia religiosa en homenaje a Carmen en la iglesia Holy Trinity localizada en el número 53 de la avenida Capitol y en esta ceremonia tendremos también presentes a nuestras mujeres, símbolos de lucha y progreso.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top