En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

A México se le defiende desde el interior; no con anuncios genéricos a la unidad sin contenido

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

A la vista de todos los mexicanos residentes en el exterior, queda de manifiesto que como nos ven en México, nos tratan en Estados Unidos.  Para México, sus hijos ausentes son vistos como un problema, no cómo una solución. Porque tendría que vernos diferente el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, si durante décadas se ha decidido como política pública el abandono a nuestros connacionales.

El respeto que pide el Presidente Enrique Peña Nieto, no se regatea, se gana predicando con el ejemplo, como bien lo dice Andrés Manuel López Obrador.

La migración es un problema multifactorial que requiere de soluciones multisectoriales. México ignora las casusas que provocan la emigración. La migración la ve como un simple traslado de personas, de personas sin rostro; los intercambiables, descartables.

México se puede unir en contra de alguien sino a favor de algo. Como lo escribe Rene Delgado en su artículo: “unidad no complicidad”. El gobierno “confunde el fenómeno con el problema. Los fenómenos sociales –la migración es uno- se pueden intentar administrar; los problemas –el déficit es uno- se pueden intentar solucionar. Pero no se pueden solucionar los fenómenos, como tampoco administrar los problemas. Y es lo que el gobierno ha hecho hasta el momento; “administrar la coyuntura”.

El arte de la negociación se basa en la habilidad de concertar por intereses, no por posiciones. Como bien lo escribe el Ex canciller, Jorge Castañeda en su artículo: “La vieja cantaleta”, describe que “cada vez que un presidente o un político mexicano, responde a una agresión de Estados Unidos con la exigencia de “respeto”, es porque no se le ocurre otra cosa que decir, o tiene miedo. Son lugares comunes. Y remata, es el Gobierno mudo que tanto ha descrito Aguilar Camín: no dicen nada.

El hecho de que México fije un límite , al derecho de una nación soberana de su homólogo estadounidense Donald Trump de enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México, para repeler la llegada de una caravana de migrantes centroamericanos, contradice el principio constitucional de autodeterminación de los pueblos, en el que se basa la política exterior mexicana.

Al afirmar EPN, que “no vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”, es lo que ha caracterizado a su administración; la inacción.

Sin restarle mérito al pronunciamiento del Senado mexicano, es preciso pasar del discurso político, a escalar pragmáticamente el tema en la agenda pública. El hecho de que el Ejecutivo Mexicano, no responda aún al exhorto de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados para que informe a la opinión pública la composición de los integrantes del Consejo Consultivo de Mexicanos en el Exterior (CCIME), que es un órgano de consulta del gobierno mexicano para conocer las prioridades de atención para las comunidades mexicanas en el exterior en el diseño de políticas públicas, cuando este consejo lo ha desaparecido, como también desapareció desde el sexenio anterior  la estrategia de comunicación de las jornadas informativas a comunicadores e informadores, obliga a que el  “Acuerdo Político Nacional”, sea como lo delinea  Porfirio Muñoz Ledo en su artículo;  que la cuestión es ideológica pero también pragmática. Y hacer de las coincidencias  que tiene Trump con la doctrina del nacionalismo revolucionario que dirigió la política económica y exterior de nuestro país, es un momento importante para potenciar nuestras convergencias, sin olvidar la alianza con los mexicanos  y sus hijos en EU”.

Los anuncios  genéricos a la unidad sin contenidos, no sirven –incluso generan tensión-. A México se le defiende desde el interior, con políticas públicas que corrijan las causas internas de la migración forzada.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top