En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Un conflicto sindical nacional llega a Connecticut

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Frank Ricci, jefe de batallón de los bomberos de New Haven

Por Mark Pazniokas

CTMIRROR.- Hasta Connecticut han llegado las beligerancias legales nacionales sobre cómo los sindicatos del sector público pueden cobrar cuotas a su membresía. El asunto toma cuerpo con una demanda presentada por los bomberos de New Haven, contra su central estatal, la Uniformed Professional Fire Fighters Association de Connecticut.

Frank Ricci, jefe de batallón de los bomberos de New Haven y presidente del Local 825 de la International Association of Fire Fighters, hizo pública la demanda, acompañado de representantes de Fairness Center y su abogado local, el representante estatal Craig Fishbein, R-Wallingford.

El grupo local de bomberos, dirigido por Ricci, acusa a la organización estatal de utilizar indebidamente las cuotas sindicales, $96,000 y tratando agresivamente de cobrar las cuotas vencidas por $52,000, contratando a una agencia de cobros, Recovery Solutions Group, gesto que Ricci califica de hostigamiento.

Un giro nuevo en el caso, es la presencia de Fairness Center de Pensilvania, que se describe como “firma legal sin fines de lucro, que ofrece asesoría legal gratis a quienes son afectados por los dirigentes de los sindicatos”.

David R. Osborne, un abogado que ayudó a lanzar Fairness Center en el 2014, dijo que se trata “de la elección hecha por el local 825, de desasociarse del sindicato estatal”.

Antes de tratar de romper sus relaciones, dice la demanda, el Local 825 tenía su afiliación limitada con la Uniformed Professional Fire Fighters, pagándole para que la representara ante el gobierno del estado.

Esta demanda llega en un momento favorable para las fuerzas conservadoras en su lucha por limitar la influencia de los sindicatos del sector público.

La semana pasada, la Corte Suprema escuchó los alegatos orales en un caso que muchos observadores piensan que puede conducir a limitar o poner fin a la capacidad de los sindicatos de obligar a los beneficiarios de contratos negociados por esos sindicatos, a contribuir, mediante pago de cuotas o bajo otras formas.

Ricci dijo que la demanda del Local 825 está dirigida contra la Connecticut firefighters’ unión y su presidente, Peter S. Carozza Jr, no contra el movimiento laboral del sector público.

Ricci dijo que “creo tener una reputación de experiencia y efectividad. El Fairness Center y nuestro abogado local, Craig Fishbein, han sido efectivos”.

Carozza no respondió a varias llamadas pidiéndole su comentario.

Lori Pelletier, presidenta de la filial de Connecticut, dijo que este caso se trataba de un asunto sindical interno.

Ricci fue elegido presidente del Local 825, en diciembre de 2015. Fue uno de los 18 bomberos que, exitosamente, demandaron a New Haven por haber decidido dejar de lado un examen de promoción cuando ningún bombero de color califico para promoción.

Mas recientemente, Ricci rompió con la AFL-CIO y la Uniformed Professional Fire Fighters por oponerse a un proyecto de ley que habría ampliado la cobertura de compensación de los trabajadores, para incluir el stress post-traumático sufrido por policías y bomberos.

En un artículo de opinión escrito para el New Haven Register, Ricci se quejó de que otros lideres sindicales estaban tergiversando lo que eran sus preocupaciones en torno a ese proyecto de ley.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top