En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Miércoles de Cenizas y tiempos de reflexión y penitencia para cristianos

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- Este pasado miércoles 14 de febrero, Día de los Enamorados, coincidió con el acto litúrgico “Miércoles de Ceniza” que desde el siglo XI bajo el papado de Urbano II; se estableció como el comienzo del periodo de Cuaresma que culminará con la Semana Santa y la conmemoración de la crucifixión y muerte de Jesús, pero también su resurrección de entre los muertos.

En la Catedral San José de Hartford y durante las dos misas de este pasado miércoles, los sacerdotes, dibujaron con ceniza en la frente de los feligreses, una cruz de color negro que simboliza el comienzo de un periodo de penitencia y arrepentimiento. 

De acuerdo a la tradición bíblica, en la tradición judaico/cristiana, la ceniza en la cabeza y en el cuerpo era un signo de marginación para personas que habían pecado, pero ahora “es el reconocimiento de que los todos hombres y mujeres somos pecadores, pero aceptamos la fragilidad y mortalidad del ser humano,” dijo Marta Sánchez quien acudió a la ceremonia con sus dos hijos.

“Este es un periodo de ayuno y de abstinencia que celebran en el mundo las iglesias Católica Romana, Ortodoxa, Calvinista, Anglicana, Episcopal, Luterana, Metodista, y Ortodoxa Oriental,” dijo Raúl Esteves un diacono que participó en la ceremonia de “cenizas” en una iglesia católica en Hartford.

Paradojalmente en este pasado miércoles, acaece una de las masacres más violentas en la historia de atentados con armas de fuego en escuelas de los Estados Unidos; y la gran mayoría de creyentes tuvieron presentes en sus oraciones a las 17 víctimas fatales del crimen perpetrado por un muchacho de 19 años que había sido expulsado de la escuela y está relacionado con grupos supremacistas en Florida.

Por otra parte aumenta en los Estados Unidos el clamor de mujeres y hombres que denuncian el abuso a que son sometidas esposas, novias y madres, pero al mismo tiempo la lenidad y desentendimiento del presidente Donald Trump y autoridades de la Casa Blanca y el Congreso para reconocer a las víctimas, y no a los que perpetran actos cobardes de abuso.

Para los Católicos Romanos de Hartford este año representa también un periodo de acomodación y ajuste al cierre de templos tan importantes como la legendaria Iglesia de San Pedro en la calle Main, la del Sagrado Corazón aledaña a la avenida Albany, y la parroquia Santa Ana en la calle Park. 

Debido al proceso de consolidación, cientos de fieles de estos templos se han ido plegando a otros tales como la Iglesia San Lawrence O’Toole, la Our Ladies of Sorrows, y San Agustín, con una feligresía tradicionalmente de habla hispana o también, para aquellas familias que llevan más tiempo en Connecticut, las parroquias con feligresía de la raza blanca donde las misas se llevan a cabo en idioma inglés.

Pascual Gutiérrez está estudiando este tipo de movilidad de feligreses de una parroquia a otra y lo que atrae a estas familias a otros templos. 

“Definitivamente hay familias que se quedan en sus casas y muy pocas se mudan a otra denominación religiosa, aunque en los últimos años hay un enorme esfuerzo ecuménico entre las iglesias de la reforma religiosa tales como anglicanos, luteranos y católicos por uniformar ritos y reconocer que son una sola Comunión,” dijo Gutiérrez.

Hoy día en la segunda década del siglo XXI y a quinientos años del movimiento de la reforma religiosa cuyos líderes fueron Martin Luther, Jean Calvin y en cierto modo Desiderium Erasmus; la iglesia Católica Romana ha ido llevando cambios que se intensificaron bajo el Concilio Vaticano II cuyo líder fue el Papa Juan XXIII, y hay una comunicación más estrecha entre clérigos de estas religiones.

Sin lugar a dudas la Iglesia Católica está sufriendo una crisis de vocaciones sacerdotales porque esta institución religiosa continúa exigiendo que sus sacerdotes se abstengan de relaciones matrimoniales y todavía se exija la práctica de la confesión individual de los pecados. 

Para de algún modo suavizar ritos tradicionalmente presididos por hombres; las mujeres se han ido incorporando como diáconos y ocupando posiciones de mayor poder en los templos Católicos.  Sin embargo, los actos de pedofilia denunciados en los Estados Unidos han restado autoridad moral a los sacerdotes y autoridades eclesiásticas.  Hay y habrá más demandas millonarias de las víctimas que han ido socavando la base financiera que permite el funcionamiento de iglesias, escuelas católicas, seminarios y el sistema de pensiones y jubilaciones de sus sacerdotes y prelados. 

Sin embargo el número de creyentes católicos en los Estados Unidos aún alcanza a 70.4 millones de feligreses y es un porcentaje importante en los estados de la Nueva Inglaterra tales como  Connecticut que cuenta con un 34% de católicos, Massachusetts con un 44%, Rhode Island con un 43%, Nueva York con un 35%, y New Hampshire con un 35%..

Dentro de la amplia gama de religiones establecidas en los Estados Unidos, la iglesia católica mantiene un 22% del total de quienes acuden regularmente a los ritos y cumplen con los sacramentos, contando con un significativo número de latinos e hispanos.

“A pesar de la crisis de vocaciones, problemas financieros, demandas por casos de pedofilia, y la rigidez en temas como el celibato eclesiástico; los católicos continúan siendo fieles a su tradición transmitida desde Puerto Rico, el Caribe, Europa, Asia, África y Latinoamérica,” dijo Gutiérrez quien anticipa que alguno de los aspectos de su investigación son aquellos factores que mueven a feligreses de iglesia consolidadas a incorporarse a otros templos.

La cercanía al vecindario y acceso a transportación seria uno de ellos, acompañado por la presencia de amistades u otros familiares en la nueva opción de iglesia.  Para sectores profesionales la calidad de los sermones y la música de los rituales son uno de los motivos de atracción, como asimismo el carisma y accesibilidad al sacerdote.

En la Iglesia Católica Romana Holy Trinity del centro de la ciudad, el carisma y humor del padre Charles E. Jacobs, la voz de la soprano mexicana Nadia Aguilar, la arquitectura del templo, y el hecho de que se acepte la presencia de perros mascotas que vengan a cargo de un feligrés, atrae a fieles de toda el área de Greater Hartford y suburbios.

Pero la situación de la iglesia Católica Romana no es la única que presenta crisis ya que en general hay en los Estados Unidos una notoria disminución de feligreses que asisten a servicios religiosos. 

Según Gutiérrez, la iglesia Episcopal en la que los sacerdotes pueden estar casados, cuenta con 1, 917,182 feligreses y aunque ha tenido crecimiento, el tema de la ordenación de sacerdotes homosexuales o lesbianas, incluido un obispo, ha provocado una estagnación y disminución de fieles.

Todos estos temas serán parte de la reflexión individual y colectiva de las feligresías cristianas en este periodo de cuaresma que se ha iniciado de un modo dramático en un contexto político inestable y en el que figuras importantes del gobierno favorecen la discriminación racial y practican abiertamente el adulterio y el abuso de mujeres.

Por otra parte, algunas de las iglesias evangélicas tienen a pesar de su crecimiento con el concepto de “nacer nuevamente,” problemas para explicar la actitud discriminatoria y el fanatismo de sus pastores, muchos ellos enriquecidos a costa de las donaciones.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top