En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

San Carlos Borromeo, una parroquia de tradición hispana por excelencia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BRIDGEPORT. Con casa llena en la misa dominical en español de las nueva de la mañana,  la parroquia de San Carlos (Saint Charles Borromeo), celebró la Presentación del Niño Jesús en el Templo, confirmando que esta parroquia cuenta en su seno con 2.830 familias registradas, de las cuales,1800 de ellas son de origen hispano, ubicada en 1255 East Main Street en Bridgeport.

 El Padre Frank Gómez, nativo de Puebla-México con 22 años residiendo en los Estados Unidos, es el pastor de la parroquia de San Carlos desde hace tres años y es el responsable, junto con tres sacerdotes, por la vida espiritual de miles de familias hispanas, anglos, haitianas y brasileñas que residen no solo en la zona urbana de Bridgeport sino en Monroe, Ansonia, Shelton y Trumbull y barrios cercanos a estos poblados.

El Padre Frank, como cariñosamente le llaman sus feligreses, también carga en sus hombros la dignidad de “Dean” o decano de las doce parroquias eclesiásticas de Bridgeport y esto implica que bajo su supervisión está el trabajo pastoral de sus colegas, además de ser la mano derecha del Obispo de la Diócesis de Bridgeport, Frank Cagianno.

Dignidad que le obliga a organizar los detalles de las ceremonias de alta jerarquía en la Diócesis y ser el maestro de ceremonias en homilías de suprema importancia como: ordenaciones sacerdotales, ceremonias de confirmación o inauguración de capillas y templos que están fuera de la iglesia de San Carlos, pero dentro del perímetro de la Diócesis de Bridgeport (Greenwich, Stamford, Norwalk, Fairfield, Danbury y poblados colindantes).

La familia Chuquín-Guamán acude cada domingo a la misa de 9 de la mañana desde hace dos décadas a San Carlos, desde ahí vive su fe traída desde su país y asentada con fuerza en Monroe, el pueblo donde residen.

Según el Padre Frank, a la iglesia de Saint Charles (San Carlos) que es la parroquia más antigua en albergar a feligreses hispanos llegan 2830 familias registradas. De ellas, 100 son de origen anglo, 800 haitianas, más de mil del Brasil y los 1.800 restantes son venidos de América Latina, principalmente de Puerto Rico, República Dominicana, Ecuador, Colombia, Perú, México, Paraguay y Chile. 

José Miguel Chuquín, junto a su esposa María Guamán y su hija Nancy; nativos de Quito-Ecuador y residentes en Monroe, pusieron a los pies del Altar Mayor la imagen del Niño Jesús para festejar la Candelaria. La familia Chuquín acude desde hace 20 años a San Carlos porque es la iglesia que les permite vivir su fe en su idioma natal y porque el sacerdote es “dinámico y muy cariñoso”, dijeron.

El P. Frank, que dejó su natal Puebla y varios pupilos que hoy están entregados a la vida religiosa en México, trabaja de domingo a domingo, los siete días a la semana, los 365 días del año. Cuando estuvo en Puebla-México, perteneció a la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza y desde hace 22 años a la Diócesis de Bridgeport recibiéndose como su sacerdote hace tres años y como su primera misión sacerdotal tuvo a cargo la iglesia de Saint John en Darien.

La misión de San Carlos es crecer la vida espiritual de sus feligreses y por eso ha desarrollado un ministerio juvenil con fuerza y vitalidad. Cuenta con 137 jóvenes que conforman el grupo juvenil y lo curioso es que entre ellos hablan en inglés, porque de acuerdo con el sacerdote, en la escuela y en las entidades públicas los adolescentes se comunican en inglés y les es más fácil comprenderse entre sí.

 Durante el año, sus feligreses hispanos celebran el calendario de fiestas religiosas tal como si estuvieran en sus países de origen. El pasado 2 de febrero, fiesta de la Candelaria o como conoce el calendario eclesiástico, la Presentación del Niño en el templo.

Y aunque el sacerdote bromeó en la homilía la ausencia de los tamales mexicanos de la Candelaria, sin embargo, decenas de imágenes del Niño Jesús estuvieron a los pies del altar para celebrar la “Candelaria”.

Los ecuatorianos, por su parte, celebran la advocación de la virgen del Cisne o la Churona de Loja, imagen que sobresale a la entrada de la iglesia. Chile, celebra a la virgen del Carmen, los paraguayos a la virgen de Caacupé, los puertorriqueños a Nuestra Señora de la Providencia, los dominicanos a Nuestra Señora de Alta Gracia, los mexicanos a la virgen de Guadalupe y cada último sábado del mes, la comunidad colombiana festeja al Divino Niño.

A los inmigrantes se los abraza a través del programa Caridades Católicas y constantemente la parroquia tiene talleres para que sus feligreses aprendan sobre los aspectos de lay de inmigración, se cuiden de las deportaciones y sobre todo, dan apoyo espiritual a los “Soñadores” conocidos como los jóvenes “dreamers”.

El sacerdote prefiere que en su parroquia no se topen aspectos políticos sobre inmigración, pero frecuentemente están alertando sobre la importancia de estar bien informados. Razón por la que siempre remite a sus feligreses a la oficina de Alex Arévalo, director ejecutivo de Caridades Católica, una dependencia legal de la iglesia católica para ayudar y asesorar legalmente a los inmigrantes en sus trámites migratorios.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top