En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Congreso se compromete a suministrar dinero para nuevos estudiantes que llegan de Puerto Rico

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Ana Radelat

CT MIRROR. Nairelys Vega, de diez años, y su hermanito Jason Miguel Carrión, de 8, son dos de los mas de 1,800 niños llegados desde Puerto Rico a este estado y que se han inscrito en escuelas de Connecticut desde que el huracán María destrozó sus hogares en septiembre pasado.

La madre de los niños, Merelys Torres-García, dice que estos han tenido dificultades para adaptarse a su nueva vida y su nueva escuela, la escuela elemental María Sánchez Elementary, de Hartford. “Primero, porque no saben el idioma, no hablan inglés y luego por el trauma de haber dejado allá a toda su familia y amistades”. La madre dice que sobre todo Jason, se siente deprimido, “no sonríe, no juega, no desea nada”.

Las escuelas de Connecticut han estado haciendo todo lo posible por acomodar a los recién llegados, muchos de los cuales no hablan inglés, sin recursos por parte de un gobierno estatal con problemas de liquidez.

Luego de pasarse el verano pasado acerca de cómo ayudar a las comunidades afectadas por el huracán, el Congreso finalmente aprobó a principios de este mes un presupuesto de compromiso, que suministrará millones de dólares para ayudar a las escuelas a ocuparse de los estudiantes desplazados. 

El presupuesto dará $8,500 por cada estudiante desplazado, $9,000 para cada estudiante que no habla inglés, como es el caso de Nairelys y Jason, y $10,000 para estudiantes con necesidades especiales.

El líder de la mayoría en el Congreso estatal, Matt Ritter, un Demócrata que representa a un distrito de Hartford, ha organizado un grupo, en la Asamblea General, para crear una “ventanilla única”, para los puertorriqueños desplazados que necesitan ayuda.

Según dice Ritter, “está claro que hay escuelas requiriendo recursos adicionales, para hacer frente al flujo inesperado de estudiantes, muchos con necesidades especiales y me complace que finalmente el Congreso ofrezca alguna ayuda”.

En opinión de Ritter el fondo para estudiantes desplazados, parte del paquete presupuestario de $44, 000 millones para ayudar a víctimas del huracán, será suficiente.  Pero será preciso pedir más fondos para los estudiantes desplazados si se presenta la necesidad.

De acuerdo con el Departamento de Educación de Connecticut, hasta el 16 de febrero de 2018, había 1,745 estudiantes desplazados en las escuelas del estado. Antes hubo más de 1,800, pero el numero bajó, porque algunas familias se regresaron a Puerto Rico o se fueron a otros estados. Pero la mayoría, entre los cuales Nairelys y Jason, se quedaron quienes, según su madre, “ya se acostumbraron a su escuela y les va bien”.

Las escuelas de Hartford tuvieron el mayor número de recién llegados, 376 y hasta 429 en el momento más crucial.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top