En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Encuesta acerca de lugares que juelen mal”, por la Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tía Julia.

Soy la madre adoptiva de un sobrino al que quiero mucho demasiado porque lucha por encontral un futuro profesional y entonces progresal.Por un tiempo quería ser médico, pero una amiga le habló lo de las autopsias y de los olores de algunos pacientes alérgicos al agua.Allí mismo Crestón, que es el nombre de mi hijo/sobrino, echó enseguida pa’tras ya que tiene el olfato demasiado aguzado y no soporta olores de detergentes, cigarrillos o aquellos aromas que hay en el verano en las guaguas del transporte público, o en algunas salas de espera.¿Usted me entiende?

Con sus novias no ha tenido suerte porque no soporta el olor a perfumes porque le dan asma, y ¡ay! si la muchacha es desordenadita o anda con ropa demasiado usada. El enseguida se da cuenta y se retira.

Como le decía, el muchacho éste le pone mucho esfuerzo a sus cosas y está en uno de los colegios universitarios del patio para completar el asuciado.Allí está tomando cursos de investigación soxual y Sología. El pasado semestre sacó una A+ en un estudio que hizo entrevistando a 135 personas de Hartford, New Britain, Bridgeport y New Haven usando el Cuestionario de los Jolores (CLJ).

La preguntitas se refirieron a cuál era el lugar donde los olores eran más insoportables y las posibles respuesta para que escogieran los entrevistados eran: (1) los salones de espera del Departamento de Motores y Vehículos, (2) el interior de los buses de transporte público en el verano con 90 grados F, (3) las salas de espera de servicios médicos, (4) las lavanderías, (5) los salones de Kindergarten, (6) algunos bares de Bridgeport, (7) los salones con muchachos de escuela intermedia que después de la clase de gimnasia no tienen acceso a duchas, (8) salones de espera en escuelas donde algunos papás o mamás llegan con los pijamas que usaron la noche anterior, y (9) lugares donde hay personas que bostezan y tienen una muela cariada.

Como Crestón es muy inteligente, inventó una escala de valores que intituló Tabla Hedióndica (TH) que va del uno al 10, siendo el uno la correspondiente a lugares sin olores fuertes, y entre el 8 y el 10, a sitios con olores fuertes o insoportables y donde pulula gente hedionda con licencia.

De acuerdo a las entrevistas, Crestón llego a las siguientes conclusiones que se las envío para que las publique.

Con respecto a lugares con olores que ofenden mucho demasiado el orfato, el primer lugar lo lograron las salas de espera del Departamento de Motores y Vehículos que se empinaron al número 9 en la Tabla Hedióntica, al igual que la atmósfera de salón de clases de escuela intermedia después del Gym.El número 8 lo obtuvieron los buses de transportación pública en verano, y algunas salas de espera de escuelas donde algunos padres van con los pijamas de la noche anterior.

Mi hijo piensa enviar los resultados de sus investigaciones a la Oficina del Gobernador (antes de que se vaya) para que tome las medidas y decidan remedios para lo de los jolores.

Desde ya mi hijo sugiere algunas formas de lidiar con el problema.

Colocar a la entrada de las oficinas del Departamento de Motores y Vehículos, afiches y pancartas que recen: “Si no se ha duchado NO entre,” o “El agua no le hace mal a nadie,” o “Respete la nariz de otros.”Para las escuelas intermedias sugiere que las Juntas de Educación del Estado instalen duchas, y se regalen desodorantes.Recomienda también el uso de perros especializados hueliendo a los clientes y en caso de mal olor que ladren mucho guau-guau.Lo de las guaguas se puede arreglar fácil abriendo las ventanas.

Espero que podamos reunir fondos para publicar este estudio y usted nos ayude con una donación de $100 billetes.Les deseamos a los muchachos y muchachas de la Voz un Feliz Día del Corazón Enamorado y a usted Tía, se le quiere de gratis. Aceptamos tarjetas de crédito.

Clottilde Arias


Respuesta.

Mira Clotti, en tu E-milio hay dos temas muy distintos pero muy diferentes con respecto a los olores.

Uno es el problema del sensible olfato de tu sobrino a quien molestan los olores fuertes o penetrantes. Esta es una ventaja más que desventaja ya que al igual que el sentido de la vista y el oído, los seres humanos contamos con estos sistemas de alertarnos ante posibles peligros.

No sé si te enteraste del incendio de una fábrica recicladora de Willimantic que fue peligroso y según cuentan, una persona de olfato aguzado, percibió el olor extraño y llamó pa’ rápido a los bomberos.¿No sería tu sobrino que quiere conseguir el “asociado”?

A modo de ejemplo tu sobrino y para que veas la ventaja de oler mucho demasiado, Crestón podrá percibir primero que otros un escape de gas en un Dunkin’ Donuts, el comienzo de un incendio, o el mal olor de alimentos en estado de descomposición que venden por allí por el Green.Según los expertos es “mejor oler de más que oler de menos” ya que en este último caso no se puede apreciar el olor de las flores ni de un buen arroz con gandules.

Para darte otro ejemplo, llegó una vez donde un doctor un señor que avergonzado dijo que tenía un problema muy serio. Sonrojado como nariz con catarro, un paciente le dijo.

 “Fíjese doctor que yo lanzo gases sin olor.”El médico le hizo varias preguntas y finalmente le pidió que lanzara un gas.Así lo hizo el cliente que pasado algunos segundos le preguntó. “¿Qué piensa doctor? ¿Me tendrá que operar del estómago?El medico abriendo las ventanas le dijo, “no hombre, no hombre de la nariz.”

Este paciente de un caso que es real; estaba afectado no del estómago sino que de un desorden del olfato llamado “anosmia” que es la total incapacidad de detectar olores.En otro ejemplo, una tía me porfiaba que para ella el olor al orín del zorrino le recordaba el café y nadie la convencía de lo contrario. Este tipo de problema se denomina “Parosmia” que es un cambio en la percepción normal de los olores y fue el caso de una persona a la que el olor al Pan Sobado le parecía el de una granja con animales.

Quizás te habrás fijado que en esta época de catarros y el flu con nariz con corredera, que tu capacidad de percibir olores disminuye. Bueno, hay personas que tienen una incapacidad absoluta de detectar olores y el trastorno se denomina “hiposmia.”

También investigué acerca de un desorden del olfato llamado “fantosmia” que es la sensación de percibir un olor que en realidad no está presente.Huyyyy.

Lo de tu hijo/sobrino me parece que no es un tipo de desorden ya que además de la molestia de oler mucho, no es necesariamente unproblema con las neuronas sensoriales olfativas.Simplemente tiene que contenerse, ser paciente, y salir de los sitios donde haya emanaciones y jololes raros.

Lo del estudio me parece interesante pero creo que debe tener cuidado ya que puede ofender.Es cierto que en esta sociedad donde hay mucha agua fría, tibia y caliente; hay personas que no se duchan ni bañan demasiado.Esta es la lucha con los jóvenes y jovencitas adolescentes que por oponerse a lo que les dicen los padres, hacen lo contrario. “Báñate,” dice la mai. “no me baño” responde la nena. “Acuéstate ya,” “no me acuesto;” apaga la luz, “no la apago.”Paciencia Señor.

Lo de los afiches en el Departamento de Motores y Vehículos me parecen algo autoritarios y difícilmente la gente permitirá que la huelan los perros ya que pa’ luego te llegan con el abogado que defiende su “libertad de decidir qué hacer con su cuerpo.’Por otra parte estoy muy de acuerdo con la idea de que las escuelas intermedias y superiores debieran contar con duchas, aunque el problema será poner monitores para vigilar lo que hacen en los baños ya que estos jóvenes son muy juguetones.

El principal descubrimiento del estudio Hedióndico de tu sobrino es que esto de los olores tienen que ver con los hábitos de la higiene tan simples como ducharse al menos dos veces al día, cepillarse la dentadura al menos dos veces al día, lavarse el cabello con Champú Toska para que pa luego y caminando por la calle lo sigan las moscas.

Sin embargo, en este país y como dijo Trump en su discurso, la gente tiene libertades y si a alguien le dicen hediondo o hedionda te puedes meter en un problema de progenitora.

Tu tía que les quiere mucho y demasiado.

Julia

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top