En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Los hospitales de Connecticut facturan más de $ 1,000 millones en tarifas a pacientes externos durante dos años

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NEW HAVEN.- A los consumidores de Connecticut se les facturaron más de $ 1,000 millones en honorarios de pacientes externos por servicios ambulatorios en 2015 y 2016, se muestran los documentos presentados en la Oficina de Acceso a la Atención Médica del estado.

Veintidós de los 30 hospitales de Connecticut cobraron estas tarifas, recaudando $600.7 millones en 2015 y otros $ 488.8 millones en 2016, según un análisis de Conn. Health I-Team.

Los dos sistemas hospitalarios más grandes del estado, Yale New Haven Health, que incluye Bridgeport Hospital, Greenwich Hospital y Yale New Haven Hospital, y Hartford HealthCare, que recientemente anunció sus intenciones de adquirir el St. Vincent’s Medical Center en Bridgeport, representaron casi la mitad del total. los ingresos totales por tarifas de instalaciones en 2016. Yale y sus cuatro hospitales facturaron $ 144.3 millones; Hartford y sus cinco hospitales, $ 80.9 millones. Stamford Hospital cobró $ 118.2 millones, la mayoría de un solo hospital.

Los pacientes se han quejado durante mucho tiempo de las tarifas que los hospitales cobran por los servicios ambulatorios en las instalaciones que poseen para cubrir los gastos operativos. De las 1,4 millones de visitas ambulatorias en 2016, las tarifas se cobraron por todo, desde visitas al consultorio de cinco minutos hasta pruebas de diagnóstico como resonancias magnéticas y mamografías.

Connecticut, que obtuvo una F de defensores de la salud por su falta de transparencia en los costos médicos, aprobó una ley en 2015 que exige que los hospitales notifiquen a los pacientes si se les cobrará una tarifa de instalación. Los hospitales deben identificar claramente las tarifas de las instalaciones en las facturas, notificar a los pacientes si adquieren un grupo de médicos y presentar un informe anual a la Oficina de Acceso a la Atención Médica sobre cuánto ganan en honorarios.

Los defensores de los pacientes dijeron que la ley ha hecho que los consumidores estén más al tanto de las tarifas, pero a menudo es confuso para los pacientes que reciben una segunda factura por cientos o, a veces, miles de dólares por la atención. Las tarifas son pagadas por los consumidores, su seguro privado, Medicaid o Medicare.

“Es una trampa para los incautos”, dijo Ted Doolittle, jefe de la Oficina de Defensoría de la Salud del estado. “Todavía es algo que está sucediendo”.

Doolittle dijo que su personal está trabajando en algunos casos en los que a los pacientes se les cobraron grandes tarifas, incluida una mujer que recibió atención quirúrgica ambulatoria y se esperaba que pagara un copago de $ 50 y recibió una tarifa de $ 930.

Los hospitales reclaman  que las tarifas son  necesarias para actualizar los costos de infraestructura. “En general, cuando una instalación se convierte en parte de un hospital, la tecnología, incluidos el software y el hardware, debe ser de un estándar determinado”, dijo Michele Sharp de la Connecticut Hospital Association. “Además, estas instalaciones deben tener capacidad de reserva de emergencia y cumplir con requisitos regulatorios más estrictos. Como resultado, los costos de infraestructura asociados con las instalaciones propiedad del hospital son mayores que los costos de una oficina independiente “.

Los defensores de los pacientes dijeron que las presentaciones públicas son un paso en la dirección correcta, pero que hay un largo camino por recorrer.

“Como representante del consumidor, es asombroso”, dijo Lisa Freeman, directora ejecutiva del Centro para la Seguridad del Paciente de Connecticut. “Estamos pagando más y más y no podemos determinar cuánto será antes de tiempo”.

Lo que revelan las presentaciones

En 2016, los hospitales de Connecticut cobraron tarifas de instalación en 184 instalaciones fuera del campus, muestran los informes. Algunos de los tipos de atención más frecuentes que se les cobraron a los pacientes por los servicios incluyen el tratamiento con radiación, los ecocardiogramas, las pruebas de trastornos del sueño, las colonoscopias y las mamografías.

Ellen Andrews, directora ejecutiva del Connecticut Health Policy Project, dice que el hecho de que las mamografías se encuentren entre los servicios más frecuentes por los cuales se cobran las tarifas de las instalaciones es “increíblemente estúpido”.

“Una mamografía es una atención preventiva”, dijo. “Cada vez que instituyes otra molestia y haces que sea más difícil ir al mismo lugar al que siempre te has ido, vas a conseguir algunas personas que simplemente no pasan por el problema. Entonces, si se trata de un problema para las personas que reciben atención preventiva, eso es realmente un centavo y una tontería “.

Las tarifas que causaron la mayor indignación hace unos años fueron las tarifas de las instalaciones que se cobran en las oficinas de los médicos propiedad de los hospitales. Según un informe de 2014 del Procurador General George Jepsen, las tarifas de las instalaciones se volvieron más comunes a medida que los hospitales adquirían las prácticas de los médicos. Los pacientes se quejaron de presentarse con el mismo médico que habían visto durante años, esperando pagar el mismo copago que siempre, pero luego recibieron una tarifa grande.

A partir del 1 de enero de 2017, los hospitales no pueden cobrar los honorarios de las instalaciones para pacientes actuales por una visita de rutina que se factura como Evaluación y Gestión, que fue parte de la factura de salud de 2015 encabezada por el Presidente del Senado estatal Pro Tem Martin Looney, D-New Haven, y el presidente republicano del Senado Pro Tem Len Fasano, R-North Haven.

Algunos hospitales sentirán el impacto de este cambio. En 2016, Yale New Haven ganó $ 9.9 millones por visitas de pacientes ambulatorios de cinco minutos, la tarifa más alta que se cobró, que ahora está prohibida.

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

Cerca de 270 ballenas piloto se han quedado varadas en las costas de Tasmania, en Australia, y un grupo de rescatadores han iniciado una carrera contra reloj para salvarlas..

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top