En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“Echo mucho de menos los piropos”, por La Tia Julia

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tía Julia, Estoy absolutamente confundida con esto del acoso sexual.

Soy una mujer atractiva orgullosa de mi apariencia física y de la belleza que me vinieron por los genes de mamá y papá.Mamá fue la Reina de la Primavera de San Lorenzo y mi papá transmitía juegos de béisbol por un canal de televisión de la comunidad y le llamaban “Daniel el Hermoso.”

Mi personalidad es extrovertida, no soy inhibida, converso libremente acerca de cualquier tema (incluso aquel) con hombres y mujeres, no creo en tabús, hago bromas y no estoy limitada por convenciones, con la excepción de los matrimoniados ya que es un tema más complejo que los líos judiciales del presidente Trump.

Menciono a Trump por el cual yo NO vote, porque hace y dice cosas inapropiadas de las mujeres y habla cosas sucias de ellas. Recuerdo cuando confidenció su actitud frente hacia nosotras y sus admiradoras con el hijo de George Bush diciendo, “Yo pa seguida les cojo el…” dijo en inglés y la verdad es que eso estuvo inaceptable por lo grosero, vulgar, chocarrero y de baja categoría. Un hombre verdadero se calla esos secretos.

Sin embargo en mi tierra los hombres a una le dicen piropos que son elegantes y hasta románticos.Un día me cogió un vaguada en Dorado, Puerto Rico y yo estaba sin sombrilla. “¡Ay! esta lluvia me moja hasta el alma,” dije.Cerca de mi estaba un muchacho que habló así: “¿y que le hace la lluvia a las flores?, ofreciéndome su sombrilla.

¿No le parece a usted que éste fue un gesto galante y respetuoso?

Sin embargo, ahora con esto de la campaña en contra del acoso sexual, y la vigilancia en las escuelas y en los trabajos públicos acerca de acciones lesivas a la moral y el respeto, he notado que los hombres como que se han entibiado, cuando hablan con una miran hacia arriba, y en general como que ha desaparecido ese ambiente amigable, alegre, de jolgorio, pero también de respeto.

Sin ir más lejos echo de menos cuando el 21 de marzo, día en que dicen empieza la primavera; mis compañeros de trabajo y admiradores me traían una flor, o una tarjetita; o para San Valentín competían para hacerme sentir bien halagando mis obvias cualidades intelectuales, porque yo soy muy inteligente.

No puedo negar que no falta alguno que se trata de sobrepasar en los barrios, el Green y vecindarios.Como le dije tengo unas piernas muy bonitas, uso minifalda, y un día en que estaba yo sentada correctamente en una plaza con ellas juntas como corresponde a una dama y me lo enseño mamá; salió un idiota que tenía un acento español y me dijo “qué lindaz piernaz maja, y ¿a qué hora abren?” Presa de una cólera infinita por la ofensa, le metí una bofetada que se escuchó hasta en el Green y después me enteré que uno de mis admiradores lo amenazó con darle una pela para que no fuera propasao.

Algo está cambiando en nuestra cultura de relaciones entre hombres y mujeres.Es cierto que a los viejolos les encanta echarnos flores, pero uno sabe que eso no pasa de allí por razones fisiológicas y la testosterona.De hecho me confesaba Rogelio, un señor que es el contador de la oficina, que una conversación por la mañana con una dama joven “es un tónico para el alma.”De todos modos los tipos casados no debieran lanzar piropos porque pueden confundir.

Ahora en la escuela nos están enviando a unos seminarios acerca del acoso sexual y las leyes que protegen a las empleadas y también empleados para evitar el acoso.Esto del título IX me parece muy importante, pero como le cuento, hay actos de piropos o halagos que nosotras las mujeres podemos aceptar y otros que son pasados y de muy mal gusto.

Espero su gentil respuesta.

Bella


 

Respuesta,

Mira Bella, lo que más me impresiona de ti es tu modestia y tu elevada auto estima que debieran tener todas las féminas ya que nosotras somos las que alegramos la vida de la humanidad, procreamos, constituimos el alma y motor de un hogar, somos psicólogas, economistas, madres, esposas y tenemos una paciencia que como bien dice el dicho, “tenemos una paciencia de madre y un corazón cálido.”

Pero déjame decirte que te pasaste una gran cantidad de comerciales y que para la próxima vez te enviaremos la factura.No te preocupes, no hare público tu correo electrónico.

Hija, vivimos en estos momentos tiempos de confusión y en el gobierno hay una aparato con ojos más pesado y carne de puerco que la mochila de King-Kong.Por otra parte yo entiendo mi amor que el clima de fraternidad y respecto que hay en las escuelas de Puerto Rico y Cuba es único y los colegas se llaman por el apellido con cariño.Pero cada país es distinto.En Canadá los hombres les abren las puertas a las damas y estas no los miran como si fueran degenerados o violadores como sucede en los Estados Unidos.

Comparaba un día la conducta de muchachos que estudiaron la High en escuelas exclusivas de hombres con otra para los dos sexos y note, sin ser socióloga, que el muchacho de las Islas tiene ciertos modos de comportamiento naturales, gentiles y de respeto, aunque ya antes de María han cambiado los tiempos.

Ahora bien, el piropo se inicia cuando se superó el tiempo de la barbarie, y se inaugura el llamado “amor cortes” en el que el hombre utilizaba la cortesía (perdonando la redundancia) para buscar el amor de la dama de sus sueños.

 Sin embargo la palabra “piropo” es originaria del griego y se escribía “pyropos” que significaba en aquellos tiempos “rojo fuego” o “fuego en la cara.” Después se trasladaría al latín con la palabra Pyropus.En la actualidad se define como una expresión de admiración, halago, elogio que se dirige a una persona y su sinónimo ya casi extinto es “requiebro.”

En una encuesta llevada a cabo en Florida, las mujeres mayoritariamente dijeron que les gustan los piropos cuando son románticos y no groseros.

Con el tiempo el “amor cortes” ha ido menguando y en el siglo XXI el piropo se ha tornado machista y carente de toda lógica.En otro estudio que se concentró en la opinión de las mujeres con respecto al Día de San Valentín, un 78.4% admitió que el mejor piropo que aceptan es “eres maravillosa.”También la mayoría indico que preferían que un piropo o halago se refirieran a sus cualidades intelectuales, virtudes o habilidades más que al aspecto meramente físico.

Tienes razón con tu percepción de que los tiempos cambian y que la grosería y vulgaridades en canciones que se transmiten diariamente por las radioemisoras en español ya se aceptan como si nada, a diferencia de los que dicen boleros como “perfume de Gardenia,” “Bella, incomparablemente bella,” o “Mujer si puedes tú con Dios hablar.”

Mija, el amor pleno se confunde ahora con tener sexo y algo que debiéramos respetar porque se relaciona con el sagrado acto de procrear, se transforma en un acto mecánico y no faltan en las mismas canciones corillos que dicen “Mami tú estás buena Aé, Aé.”

Animar a las mujeres para que reclamen por el acoso sexual es positivo, y aunque restringe los piropos y halagos elevados de tono, aboga por el respeto a las féminas.

Cuídate y recógete con esto de las minifaldas y los escotes que tampoco se puede provocar mucho debido a que no sabes quién es “enfermito o sicótico.”

Julia

103.5 FM - La Voz Radio

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

Siguenos

La Educación No Espera

La Educación de nuestros hijos no puede esperar. Ellos necesitan seguir aprendiendo: en la escuela, desde casa o de ambas formas.

El Departamento de Educación de CT está trabajando con cada distrito, para asegurar la salud y seguridad de estudiantes, maestros y personal de cada escuela.

Un mensaje del Departamento de Educación de Connecticut.

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top